Construcción aflo­ja y pre­cio de ce­men­to cae

Co­mer­cian­tes de in­su­mos y ma­te­ria­les de construcción re­ve­lan freno en ven­tas. Cons­truc­to­res e in­dus­trias ha­blan de ba­ja eje­cu­ción de in­ver­sión pú­bli­ca

El Deber - Cuerpo B - - Portada - FER­NAN­DO RO­JAS MORENO fer­nan­do.ro­jas@eldeber.com.bo

“La de­ses­pe­ra­ción por ven­der y la du­ra ‘pe­lea’ de pre­cios en­tre las ce­men­te­ras que tie­nen pre­sen­cia en el mer­ca­do cru­ce­ño es la cla­ra se­ñal que la construcción es­tá en fran­ca des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca”, se­ña­ló Mar­ga­ri­ta Oro­pe­za, en su tien­da de ven­ta de in­su­mos y ma­te­ria­les de construcción en la zo­na del Al­to San Pe­dro.

El ba­jo re­gis­tro en ven­ta, a de­cir de la mu­jer, es otro in­di­ca­dor que re­fuer­za su teo­ría de inac­ti­vi­dad de desem­pe­ño del sec­tor constructor. Re­fi­rió que aún que­da en su memoria la dispu­ta de per­so­nas por ce­men­to en los mis­mos ca­mio­nes que re­par­tían el pro­duc­to en la zo­na. Eso fue en 2015. “Aho­ra pi­do 400 bol­sas de las mar­cas Cam­ba, Fan­ce­sa y War­nes y me cues­ta has­ta un mes y me­dio co­lo­car­las en el mer­ca­do. Ni con los pre­cios ba­jos sa­le el pro­duc­to ni los al­ba­ñi­les lle­gan co­mo an­tes a la tien­da”, apun­tó la co­mer­cian­te.

En un re­co­rri­do por fe­rre­te­rías, en es­te pun­to y en otras dis­per­sas en el Plan Tres Mil, la Vi­lla Pri­me­ro de Ma­yo y la Pam­pa de la Is­la, se co­rro­bo­ró que el pre­cio de la bol­sa de ce­men­to fluc­túa en­tre Bs 44 y 46 (sin factura) y en­tre Bs 45 y 48 (con factura). Los ven­de­do­res de­ta­llan que la di­fe­ren­cia de pre­cio con­di­cio­na la com­pra del pro­duc­to sin factura. Sin no­ta fis­cal, la bol­sa de 46 ki­los de ce­men­to Cam­ba se ven­de a Bs 44; de la mar­ca War­nes, se co­ti­za a Bs 45; y con el se­llo Fan­ce­sa, cues­ta Bs 46. En mar­zo de 2017, de­pen­dien­do de la mar­ca, los va- lo­res se man­te­nían de Bs 53 a 56.

Los ‘ca­mio­ne­ros’, otro ac­tor im­por­tan­te en la lo­gís­ti­ca de dis­tri­bu­ción de la pro­duc­ción ce­men­te­ra del occidente al orien­te del país, tam­bién ha­blan de un efec­to ne­ga­ti­vo en sus ac­ti­vi­da­des atri­bui­do al flo­jo desem­pe­ño del sec­tor de la construcción, con ma­yor im­pac­to, en San­ta Cruz.

Así, por ejem­plo, Ge­rar­do Uri­be, co­men­tó que cien­tos de ope­ra­do­res del trans­por­te ‘pe­sa­do’ se han con­ver­ti­do en al­ma­ce­nes mó­vi­les de la in­dus­tria ce­men­te­ra de Chu­qui­sa­ca. Ase­gu­ró que la des­car­ga de pro­duc­to, des­de el pun­to de des­pa­cho has­ta el cen­tro de des­tino, de­mo­ra has­ta 20 días. “La ro­ta­ción a des­tiem­po en la lo­gís­ti­ca por la so­bre­ofer­ta de ce­men­to en el mer­ca­do y la mar­gi­nal ven­ta en las dis­tri­bui­do­ras es­tá ‘li­qui­dan­do’ al sec­tor”, ex­pre­só el trans­por­tis­ta.

Otro efec­to, se­gún co­men­tó, atri­bui­do a la des­ace­le­ra­ción del sec­tor constructor, es la pretensión de los ge­ne­ra­do­res de car­ga de re­du­cir el cos­to del fle­te, por bol­sa trans­por­ta­da, de Bs 15 a 13. “Di­cen que ellos (in­dus­tria) tam­bién es­tán cas­ti­ga­dos por la caí­da de la de­man­da de ce­men­to por la des­ace­le­ra­ción en la construcción de obras ci­vi­les”, di­jo.

