“El Go­bierno no ha rea­li­za­do ajus­te a la nue­va reali­dad”

El ex­mi­nis­tro de Eco­no­mía con­si­de­ra que el se­gun­do agui­nal­do ado­le­ce de va­rios pro­ble­mas de di­se­ño, pues no to­ma en cuen­ta el cre­ci­mien­to sec­to­rial. Con­si­de­ra que se de­ben pro­te­ger las em­pre­sas

El Deber - Cuerpo B - - PORTADA - JUAN CAR­LOS SA­LI­NAS COR­TEZ juan­car­los.sa­li­nas@el­de­ber.com.bo

Car­los Luis Je­mio, ex­mi­nis­tro de Eco­no­mía, cri­ti­ca que el Eje­cu­ti­vo cree que go­bier­na en una si­tua­ción eco­nó­mi­ca de au­ge

¿Có­mo eva­lúa la ac­tual si­tua­ción de la eco­no­mía na­cio­nal? Des­pués de un pe­rio­do lar­go de cre­ci­mien­to, de­bi­do a con­di­cio­nes ex­ter­nas muy fa­vo­ra­bles de al­tos pre­cios de ex­por­ta­ción, la eco­no­mía bo­li­via­na ex­pe­ri­men­tó una des­ace­le­ra­ción a par­tir de 2014 de­bi­do a la caída de los pre­cios de ex­por­ta­ción de mi­ne­ra­les e hi­dro­car­bu­ros, que re­du­je­ron la dis­po­ni­bi­li­dad de in­gre­sos ex­ter­nos. Es­to ha re­sul­ta­do en la apa­ri­ción de los de­no­mi­na­dos ‘dé­fi­cits ge­me­los’, es de­cir, dé­fi­cits fis­cal y ex­terno, caída de re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les y des­ace­le­ra­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. El Go­bierno no ha rea­li­za­do un ajus­te a las nue­vas con­di­cio­nes im­pues­tas por la co­yun­tu­ra ex­ter­na y ha re­cu­rri­do al en­deu­da­mien­to ex­ter­na y a la pér­di­da de re­ser­vas pa­ra ha­cer fren­te a es­ta si­tua­ción, que es cla­ra­men­te in­sos­te­ni­ble; sin em­bar­go, a par­tir de 2016, y has­ta lo que va de 2018, los pre­cios ex­ter­nos se han re­cu­pe­ra­do par­cial­men­te, lo que ha me­jo­ra­do en al­go la po­si­ción fis­cal y ex­ter­na. En el cor­to pla­zo, el desem­pe­ño eco­nó­mi­co de­pen­de­rá de có­mo evo­lu­cio­nan los pre­cios de ex­por­ta­ción de ma­te­rias pri­mas. En el me­diano y lar­go pla­zo exis­ten res­tric­cio­nes en la ofer­ta de pro­duc­tos de ex­por­ta­ción de­bi­do al ago­ta­mien­to de las re­ser­vas y a la fal­ta de in­ver­sio­nes.

¿Es tan trá­gi­ca la con­fir­ma­ción del pa­go de un se­gun­do agui­nal­do co­mo la plan­tean los em­pre­sa­rios y al­gu­nos ana­lis­tas? ¿Por qué?

