Orien­te no tie­ne solución pa­ra la ‘me­za­de­pen­den­cia’

El equi­po de Vi­lle­gas mues­tra una ca­ra muy dis­tin­ta cuan­do su hom­bre clave no apa­re­ce. Ayer mar­có un gol y erró en el 2-2 ce­les­te

El Deber - Diez - - FÚTBOL - HENRY PAÚL UGAR­TE hpu­gar­te@el­de­ber.com.bo

¿Y si no es él, quién más? Orien­te de­mos­tró, una vez más, que es un equi­po muy dis­tin­to cuan­do Jo­sé Alí Me­za es­tá en­chu­fa­do en el jue­go. El con­jun­to de Eduardo Vi­lle­gas fue más ofen­si­vo en los mo­men­tos que el de­lan­te­ro se car­gó la con­duc­ción y de igual for­ma vul­ne­ra­ble y sin reac­ción ca­da vez que el ve­ne­zo­lano era anu­la­do por la de­fen­sa de la aca­de­mia.

Ano­che ju­gó el pa­pel de hé­roe y vi­llano en cues­tión de mi­nu­tos, mar­can­do a los 86’ el 1-2 par­cial que le da­ba los tres pun­tos a los ver­do­la­gas, pe­ro fa­llan­do al re­cha­zar el cen­tro que aca­bó en el tan­to del ar­gen­tino De Mi­ran­da.

Pe­se a ter­mi­nar co­mo la fi­gu­ra del par­ti­do, era evi­den­te en el ros­tro del lla­ne­ro la bron­ca y la im­po­ten­cia por de­jar es­ca­par el triun­fo a tan po­co del fi­nal y la sen­sa­ción de do­lor era el do­ble al re­fe­rir­se a su error, que fue de­ter­mi­nan­te en el mar­ca­dor.

“Fui­mos muy su­pe­rio­res, pe­ro nos empatan por mi error, que lo asu­mo. La cul­pa es mía, era una pe­lo­ta muy sim­ple, fa­llé y ese ba­lón ter­mi­nó en gol de ellos”, ma­ni­fes­tó Alí Me­za tras el fi­nal.

La au­sen­cia de Da­mián Li­zio, por le­sión; la de Ro­dri­go Ro­drí­guez, por sus­pen­sión; y la no dis­po­ni­bi­li­dad de Al­ci­des Peña pa­ra es­tar des­de el ini­cio ju­ga­ron en con­tra de Me­za, que no tu­vo apoyo ni pu­do aso­ciar­se bien con el uru­gua­yo Ma­xi­mi­li­ano Frei­tas, que vol­vió a ser ti­tu­lar.

Sin solución

Pe­ro más allá de las bue­nas y ma­las ac­tua­cio­nes de Alí Me­za, el pro­ble­ma de fon­do que su­fre el cua­dro re­fi­ne­ro, y que has­ta el mo­men­to no ha so­lu­cio­na­do el en­tre­na­dor Eduardo Vi­lle­gas, es la de no con­tar con un re­em­pla­zan­te del ve­ne­zo­lano que sea ca­paz de car­gar­se el equi­po al hom­bro.

Con cinco tan­tos, Jo­sé Alí es el ar­ti­lle­ro de Orien­te en el Clau­su­ra. De le­jos, el ata­can­te es el ju­ga­dor de más al­to ren­di­mien­to en lo que va del año en el plan­tel ver­do­la­ga. Es­tu­vo pa­ra­do du­ran­te un mes por una le­sión y ne­ce­si­tó po­co tiempo pa­ra ser nue­va­men­te de­ter­mi­nan­te.

El DT co­cha­bam­bino de­be re­sol­ver el pro­ble­ma de la ‘me­za­de­pen­den­cia’ en Orien­te lo más an­tes po­si­ble, ya que arras­tra una ra­cha de tres par­ti­dos sin triun­fos en el tor­neo “No pa­sa na­da con mi fes­te­jo, que ellos (Blooming) lo to­men co­mo quie­ran. Ce­le­bro mis go­les co­mo a mí me da la ga­na y así lo hi­ce en el par­ti­do” JO­SÉ ALÍ ME­ZA DE­LAN­TE­RO DE ORIEN­TE y es­tá ca­da vez más le­jos del pun­te­ro, Bo­lí­var, el cual le lle­va aho­ra ocho pun­tos de ven­ta­ja.

“Pu­di­mos ga­nar el par­ti­do, ellos fes­te­jan el empate co­mo una vic­to­ria y por eso no­so­tros nos va­mos mal. Mos­tra­mos una ac­ti­tud po­si­ti­va, pe­ro no se pu­do. Te­ne­mos que pen­sar en re­cu­pe­rar­nos lo más an­tes po­si­ble”, ma­ni­fes­tó Me­za, que coqueteó con el cie­lo y el in­fierno en una jor­na­da en la que bri­lló sien­do el me­jor de Orien­te en la can­cha.

La desa­zón de Alí Me­za era evi­den­te tras el 2-2 so­bre el fi­nal. Se res­pon­sa­bi­li­zó por el tan­to del ar­gen­tino De Mi­ran­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.