Mi­ra­da sec­to­rial

Pa­ra el ge­ren­te ge­ne­ral de la Cá­ma­ra De­par­ta­men­tal de la Construcción de San­ta Cruz (Ca­de­co­cruz), Ja­vier Ar­ze, la re­ba­ja del pre­cio del ce­men­to tie­ne que ver con la com­pe­ten­cia y el au­men­to de ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va de las in­dus­trias ce­men­te­ras. No obs­tan­te, de­du­ce que la caí­da de pre­cio es­tá re­la­cio­na­da con abun­dan­te ofer­ta exis­ten­te en el mer­ca­do por la des­ace­le­ra­ción de la economía sec­to­rial. “No hay el ni­vel de construcción que teníamos en­tre 2015 y 2016. No hay obras y en el pri­mer se­mes­tre trans­cu­rri­do to­dos los in­di­ca­do­res del sec­tor es­tán en pi­ca­da. Es­ti­ma­mos ce­rrar la ges­tión con un cre­ci­mien­to mo­de­ra­do”, di­jo.

Ar­ze cree que el flo­jo desem­pe­ño en eje­cu­ción pre­su­pues­ta­ria de in­ver­sión pú­bli­ca acen­tuó la des­ace­le­ra­ción. A su juicio, si el Go­bierno no to­ma me­di­das an­ti­cí­cli­cas, co­mo la planilla de avan­ce de obra co­mo do­cu­men­to mer­can­til, apu­ra el fi­dei­co­mi­so de $us 500 mi­llo­nes pro­pues­to pa­ra ge­ne­rar flu­jo y mo­vi­mien­to en la economía sec­to­rial y alien­ta las alian­zas pú­bli­co-pri­va­das, el pa­no­ra­ma del sec­tor de la construcción tien­de a com­pli­car­se aún más, in­clu­si­ve com­pro­me­ter el cie­rre de em­pre­sas.

Pa­ra la pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra In­mo­bi­lia­ria de San­ta Cruz, Clau­dia Ro­drí­guez, la si­tua­ción eco­nó­mi­ca del país afec­ta de ma­ne­ra di­fe­ren­te a to­dos los sec­to­res, en­tre ellos, la construcción, li­ga­da a las ac­ti­vi­da­des de in­ter­me­dia­ción in­mo­bi­lia­ria. Des­de su pun­to de vis­ta, la ma­yo­ría de las em­pre­sas es­tá abo­ca­da a eje­cu­tar pro­yec­tos de vi­vien­da so­cial cons­tru­yen­do ca­sas de $us 110.000, a me­nor pre­cio, o le­van­tan­do edi­fi­cios con de­par­ta­men­tos de uno o dos dor­mi­to­rios que no so­bre­pa­san los $ us 70.000. Es­to la lle­va a de­du­cir que el sec­tor inmobiliario si­ga cre­cien­do.

En­fo­que in­dus­trial

Des­de Ita­cam­ba, su ge­ren­te ge­ne­ral, Ale­xan­der Ca­pe­la, di­jo que per­ci­ben una des­ace­le­ra­ción en la construcción en San­ta Cruz. Atri­bu­ye la mis­ma a la de­mo­ra en el desa­rro­llo de gran­des pro­yec­tos. “Con­fia­mos en que el pró­xi­mo año se lo­gre es­ta­bi­li­zar

Sec­tor constructor y las in­dus­trias ha­blan de un efec­to ne­ga­ti­vo por la ba­ja eje­cu­ción de in­ver­sión pú­bli­ca

la de­man­da de ce­men­to, en la me­di­da que se nor­ma­li­ce la ac­ti­vi­dad de la construcción”, pun­tua­li­zó.

So­bre el desem­pe­ño co­mer­cial, Ca­pe­la ase­gu­ró que gra­cias a una só­li­da es­tra­te­gia de mar­ke­ting y de ser­vi­cio al clien­te y li­de­raz­go en in­no­va­ción han crecido a do­ble dí­gi­to y du­pli­ca­do la pro­duc­ción y ven­ta de ce­men­to.

En cuan­to al pre­cio vi­gen­te en el mer­ca­do ce­men­te­ro, el eje­cu­ti­vo de Ita­cam­ba de­du­ce que al ha­ber un in­cre­men­to en la ofer­ta, los pre­cios tien­dan a ba­jar. “Los ac­to­res del mer­ca­do ten­drán que bus­car efi­cien­cia pa­ra man­te­ner com­pe­ti­ti­vi­dad y aten­der a sus clien­tes con las me­jo­res con­di­cio­nes”, su­bra­yó.