El pa­go del se­gun­do agui­nal­do, que su­pues­ta­men­te de­be­ría ser una re­tri­bu­ción a la ma­yor pro­duc­ti­vi­dad de los tra­ba­ja­do­res, ado­le­ce de va­rios pro­ble­mas de di­se­ño. En pri­mer lu­gar, no to­ma en cuen­ta el desem­pe­ño sec­to­rial, ya que es­te be­ne­fi­cio se pa­ga en fun­ción del com­por­ta­mien­to pro­me­dio de la eco­no­mía. Pue­de ha­ber sec­to­res a los que les fue muy bien y es­tén en con­di­cio­nes de pa­gar es­te be­ne­fi­cio, pe­ro tam­bién pue­de ha­ber sec­to­res a los que les ha­ya ido muy mal y por lo tan­to el pa­go del se­gun­do agui­nal­do re­pre­sen­te una car­ga muy pe­sa­da. Por ejem­plo, de acuer­do al PIB tri­mes­tral cal­cu­la­do por el INE, cua­tro sec­to­res pre­sen­ta­ron ta­sas de cre­ci­mien­to ma­yo­res al 4,5% ( agro­pe­cua­rio, cons­truc­ción, co­mer­cio y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, in­mo­bi­lia­rios y a em­pre­sas). Por otra par­te, sec­to­res co­mo mi­ne­ría, in­dus­tria, trans­por­te y otros ser­vi­cios cre­cie­ron a ta­sas por de­ba­jo del 4,5% y, por lo tan­to, ten­dría más di­fi­cul­tad en pa­gar es­te be­ne­fi­cio. Ade­más, el pa­go del se­gun­do agui­nal­do no di­fe­ren­cia si el cre­ci­mien­to de un sec­tor es un cre­ci­mien­to ge­nuino o si es­te so­lo re­pre­sen­ta una re­cu­pe­ra­ción de una caída an­te­rior. El agro, por ejem­plo, mues­tra un cre­ci­mien­to del 7,54% y ha si­do fun­da­men­tal en con­tri­buir a un cre­ci­mien­to su­pe­rior al 4,5% del PIB to­tal; sin em­bar­go, el sec­tor ha­bía caí­do un 2,4% en 2017, de­bi­do a los efec­tos de una pro­lon­ga­da se­quía, por lo que el cre­ci­mien­to de 2018 es en par­te una re­cu­pe­ra­ción de una caída.

¿El re­pun­te del pre­cio in­ter­na­cio­nal del ba­rril de pe­tró­leo qué im­pac­to pue­de te­ner en nues­tra eco­no­mía?

El pre­cio in­ter­na­cio­nal del pe­tró­leo es una va­ria­ble cla­ve que in­ci­de gran­de­men­te en el desem­pe­ño de la eco­no­mía bo­li­via­na, ya que con ba­se en es­te se de­ter­mi­na el pre­cio de ex­por­ta­ción de gas na­tu­ral a Bra­sil y a Ar­gen­ti­na. De­bi­do a la caída en el pre­cio del ba­rril de pe­tró­leo, le sig­ni­fi­ca­ron al país una pér­di­da acu­mu­la­da de in­gre­sos de ex­por­ta­ción de $ us 11.000 mi­llo­nes pa­ra el pe­rio­do 2015- 2017. La par­ti­ci­pa­ción de las ex­por­ta­cio­nes de gas na­tu­ral en el to­tal de las ex­por­ta­cio­nes ca­yó del 50% en 2014 al 35% en 2017. Por otra par­te, los me­no­res pre­cios re­pre­sen­ta­ron pa­ra el SPNF una caída de in­gre­so acu­mu­la­da de más de $us 8.000 mi­llo­nes pa­ra el mis­mo pe­rio­do, por con­cep­to de in­gre­sos por hi­dro­car­bu­ros. Por lo tan­to, una re­cu­pe­ra­ción en el pre­cio del pe­tró­leo es fun­da­men­tal pa­ra me­jo­rar los in­gre­sos fis­ca­les y ex­ter­nos, y por lo tan­to pa­ra re­du­cir los dé­fi­cits y de es­ta for­ma con­te­ner la pér­di­da de re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les y re­ver­tir la des­ace­le­ra­ción de la eco­no­mía.

¿En es­ta co­yun­tu­ra qué sec­to­res pro­duc­ti­vos del país tie­nen la po­si­bi­li­dad de un me­jor desem­pe­ño y cuá­les no?

