Gue­rra co­mer­cial en­tre EEUU y Chi­na im­pac­ta en ven­tas bo­li­via­nas

Mi­ne­ra­les, hi­dro­car­bu­ros y pro­duc­tos fo­res­ta­les de nues­tro país se­rán los más afec­ta­dos por la po­lí­ti­ca pro­tec­cio­nis­ta de Do­nald Trump que bus­ca re­du­cir el dé­fi­cit co­mer­cial con Chi­na

El Deber - Cuerpo B - - Portada - Juan Car­los Sa­li­nas Cor­tez juan­car­los.sa­li­nas@el­de­ber.com.bo

Con el ob­je­ti­vo de re­du­cir el dé­fi­cit co­mer­cial con Chi­na, la po­lí­ti­ca de co­mer­cio ex­te­rior de EEUU apun­ta a su­bir los aran­ce­les de im­por­ta­ción de cier­tos pro­duc­tos chi­nos. En res­pues­ta, des­de Bei­jing in­for­ma­ron que ac­tua­rán de si­mi­lar ma­ne­ra con los pro­duc­tos es­ta­dou­ni­den­ses que in­gre­sen a su mer­ca­do.

Es­te en­fren­ta­mien­to co­mer­cial, a de­cir de ana­lis­tas na­cio­na­les y re­pre­sen­tan­tes del sec­tor pro­duc­ti­vo, ten­drá un im­pac­to ne­ga­ti­vo en las ven­tas que el país rea­li­za a am­bas po­ten­cias mun­dia­les.

Ma­ría Esther Pe­ña, ge­ren­te téc­ni­co del Ins­ti­tu­to Bo­li­viano de Co­mer­cio Ex­te­rior ( IBCE), sos­tu­vo que las ba­rre­ras aran­ce­la­rias apli­ca­das por EEUU pa­ra pro­te­ger su in­dus­tria lo­cal de Chi­na y, so­bre to­do, pa­ra pro­te­ger el em­pleo es­ta­dou­ni­den­se, se en­fo­ca­ron prin­ci­pal­men­te en una subida de aran­ce­les con­tra la im­por­ta­ción de ace­ro del 25% y alu­mi­nio, del 10%, la mis­ma con el ob­je­ti­vo de en­ca­re­cer las im­por­ta­cio­nes des­de Chi­na en $us 60.000 mi­llo­nes, ade­más de res­trin­gir las in­ver­sio­nes chi­nas.

“An­te es­ta pers­pec­ti­va, Chi­na reac­cio­nó y anun­ció que apli­ca­ría aran­ce­les del 15% a las im­por­ta­cio­nes de las fru­tas, fru­tas secas, nue­ces, vi­nos y al­cohol des­na­tu­ra­li­za­do, y un 25% a los su­mi­nis­tros de car­ne de cer­do y alu­mi­nio re­ci­cla­do des­de EEUU va­lo­ra­dos en $us 3.000 mi­llo­nes”, sos­tu­vo Pe­ña.

Ca­be se­ña­lar que de acuer­do con el IBCE, con da­tos de Tra­de Map, las ven­tas es­ta­dou­ni­den­ses a Chi­na en 2017 fue­ron de $us 130.000 mi­llo­nes, mien­tras que sus com­pras al país asiá­ti­co lle­ga­ron a $ us 526.188 mi­llo­nes, lo que ge­ne­ró un dé­fi­cit en la ba­lan­za co­mer­cial de $ us 395.819 mi­llo­nes.

Pa­ra Jorge Ro­drí­guez, ex­per­to en co­mer­cio in­ter­na­cio­nal, la reac­ción de EEUU es­tá en sin­to­nía con la po­lí­ti­ca na­cio­na­lis­ta y pro­tec­cio­nis­ta que lle­va ade­lan­te el Go­bierno de Do­nald Trump.

“La re­la­ción eco­nó­mi­ca en­tre am­bas po­ten­cias es des­equi­li­bra­da y años tras año el dé­fi­cit co­mer­cial que arras­tra EEUU con res­pec­to a Chi­na se fue in­cre­men­tan­do. Así, de $ us 285.000 en 2007 pa­só a cer­ca de $ us 400.000 mi­llo­nes en 2017, un fuer­te au­men­to que sin du­da es­tá po­nien­do en aprie­tos a la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se”, sos­tu­vo Ro­drí­guez.

En cam­bio, el es­ce­na­rio pa­ra Chi­na es di­fe­ren­te, pues des­de 2010 has­ta la ges­tión pa­sa­da re- gis­tra un su­pe­rá­vit en los in­ter­cam­bios co­mer­cia­les con EEUU.

Así, el año pa­sa­do ex­por­tó a EEUU por un va­lor de $us 310.347 mi­llo­nes, mien­tras que im­por­tó por $us 113.222 mi­llo­nes, lo­gran­do un sal­do fa­vo­ra­ble de $us 197.125 mi­llo­nes.

