Se aca­bó LA EMO­CIÓN

Car­los Romero re­nun­ció a la pre­si­den­cia de Sport Boys y si el mar­tes no re­vier­te su de­ci­sión, el di­rec­to­rio en pleno to­ma­rá el mis­mo ca­mino.

El Deber - Diez - - PORTADA - JUAN CAR­LOS MON­TA­ÑO EGÜEZ JCMOTANO@EL­DE­BER.COM.BO

El éxi­to le du­ró po­co a Sport Boys, el equi­po war­ne­ño que lo­gró su pri­mer tí­tu­lo na­cio­nal en el Aper­tu­ra 2015. Tras ese lo­gro, el club no la ha pa­sa­do bien en cuan­to a re­sul­ta­dos, y los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos tam­bién co­men­za­ron a afec­tar­lo. Pa­ra em­peo­rar la si­tua­ción, su pre­si­den­te, el mi­nis­tro de Go­bierno, Car­los Romero, re­nun­ció ver­bal­men­te a la pre­si­den­cia y los pa­tro­ci­na­do­res no le da­rán apo­yo des­de el pró­xi­mo mes has­ta que el club no mo­di­fi­que los es­ta­tu­tos. A ello su­ma la deu­da de $us 300.000 que tie­ne la ins­ti­tu­ción.

Romero anun­ció el miér­co­les que no se­gui­rá al man­do jus­to an­tes del par­ti­do de lo­cal an­te San Jo­sé, que ter­mi­nó ga­nan­do el To­ro por 1-0. Ese día, Romero le ade­lan­tó que se iba al pri­mer vi­ce­pre­si­den­te del club, Da­ni­lo Mo­ri­llo, y al pri­mer plan­tel a tra­vés de sus ca­pi­ta­nes.

El di­ri­gen­te ar­gu­men­tó que los mo­ti­vos de su ale­ja­mien­to son por fal­ta de apo­yo de la gen­te de War­nes, por el ba­jo ren­di­mien­to de al­gu­nos ju­ga­do­res, por­que los fun­da­do­res del club no se preo­cu­pan de re­unir los re­qui­si­tos pa­ra so­li­ci­tar la li­cen­cia de clu­bes y por­que la Fe­de­ra­ción Bo­li­via­na de Fút­bol (FBF) no des­em­bol­sa los re­cur­sos por las eli­mi­na­to­rias sud­ame­ri­ca­nas.

“Va­mos a re­unir­nos con Car­los Romero el mar­tes pa­ra brin­dar­le to­do nues­tro apo­yo pa­ra que con­ti­núe”, sos­tu­vo Mo­ri­llo. Agre­gó que Romero es­tá en Ho­lan­da, y que por ello no se han reuni­do an­tes pa­ra ana­li­zar la si­tua­ción.

Otro pro­ble­ma en puer­ta Por el mo­men­to, Sport Boys se ma­ne­ja co­mo una em­pre­sa pri­va­da, don­de el due­ño del club, Pe­dro Zu­ri­ta, fir­mó un po­der pa­ra que el pre­si­den­te sea Car­los Romero. Es­ta si­tua­ción ha pro­vo­ca­do que los pa­tro­ci­na­do­res exi­jan que se cam­bien los es­ta­tu­tos y el club sea más abier­to, con elec­cio­nes en las que par­ti­ci­pen las or­ga­ni­za­cio­nes re­pre­sen­ta­ti­vas de War­nes y sus hin-

chas, en­tre otros. Si no se da la mo­di­fi­ca­ción, los spon­sors so­lo apo­ya­ran al club has­ta es­te mes que se aca­ba. “Le he­mos en­via­do los es­ta­tu­tos a Pe­dro Zu­ri­ta y no res­pon­de. Se­gui­mos es­pe­ran­do que lo ha­ga pa­ra no su­frir, pues los pa­tro­ci­na­do­res cu­bren la pla­ni­lla del To­ro, que es­tá en­tre los 100.000 y 120.000 dó­la­res”, ex­pli­có Mo­ri­llo. El di­ri­gen­te agre­gó que en el par­ti­do an­te el san­to, el gas­to del To­ro fue de Bs 16.000, mien­tras que lo re­cau­da­do so­lo lle­gó a Bs 1.100.

Con­sul­ta­do so­bre el cam­bio de los es­ta­tu­tos, Zu­ri­ta ase­gu­ró que ha­ce ra­to que no se reúne con el di­rec­to­rio de Romero y lo que afir­ma Mo­ri­llo es no­ve­dad pa­ra él. “El te­ma del es­ta­tu­to nos es­tá fre­nan­do va­rios pro­yec­tos que te­ne­mos pa­ra el club”, ase­gu­ró el pri­mer vi­ce­pre­si­den­te del To­ro.

Deu­da fuer­te Mo­ri­llo ma­ni­fes­tó que el plan­tel de ju­ga­do­res es­tá al día en sus sa­la­rios, pe­ro que hay una deu­da de $us 300.000 pro­duc­to de mon­tos que se de­ben a ju­ga­do­res y di­ne­ro de an­te­rio­res ges­tio­nes, en­tre otros acree­do­res.

DA­NIEL WAL­KER

Car­los Romero es­tá preo­cu­pa­do por el ac­tual mo­men­to de Sport Boys. Con­si­de­ra que hay ju­ga­do­res que no es­tán rin­dien­do de acuer­do a las ex­pec­ta­ti­vas y ello tie­ne in­fluen­cia en los re­sul­ta­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.