Los sec­to­res de la eco­no­mía en caída son los ex­trac­ti­vos. Es preo­cu­pan­te que, da­da la im­por­tan­cia que han ad­qui­ri­do es­tos sec­to­res en la eco­no­mía bo­li­via­na, no se han rea­li­za­do las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra man­te­ner el rit­mo de cre­ci­mien­to de los mis­mos. La pro­duc­ción del sec­tor de mi­ne­ría, por ejem­plo, ex­pe­ri­men­tó au­men­tos im­por­tan­tes en 2008 gra­cias a las sig­ni­fi­ca­ti­vas in­ver­sio­nes rea­li­za­das a prin­ci­pios de la dé­ca­da del 2000, en tres pro­yec­tos de mag­ni­tud: San Cris­tó­bal (zinc, plo­mo y pla­ta), San Bar­to­lo­mé (pla­ta) y San Vicente (pla­ta, zinc y co­bre). Sin em­bar­go, en años pos­te­rio­res no se han re­gis­tra­do au­men­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos de pro­duc­ción de­bi­do a que no se han ma­te­ria­li­za­do nue­vas in­ver­sio­nes. Por otro la­do, no exis­tie­ron in­ver­sio­nes en el sec­tor de hi­dro­car­bu­ros que re­di­tua­ran au­men­tos im­por­tan­tes de re­ser­vas pro­ba­das de gas na­tu­ral. Es­to ha re­du­ci­do gran­de­men­te el po­ten­cial

“La me­jo­ra del pre­cio in­ter­na­cio­nal del pe­tró­leo in­ci­de di­rec­ta­men­te en desem­pe­ño de la eco­no­mía bo­li­via­na”

ex­por­ta­dor de Bo­li­via en el fu­tu­ro. Re­cien­te­men­te, el Go­bierno dio a co­no­cer que las re­ser­vas al 31/12/2017 al­can­za­ban a 10,7 TCF, lo que se­ría su­fi­cien­te pa­ra abas­te­cer la de­man­da in­ter­na y ex­ter­na por 14,5 años. Pe­ro otros ana­lis­tas han es­ti­ma­do las re­ser­vas en al­re­de­dor de 4,5 TCF, de­bi­do a la au­sen­cia de nue­vos des­cu­bri­mien­tos de re­ser­vas, lo que re­du­ci­ría gran­de­men­te el pe­rio­do de vi­da útil de las re­ser­vas de gas na­tu­ral.

Su­pon­ga­mos que el MAS de­ja el po­der y hay un nue­vo Go­bierno ¿qué as­pec­tos en la eco­no­mía de­be man­te­ner y cuá­les cam­biar o pro­fun­di­zar? El pró­xi­mo Go­bierno que asu­ma la con­duc­ción del país de­be­rá en­fren­tar un en­torno eco­nó­mi­co me­nos fa­vo­ra­ble al exis­ten­te du­ran­te el pe­rio­do de bo­nan­za. Mu­chas de las po­lí­ti­cas apli­ca­das por el MAS fue­ron di­se­ña­das te­nien­do co­mo re­fe­ren­cia una eco­no­mía en au­ge, con ele­va­da dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos ex­ter­nos, pre­cios al­tos de ma­te­rias pri­mas y ex­pan­sión de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Mu­chas de es­tas po­lí­ti­cas no son ade­cua­das pa­ra una eco­no­mía que mues­tra sig­nos cla­ros de des­ace­le­ra­ción, co­mo una po­lí­ti­ca sa­la­rial muy ge­ne­ro­sa, po­lí­ti­cas fis­ca­les y mo­ne­ta­rias ex­pan­si­vas, po­lí­ti­ca fi­nan­cie­ra con con­tro­les de ta­sas de in­te­rés y cuo­tas de fi­nan­cia­mien­to a sec­to­res. El pró­xi­mo Go­bierno de­be apli­car po­lí­ti­cas ten­dien­tes a pre­ser­var el fun­cio­na­mien­to de las em­pre­sas pa­ra evi­tar pér­di­das de pro­duc­ción y em­pleo.