Des­de la Fá­bri­ca Na­cio­nal de Ce­men­to (Fan­ce­sa) creen que si bien el país no es­tá den­tro de una cri­sis eco­nó­mi­ca, no me­nos cier­to es que hay una des­ace­le­ra­ción de la economía que ge­ne­ra un efec­to ne­ga­ti­vo en el sec­tor.

Fan­ce­sa re­ve­la un desem­pe­ño li­ge­ra­men­te su­pe­rior al mis­mo pe­rio­do de la ges­tión fa­bril pa­sa­da, ex­cep­to ma­yo, que de­bie­ron sor­tear un pa­ro

cívico que afec­tó las ven­tas. En el tema de ajus­te de pre­cio en el mer­ca­do ce­men­te­ro, des­de la ce­men­te­ra chu­qui­sa­que­ña in­di­can que, en­tre otros fac­to­res, la dis­mi­nu­ción de la de­man­da por la des­ace­le­ra­ción de la economía que afec­ta al sec­tor constructor y la ma­yor ofer­ta de los ju­ga­do­res cu­ya es­tra­te­gia com­pe­ti­ti­va se cen­tra en una ‘gue­rra de pre­cios’ mar­can, prin­ci­pal­men­te, la mo­di­fi­ca­ción de los va­lo­res. En la pre­sen­te ges­tión fa­bril, Fan­ce­sa pre­vé pro­du­cir y co­mer­cia­li­zar 1.030.000 to­ne­la­das de ce­men­to.

El ge­ren­te ge­ne­ral de la So­cie­dad Bo­li­via­na de Ce­men­to S.A. (So­bo­ce), Juan Ma­rio Ríos, asu­me que la ac­ti­vi­dad de la construcción es una de las que más re­fle­ja la con­di­ción de la economía y de la in­ver­sión pú­bli­ca y pri­va­da, pe­ro que el di­na­mis­mo en la pri­me­ra par­te de es­te año no fue el es­pe­ra­do. “La es­pe­ran­za es que en lo que res­ta de la ges­tión la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va y la economía re­cu­pe­ren el rit­mo de cre­ci­mien­to”, di­jo.

En el re­cuen­to co­mer­cial, Ríos in­di­có que la eva­lua­ción de ges­tión pro­duc­ti­va y co­mer­cial de la em­pre­sa en lo que va de 2018 es po­si­ti­va. Pri­me­ro, por­que So­bo­ce in­cre­men­tó su ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va de ce­men­to un 80% por la am­plia­ción rea­li­za­da en la Plan­ta de Ce­men­to Via­cha y, se­gun­do, por­que a pe­sar de las con­di­cio­nes del mer­ca­do, la com­pa­ñía al­can­zó sus me­tas de ven­ta de su plan de ne­go­cio.

Des­de Co­bo­ce Ce­men­to dan cuen­ta de que han sen­ti­do una des­ace­le­ra­ción en la economía en ge­ne­ral y en el sec­tor de la construcción, en par­ti­cu­lar, pro­duc­to de la co­yun­tu­ra ac­tual su­ma­do a una ba­ja eje­cu­ción pre­su­pues­ta­ria en las al­cal­días del eje me­tro­po­li­tano que ha afec­ta­do no­ta­ble­men­te la de­man­da de ce­men­to pa­ra obras pú­bli­cas a la par de una ofer­ta de bie­nes in­mue­bles que ha pa­ra­li­za­do el mer­ca­do de la construcción de obras pri­va­das. “El in­cre­men­to de la ofer­ta de bie­nes in­mue­bles a pre­cios más ba­jos y las li­qui­da­cio­nes per­ma­nen­tes en los di­fe­ren­tes ne­go­cios son un in­di­ca­dor con­fia­ble de que he­mos en­tra­do en una fa­se de des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca a es­ca­la ge­ne­ral”, ase­gu­ra Co­bo­ce.

El Ser­vi­cio de Desa­rro­llo de las Em­pre­sas Pú­bli­cas Pro­duc­ti­vas ( Se­dem) cree que la pro­duc­ción de ce­men­to es una in­dus­tria ren­ta­ble y pro­por­cio­nal al desa­rro­llo del país.

HER­NÁN VIR­GO

RO­LAN­DO VI­LLE­GAS

Sec­tor. La si­tua­ción preo­cu­pa a los ac­to­res de la construcción, que ge­ne­ra cer­ca de 500.000 fuen­tes de tra­ba­jo de ma­ne­ra di­rec­ta en el país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.