Ca­nal de na­ve­ga­ción es­te: Sa­li­da so­be­ra­na de Bo­li­via a la Hi­dro­vía Pa­ra­guay-Pa­ra­ná

El Deber - Cuerpo B - - ANÁLISIS - Car­los Ro­dri­go Za­pa­ta ECONOMISTA

La ma­yor di­fi­cul­tad pa­ra una sa­li­da di­rec­ta y so­be­ra­na de Bo­li­via a la Hi­dro­vía Pa­ra­guay-Pa­ra­ná (HPP) por Puer­to Busch se ha­lla en el área de Otu­quis. No obs­tan­te, apro­ve­chan­do el río Ne­gro (so­bre el lí­mi­te con el Pa­ra­guay) co­mo par­te de un ca­nal de na­ve­ga­ción, no se re­quie­re atra­ve­sar por di­cha área y se pue­de arri­bar di­rec­ta­men­te a la HPP.

Son va­rias y di­ver­sas las ini­cia­ti­vas que se han plan­tea­do pa­ra ac­ce­der a la HPP. El ca­nal Ta­men­go es la vía que más nos ha per­mi­ti­do avan­zar, ya que se tra­ta de un ca­nal de na­ve­ga­ción flu­vial que per­mi­te cos­tos de trans­por­te me­no­res que por cual­quier otra vía. No obs­tan­te, di­cha so­lu­ción no ha per­mi­ti­do re­sol­ver obs­tácu­los, co­mo el lar­go pe­rio­do de es­tia­je, la li­mi­ta­da ca­pa­ci­dad de trans­por­te, ade­más de no cons­ti­tuir una sa­li­da so­be­ra­na.

Tam­bién se plan­tea­ron pro­yec­tos pa­ra sub­sa­nar las li­mi­ta­cio­nes del ca­nal Ta­men­go. En­tre ellos pue­de des­ta­car­se una ca­rre­te­ra, una lí­nea fé­rrea y un ca­nal de na­ve­ga­ción que apun­tan a co­nec­tar di­rec­ta­men­te el área del Mu­tún con Puer­to Busch so­bre la HPP, pe­ro nin­guno lo­gra con­ven­cer ple­na­men­te.

Lo que se re­quie­re es un pro­yec­to pa­ra ca­na­li­zar el co­mer­cio ex­te­rior bo­li­viano por la HPP de mo­do efi­cien­te, sa­tis­fa­cien­do te­mas co­mo: cos­tos ba­jos de cons­truc­ción, ope­ra­ción y man­te­ni­mien­to; al­tos vo­lú­me­nes de trans­por­te y ver­sa­ti­li­dad; ba­jos cos­tos de trans­por­te (en pre­cio y tiem­po); cui­da­do del me­dioam­bien­te y ejer­ci­cio so­be­rano so­bre to­da la ru­ta.

La pro­pues­ta del Ca­nal de Na­ve­ga­ción Es­te apun­ta a sa­tis­fa­cer ple­na­men­te es­tas exi­gen­cias, ya que per­mi­ti­rá la co­ne­xión di­rec­ta en­tre el Mu­tún y la HPP, com­bi­nan­do un tra­mo ar­ti­fi­cial a ex­ca­var­se con un tra­mo na­tu­ral, el río Ne­gro, que de­be dra­gar­se.

La cons­truc­ción y pues­ta en mar­cha de es­te ca­nal im­pul­sa­rá sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el de­sa­rro­llo del país, asig­nan­do a San­ta Cruz un rol ac­ti­vo en la con­so­li­da­ción de la so­be­ra­nía na­cio­nal y en la cons­truc­ción de una vía pro­pia y so­be­ra­na pa­ra nues­tro co­mer­cio ex­te­rior, lo cual tam­bién for­ta­le­ce la in­te­gra­ción na­cio­nal.

En­tre las ca­rac­te­rís­ti­cas del Ca­nal de Na­ve­ga­ción Es­te es­tán que se tra­ta de un ca­nal na­ve­ga­ble de 110 km, ubi­ca­do en el extremo Es­te de Bo­li­via ( trián­gu­lo Foia­ni­ni) en el área li­mí­tro­fe con el Bra­sil y el Pa­ra­guay, en­tre la zo­na de la se­rra­nía del Mu­tún y la HPP en el pun­to don­de desem­bo­ca el río Ne­gro ( a 28 km de Puer­to Busch). Se es­ti­ma que el 55% del tra­yec­to to­tal de­be ser ex­ca­va­do, mien­tras que el res­tan­te 45%, que si­gue el cur­so del río Ne­gro, li­mí­tro­fe con la Re­pú­bli­ca del Pa­ra­guay, de­be ser dra­ga­do. El ca­nal ten­drá 110 me­tros de an­cho y una pro­fun­di­dad mí­ni­ma en épo­ca de es­tia­je de 3,5 me­tros y un má­xi­mo -ajus­ta­do al com­por­ta­mien­to hi­dráu­li­co del río Pa­ra­guay­de 5,5 m., lo que per­mi­ti­rá ga­ran­ti­zar el ca­la­do pre­vis­to pa­ra las em­bar­ca­cio­nes y las pre­vi­si­bles cre­ci­das del ni­vel de agua se­ña­la­das.