¿Se de­be to­mar en­se­rio los tra­ba­jos que rea­li­za Ar­gen­ti­na y Bra­sil pa­ra de­jar de de­pen­der del gas bo­li­viano?

El he­cho de que Ar­gen­ti­na y Bra­sil de­jen de de­pen­der del gas bo­li­viano pue­de ser al­ta­men­te ne­ga­ti­vo pa­ra Bo­li­via, ya que el país no cuen­ta con mer­ca­dos de ex­por­ta­ción al­ter­na­ti­vos y el gas na­tu­ral es una de nues­tras fuen­tes de in­gre­sos ex­ter­nos más im­por­tan­tes. Es­to se ve agra­va­do por el he­cho de que el país no ha po­di­do au­men­tar sus re­ser­vas de gas na­tu­ral, lo que se­gu­ra­men­te di­fi­cul­ta­rá la ne­go­cia­ción de la am­plia­ción del con­tra­to de ven­ta de gas a Bra­sil en 2019. Con­si­de­ro que siem­pre ha­brá es­pa­cio pa­ra el gas bo­li­viano, pe­ro pa­ra eso el país de­be mos­tra­se co­mo un pro­vee­dor con­fia­ble del ener­gé­ti­co.

Pro­yec­tos co­mo Mu­tún y Puer­to Busch, ¿qué pe­so es­pe­cí­fi­co ten­drían en nues­tra eco­no­mía? Si son tan im­por­tan­tes ¿por qué no ter­mi­nan de des­pe­gar? Am­bos pro­yec­tos siem­pre han si­do vis­tos co­mo pro­yec­tos es­tra­té­gi­cos fun­da­men­ta­les pa­ra el de­sa­rro­llo na­cio­nal y re­gio­nal. Hu­bo in­ten­tos por desa­rro­llar Mu­tún, con la con­ce­sión pa­ra su ex­plo­ta­ción a la em­pre­sa hin­dú Jin­dal Steel and Po­wer en 2007, pe­ro es­tos no tu­vie­ron el re­sul­ta­do desea­do de­bi­do al ele­va­do sub­si­dio que re­que­ría la em­pre­sa en el abas­te­ci­mien­to de ener­gía, de tal for­ma que el pro­yec­to sea ren­ta­ble. El ca­so de Puer­to Busch,

“El MAS di­se­ño una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca apo­ya­do en un mo­men­to de au­ge, al­go que no es sos­te­ni­ble” “Con­si­de­ro que siem­pre ha­brá es­pa­cio pa­ra el gas bo­li­viano, pe­ro de­be­mos ser un pro­vee­dor creí­ble”

es­te pro­yec­to es de su­ma im­por­tan­cia pa­ra la eco­no­mía del país, ya que su con­cre­ción sig­ni­fi­ca ac­ce­so a mer­ca­dos en con­di­cio­nes más fa­vo­ra­bles pa­ra los pro­duc­to­res. Los cos­tos de trans­por­te por vía ma­rí­ti­ma o la­cus­tre son mu­cho más ba­jos que los cos­tos de trans­por­te por vía te­rres­tre. Por es­te mo­ti­vo, con­si­de­ro que el de­sa­rro­llo de Puer­to Busch es un pro­yec­to fun­da­men­tal pa­ra la eco­no­mía bo­li­via­na y que de­be­ría em­pren­dér­se­lo de for­ma prio­ri­ta­ria.

FO­TOS: APG NOTICIAS

Pers­pec­ti­va. El ana­lis­ta con­si­de­ra que las ac­ti­vi­da­des ex­trac­ti­vas es­tán de caída de­bi­do a que se rea­li­zan las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra su­bir la pro­duc­ción

Im­por­tan­cia. Je­mio con­si­de­ra que Puer­to Busch es cla­ve pa­ra ba­jar cos­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.