Ra­zo­nes que ha­cen de Star­bucks un lí­der en RSE y ma­ne­jo de cri­sis

Pre­mi­sa. La mar­ca tie­ne el com­pro­mi­so de ac­tuar de mo­do que se ga­ne la con­fian­za y el res­pe­to de los con­su­mi­do­res

El Deber - Cuerpo B - - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL - MAURICIO VAS­QUEZ mauricio.vas­quez@eldeber.com.bo

Star­bucks siem­pre ha te­ni­do el com­pro­mi­so de ope­rar con res­pon­sa­bi­li­dad y ac­tuar de mo­do que se ga­ne la con­fian­za y el res­pe­to de los clien­tes.

Esa pre­mi­sa la apli­ca a to­do, des­de crear un lu­gar de tra­ba­jo desea­ble has­ta ase­gu­rar­se de que los con­su­mi­do­res ten­gan ac­ce­so a la in­for­ma­ción nu­tri­cio­nal de los pro­duc­tos. Sha­red Pla­net, el pro­gra­ma de Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial Em­pre­sa­rial (RSE) de la em­pre­sa, se cen­tra en las áreas en que la mar­ca tie­ne más in­fluen­cia: abas­te­ci­mien­to éti­co, res­pon­sa­bi­li­dad me­dioam­bien­tal e in­vo­lu­cra­ción con las co­mu­ni­da­des.

Star­bucks es­tá com­pro­me­ti­da con un rol de li­de­raz­go am­bien­tal en to­das las fa­ce­tas del ne­go­cio. Cum­ple con esa mi­sión me­dian­te un com­pro­mi­so con ac­cio­nes co­mo: entender los pro­ble­mas am­bien­ta­les y el in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción con sus so­cios, desa­rro­llar so­lu­cio­nes in­no­va­do­ras y fle­xi­bles pa­ra ge­ne­rar cambios, es­for­zar­se por com­prar, ven­der y usar pro­duc­tos eco­ló­gi­cos.

Ade­más, sus prin­ci­pios éti­cos de abas­te­ci­mien­to de ca­fé tie­nen áreas de en­fo­que co­mo res­pon­sa­bi­li­dad eco­nó­mi­ca ( re­qui­si­tos), en la que los pro­vee­do­res de­ben pre­sen­tar prue­bas de los pa­gos rea­li­za­dos a lo lar­go de la ca­de­na de su­mi­nis­tro pa­ra de­mos­trar cuán­to pa­ga la mar­ca por el ca­fé ver­de ( sin tos­tar) al agri­cul­tor; y li­de­raz­go am­bien­tal ( eva­lua­do por ve­ri­fi­ca­do­res de ter­ce­ros), con me­di­das im­ple­men­ta­das pa­ra ges­tio­nar los desechos, pro­te­ger la ca­li­dad y con­ser­va­ción del agua.

Res­pues­ta in­me­dia­ta

Es­te año, Star­bucks anun­ció que ce­rra­ría más de 8.000 su­cur­sa­les el 29 de ma­yo pa­ra pre­sen­tar una edu­ca­ción de pre­jui­cio ra­cial a sus em­plea­dos co­mo res­pues­ta al in­ci­den­te en una su­cur­sal de Fi­la­del­fia (EEUU), don­de dos hom­bres ne­gros fue­ron arres­ta­dos mien­tras es­pe­ra­ban a que lle­ga­ra un ter­cer hom­bre pa­ra una jun­ta.

El in­ci­den­te pro­vo­có pro­tes­tas y eso fue ra­zón su­fi­cien­te pa­ra que el CEO de Star­bucks, Ke­vin John­son, vo­la­ra a Fi­la­del­fia y se reunie­ra con los dos hom­bres.

Ese fue un pa­so im­por­tan­te y una bue­na lec­ción pa­ra otras com­pa­ñías que desean es­ta­ble­cer una co­ne­xión emo­cio­nal y cons­truir leal­tad.

AME­RI­CA-RE­TAIL.COM

Ac­ti­vi­dad. La mar­ca anima a to­dos los so­cios a com­par­tir su mi­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.