Com­pro­mi­so que in­clu­ye a to­da la ca­de­na de va­lor

La di­vi­sión de desa­rro­llo sos­te­ni­ble de la te­le­fó­ni­ca VI­VA cum­plió 10 años de vi­gen­cia con pro­gra­mas en­fo­ca­dos en dis­tin­tos seg­men­tos en ries­go

El Deber - Cuerpo B - - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL - EL DE­BER el­de­ber@el­de­ber.com.bo

Ac­tual­men­te apli­car pla­nes de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial em­pre­sa­rial exi­ge que los al­tos car­gos eje­cu­ti­vos to­men de­ci­sio­nes con­ven­ci­das del im­pac­to que pue­den ge­ne­rar y que es­to sea una me­di­da de re­la­cio­na­mien­to con el pú­bli­co in­terno y ex­terno de una em­pre­sa. Es­te es el pun­to de vis­ta que Clau­dia Cár­de­na, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Fun­da­ción VI­VA, vie­ne tra­ba­jan­do des­de ha­ce 10 años en una de las fir­mas te­le­fó­ni­cas que ope­ran en el país.

“De na­da sir­ve te­ner fon­dos y nu­me­ro­so equi­po de tra­ba­jo si los lí­de­res no es­tán con­ven­ci­dos de lo que pre­di­can y no lo po­nen en prác­ti­ca”, se­ña­la la eje­cu­ti­va.

Al ser con­sul­ta­da si la em­pre­sa que apli­ca pla­nes de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial sa­le ga­nan­do no du­da y res­pon­de que sí, que una em­pre­sa fi­de­li­za a los clien­tes y pue­de me­jo­rar su repu­tación des­de una es­tra­te­gia en­fo­ca­da en el ser­vi­cio a la co­mu­ni­dad. Ase­gu­ra que en los nue­vos en­fo­ques em­pre­sa­ria­les no bas­ta con pa­gar im­pues­tos y te­ner el me­jor pro­duc­to, ya que las ten­den­cias ex­po­nen que las em­pre­sas de­ben ser res­pon­sa­bles con­si­go mis­mas, con la so­cie­dad y con el pla­ne­ta.

En es­te sen­ti­do la te­le­fó­ni­ca VI­VA man­tie­ne tres lí­neas trans­ver­sa­les pa­ra ge­ne­rar es­te im­pac­to con desa­rro­llo sos­te­ni­ble: te­ner una par­ti­da pre­su­pues­ta­ria ase­gu­ra­da -la em­pre­sa ya des­ti­nó va­rios mi­llo­nes de bo­li­via­nos a sus pro­gra­mas de RSE-, en­fo­car­se en tec­no­lo­gía -lo que sa­ben ha­cer- y cons­truir he­rra­mien­tas que sir­van a la so­cie­dad a tra­vés de alian­zas pú­bli­co-pri­va­das.

Es­te úl­ti­mo pun­to es par­te del mo­de­lo exi­to­so de la em­pre­sa, ya que man­tie­ne acuer­dos con 26 ins­ti­tu­cio­nes, con ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y no gu­ber­na­men­ta­les, con quie­nes llevan ade­lan­te pro­gra­mas en­fo­ca­dos en se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, me­dioam­bien­te, uso res­pon­sa­ble de tec­no­lo­gía y la lu­cha con­tra la vio­len­cia, as­pec­to que ha ve­ni­do re­for­zan­do en los úl­ti­mos años con lí­neas te­le­fó­ni­cas gra­tui­tas pa­ra de­nun­ciar he­chos que en­glo­ben es­te ti­po de agre­sio­nes y de­li­tos. Hay 274 lí­neas ha­bi­li­ta­das has­ta la fe­cha.

Asi­mis­mo, es­ta fi­lo­so­fía es trans­mi­ti­da a los socios co­mer­cia­les de la em­pre­sa y a sus tra­ba­ja­do­res a tra­vés de prác­ti­cas em­pre­sa­ria­les que fo­men­tan la in­clu­sión y el em­po­de­ra­mien­to. Lo mis­mo con el clien­te, uno de los pro­gra­mas más exi­to­sos es el de con­cien­ti­za­ción pa­ra la pre­ser­va­ción de es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción.

FUN­DA­CIÓN VI­VA

Uso. Las fo­tos del ‘Con­cur­so na­cio­nal de fo­to­gra­fía de es­pe­cies bo­li­via­nas en pe­li­gro de ex­tin­ción’ ex­po­ne a los ga­na­do­res en las tar­je­tas te­le­fó­ni­cas pre­pa­ga­das co­mo un men­sa­je pa­ra pre­ser­var a la flo­ra y fau­na del país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.