Política eco­nó­mi­ca de te­ra­pia in­ten­si­va

El Deber - Cuerpo B - - ANÁLISIS - Dia­na Ca­rras­co ECO­NO­MIS­TA

Aho­ra que ob­ser­vo que tu­vo que su­ce­der el fa­llo ne­ga­ti­vo de La Ha­ya pa­ra que la política ex­te­rior del país dé un gi­ro y se re­vi­sen al­ter­na­ti­vas de puer­tos pa­ra el co­mer­cio bo­li­viano, re­fle­xiono en que no es un he­cho de hoy…

De pa­la­bras del pre­si­den­te Evo Morales: “Con es­ta ma­la ex­pe­rien­cia en la Cor­te va­mos a ace­le­rar el tren bio­ceá­ni­co, con una sa­li­da al océano Atlán­ti­co por el Puer­to San­tos y al océano Pa­cí­fi­co por Ilo. Va­mos a ace­le­rar tam­bién Puer­to Busch”, ¿ va­mos?, ¿ re­cién?

Cuan­do es bien sa­bi­do que los puer­tos ( por­que no so­lo es Puer­to Busch, re­cien­te­men­te han otor­ga­do la cer­ti­fi­ca­ción co­mo puer­tos in­ter­na­cio­na­les a los puer­tos Jen­ne­fer y Agui­rre) que sa­len al Atlán­ti­co por la Hi­dro­vía Pa­ra­guay- Pa­ra­ná vie­nen ope­ran­do des­de ha­ce años pe­ro con ca­pa­ci­dad mí­ni­ma, ya que no se le dio la im­por­tan­cia en su mo­men­to.

De acuer­do con lo que in­di­ca Oswaldo Ba­rri­ga, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Ex­por­ta­do­res de San­ta Cruz (Ca­dex), la li­ci­ta­ción de Puer­to Busch ya es­ta­ba des­de 2005, pe­ro es­ta se es­tan­có por te­mas bu­ro­crá­ti­cos… sim­ple­men­te no hu­bo vo­lun­tad política.

Nues­tra eco­no­mía ha es­ta­do ba­sa­da siem­pre en la ex­trac­ción de re­cur­sos naturales no re­no­va­bles, as­pec­to que de re­pen­te no ha si­do muy con­si­de­ra­do por nues­tros go­ber­nan­tes.

Es re­cién que se quie­re pen­sar en la in­dus­tria­li­za­ción de es­tos re­cur­sos, pe­ro ¿ y si ya no se con­ta­ra con la ma­te­ria pri­ma? ¿de qué nos ser­vi­rían los mi­llo­nes in­ver­ti­dos en to­da la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra la in­dus­tria­li­za­ción? Me pa­re­ce de aplau­dir el pa­so que se ha da­do en tra­ba­jar en una política de in­dus­tria­li­za­ción, sin em­bar­go es­ta de­bió ir acom­pa­ña­da con in­ver­sio­nes en pros­pec­ción y ex­plo­ra­ción de nue­vos cam­pos.

Sin em­bar­go, co­mo lo men­cio­né an­te­rior­men­te, no es un te­ma de hoy, a tra­vés del tiem­po el ma­ne­jo de la eco­no­mía bo­li­via­na ha te­ni­do un co­mún de­no­mi­na­dor, la reac­ción tardía, es­ta­mos acos­tum­bra­dos a bus­car el re­me­dio cuan­do la si­tua­ción ya se es­tá en te­ra­pia in­ten­si­va… su­ce­dió cuan­do go­ber­nó la de­re­cha, vol­vió a su­ce­der cuan­do go­ber­nó la iz­quier­da, pe­ro no pier­do la es­pe­ran­za de que de to­das es­tas ex­pe­rien­cias, al­gún día se apren­da y es por eso que lla­mo a la re­fle­xión pa­ra que sea to­ma­do en cuen­ta por la pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción gu­ber­na­men­tal.

An­tes de la re­lo­ca­li­za­ción de 1985 na­die co­no­cía la ri­que­za de las tie­rras cru­ce­ñas, fue re­cién que se co­no­ció que en San­ta Cruz ha­bía mu­cha fa­ci­li­dad pa­ra pro­du­cir y si bien a la fe­cha el cre­ci­mien­to de San­ta Cruz co­mo re­gión es ma­yor al cre­ci­mien­to na­cio­nal y ade­más en los úl­ti­mos datos pro­por­cio­na­dos por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca de Bo­li­via (INE), el sec­tor agrí­co­la es el que re­gis­tra ma­yor cre­ci­mien­to, con­si­de­ro que aún no se le ha da­do la im­por­tan­cia que me­re­ce el agro cru­ce­ño pa­ra ase­gu­rar su cre­ci­mien­to sos­te­ni­ble.

De acuer­do con un es­tu­dio rea­li­za­do por la Fun­da­ción Ami­gos de la Na­tu­ra­le­za ( FAN) y el Co­le­gio de In­ge­nie­ros Agró­no­mos de San­ta Cruz ( Ci­na­cruz), el po­ten­cial pro­duc­ti­vo del país co­rre se­rios ries­gos al 2050 si no se apli­can po­lí­ti­cas de pla­ni­fi­ca­ción del desa­rro­llo agrí­co­la.

Y es­to de­fi­ni­ti­va­men­te nos lla­ma a la re­fle­xión, a no que­dar­nos en nues­tra zo­na de con­fort, ¿ que los pre­cios de los hi­dro­car­bu­ros me­jo­ra­ron? sí; ¿ que el sec­tor agrí­co­la tu­vo un buen cre­ci­mien­to com­pa­rán­do­lo con el año an­te­rior? sí… pe­ro ya es mo­men­to de vol­car la mi­ra­da pa­ra bus­car al­ter­na­ti­vas pa­ra el mo­de­lo pro­duc­ti­vo y eso sin du­da se con­si­gue apo­yan­do y fo­men­tan­do la in­ver­sión pri­va­da, ya que es de allí que sur­gi­rán las in­no­va­cio­nes y em­pren­di­mien­tos que a la lar­ga be­ne­fi­cian al país en su con­jun­to.

Me pa­re­cen im­por­tan­tes los apor­tes que ha he­cho el Go­bierno en ma­te­ria de in­ver­sión pú­bli­ca, pe­ro una eco­no­mía no pue­de sos­te­ner­se úni­ca­men­te con es­te ti­po de in­ver­sio­nes, por­que el re­sul­ta­do de ello es pre­ci­sa­men­te el preo­cu­pan­te dé­fi­cit fiscal, es mo­men­to de dar­le la im­por­tan­cia que me­re­ce el in­cen­ti­vo a la in­ver­sión pri­va­da, an­tes que es­ta en­tre a te­ra­pia in­ten­si­va… que ha­cia allá va­mos.

Co­mo di­ce el Co­le­gio de Eco­no­mis­tas, no es­ta­mos mal, pe­ro por ese ca­mino va­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.