Pa­ra el eco­no­mis­ta Al­ber­to So­sa, la ten­sión en­tre los prin­ci­pa­les mer­ca­dos del mun­do va a te­ner un im­pac­to en las de­más eco­no­mías del pla­ne­ta, de­bi­do a que Chi­na es el prin­ci­pal ex­por­ta­dor del mun­do y si el mer­ca­do al que más ven­de le sube los pre­cios y los aran­ce­les, va a te­ner que dis­mi­nuir su pro­duc­ción, lo que sig­ni­fi­ca que com­pra­rá me­nos ma­te­rias pri­mas, tan­to en mi­ne­ra­les co­mo en hi­dro­car­bu­ros.

A su vez, Pe­ña sos­tu­vo que el pe­so de Chi­na ( prin­ci­pal ex­por­ta­dor a es­ca­la mun­dial) y EEUU (prin­ci­pal im­por­ta­dor del mun­do) en los flu­jos co­mer­cia­les es evi­den­te, por tan­to el im­pac­to de la apli­ca­ción de me­di­das aran­ce­la­rias gol­pea­rá al mun­do y Bo­li­via no es la ex­cep­ción.

“Si Chi­na ba­ja sus ven­tas de ma­nu­fac­tu­ras, com­pra­rá me­nos ma­te­rias pri­mas e in­su­mos, lo cual sig­ni­fi­ca me­nos ex­por­ta­cio­nes y ma­yor dé­fi­cit co­mer­cial con es­te país”, pre­ci­só Pe­ña.

Im­pac­to en Bo­li­via

Los prin­ci­pa­les pro­duc­tos que se ex­por­ta­ron en 2017 a Chi­na fue­ron mi­ne­ra­les y con­cen­tra­dos co­mo zinc, pla­ta, cobre, plo­mo, pro­duc­tos fo­res­ta­les y de­ri­va­dos de pe­lo fino de lla­ma y al­pa­ca, su­man­do más de $us 400 mi­llo­nes.

Mien­tras que a EEUU, en la ges­tión pa­sa­da, se le ven­dió es­ta­ño, pla­ta, cas­ta­ña, qui­nua y acei­te de pe­tró­leo por un va­lor de 582,3 mi­llo­nes de dó­la­res.

Des­de la Cá­ma­ra Na­cio­nal

de Ex­por­ta­do­res de Bo­li­via (Ca­neb) in­di­ca­ron que cual­quier po­lí­ti­ca pro­tec­cio­nis­ta que im­ple­men­te Chi­na o EEUU afec­ta a las ex­por­ta­cio­nes na­cio­na­les, da­do que las mis­mas en un gran por­cen­ta­je se ba­san en re­cur­sos no re­no­va­bles.

Hu­go Ro­jas, es­pe­cia­lis­ta en te­mas mi­ne­ros y en co­mer­cio ex­te­rior, sos­tu­vo que gra­var con un 25% el ace­ro chino y con un 10% su alu­mi­nio es un fuer­te gol­pe a la pro­duc­ción de alea­cio­nes y a la in­dus­tria au­to­mo­triz.

“El gra­va­men es es­tra­té­gi­co, pues de am­bos pro­duc­tos se pro­du­ce una gran can­ti­dad de ar­tícu­los y eso lo sa­be EEUU. En­ton­ces, ¿qué ha­rá Chi­na? Lo más ló­gi­co es com­prar me­nos ma­te­ria pri­ma: plo­mo, cobre, es­ta­ño, zinc y eso sin du­da que nos afec­ta”, sos­tu­vo Ro­jas y agre­gó que, si EEUU ha­ce lo mis­mo, el pa­no­ra­ma se com­pli­ca to­da­vía más.

Jorge Ávi­la, ge­ren­te de la Cá­ma­ra Fo­res­tal de Bo­li­via (CFB), in­di­có que el prin­ci­pal mer­ca­do pa­ra las ex­por­ta­cio­nes fo­res­ta­les bo­li­via­nas es EEUU, ya que del 100% de las ven­tas al ex­te­rior, ese mer­ca­do se que­da con el 37%; en se­gun­do lu­gar es­tá la Unión Eu­ro­pea, que ab­sor­be un 25%, mien­tras que Chi­na ocu­pa el ter­cer lu­gar con un 20% y el res­to se des­ti­na a los com­pra­do­res de Mé­xi­co, Ar­gen­ti­na y Ja­pón.

“Una me­di­da pa­ra­aran­ce­la­ria se de­be pro­mo­ver pa­ra en­con­trar un equi­li­brio. Por ejem­plo, de Bra­sil in­gre­san mue­bles de ma­de­ra y los aran­ce­les nues­tros son ba­jos, pe­ro si que­re­mos ven­der­le nues­tros mue­bles a Bra­sil, una vez que cru­za­mos la fron­te­ra nues­tros cos­tos suben has­ta un 37%, por las me­di­das pro­tec­cio­nis­tas del mer­ca­do bra­si­le­ño”, in­di­có Ávi­la, que hi­zo no­tar que una gue­rra pa­ra­aran­ce­la­ria de EEUU y Chi­na, a es­ca­la mun­dial, los va a afec­tar tam­bién a ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.