- Se ha­bi­li­ta­rá el río Ne­gro me­dian­te dra­ga­do. Se es­ti­ma que los vo­lú­me­nes de dra­ga­do se­rán re­la­ti­va­men­te ba­jos, ya que el an­cho del río su­pera en la ma­yor par­te de su re­co­rri­do los 110 me­tros re­que­ri­dos y la pro­fun­di­dad del río coin­ci­de con la del río Pa­ra­guay que es la mí­ni­ma re­que­ri­da pa­ra to­do el ca­nal.

- Al­gu­nas de las ven­ta­jas de es­te ca­nal son: el re­co­rri­do es 180 km. me­nor que por el Ta­men­go, con­voys de bar­ca­zas con ma­yor ca­pa­ci­dad de trans­por­te, so­lo su­je­ta a la le­gis­la­ción na­cio­nal. La in­ver­sión re­que­ri­da es me­nor que por las vías al­ter­na­ti­vas pro­pues­tas, los cos­tos de trans­por­te no­ta­ble­men­te me­no­res y la po­si­bi­li­dad de mo­ver gran­des vo­lú­me­nes de car­ga (es­ti­ma­do en no me­nos de 10 mi­llo­nes de TM/año), con un im­pac­to am­bien­tal ba­jo, sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te me­nor que por las vías al­ter­na­ti­vas.

Otra ven­ta­ja fun­da­men­tal es evi­tar tras­la­dar mi­llo­nes de TM por otros me­dios de trans­por­te has­ta el ac­tual em­pla­za­mien­to de Puer­to Busch en la HPP, si­tua­ción que en­ca­re­ce­ría no­ta­ble­men­te el cos­to de trans­por­te, ade­más de re­sul­tar am­bien­tal­men­te muy one­ro­sa la cons­truc­ción de una vía de trans­por­te y muy ca­ro su man­te­ni­mien­to.

La pro­pues­ta su­gie­re tam­bién tras­la­dar Puer­to Busch a la ca­be­ce­ra del ca­nal, en la pro­xi­mi­dad de la se­rra­nía del Mu­tún. En torno a di­cho em­pla­za­mien­to de­be­rá es­ta­ble­cer­se una ciu­da­de­la ca­paz de brin­dar to­dos los ser­vi­cios re­que­ri­dos pa­ra el fun­cio­na­mien­to y ope­ra­ción del ca­nal y los ser­vi­cios de trans­por­te.

Con­clu­sio­nes

No hay du­da que Bo­li­via tie­ne gran­des po­ten­cia­les en ma­te­ria de re­cur­sos agrí­co­las, mi­ne­ros, fo­res­ta­les, pe­cua­rios y tu­rís­ti­cos ubi­ca­dos en la re­gión orien­tal del país, los cua­les di­fí­cil­men­te pue­den ser apro­ve­cha­dos por la fal­ta de ade­cua­das vías al­ter­na­ti­vas y com­ple­men­ta­rias de trans­por­te.

En es­te mar­co, el Ca­nal de Na­ve­ga­ción Es­te se cons­ti­tu­ye en una res­pues­ta a múl­ti­ples in­quie­tu­des que des­de los orí­ge­nes de nues­tro país no han po­di­do ser re­suel­tos apro­pia­da­men­te. Con el de­sa­rro­llo del ca­nal, Bo­li­via po­drá cum­plir no so­lo con su más vie­jo an­he­lo de lo­grar un ade­cua­do ac­ce­so a la red flu­vial más im­por­tan­te que co­nec­ta a nues­tro país con las na­cio­nes ve­ci­nas y los mer­ca­dos ex­ter­nos, sino que ade­más po­drá ejer­cer de mo­do más pleno e in­te­gral su rol de tie­rra de con­tac­tos, si­tua­ción que a su vez nos per­mi­ti­rá ju­gar un pa­pel tam­bién más sig­ni­fi­ca­ti­vo en el con­cier­to sud­ame­ri­cano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.