“LA IN­CER­TI­DUM­BRE ES LO QUE MÁS DA­ÑO CAU­SA A LA REPU­TACIÓN”

El Deber - Dinero (Bolivia) - - Dinero Estilo Ejecutivo - ANA MA­RÍA CO­PA VÁSQUEZ ACOPA@EL­DE­BER.COM.BO

y de­tec­té un po­ten­cial de in­ver­sión. Tam­bién en­con­tré un gran ca­pi­tal hu­mano acor­de a nues­tros es­tán­da­res cul­tu­ra­les. mu­cho, cuen­tan con equi­pos in­ter­nos con gran co­no­ci­mien­to de la co­mu­ni­ca­ción, de los asun­tos pú­bli­cos y de las re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les, pe­ro si­guen ne­ce­si­tan­do los ojos de afue­ra que les guíen so­bre có­mo ges­tio­nar su repu­tación. Nues­tro sec­tor an­tes era mal lla­ma­do agen­cia de co­mu­ni­ca­ción, so­lo se de­di­ca­ba al re­la­cio­na­mien­to con los me­dios, a desa­rro­llar planes de co­mu­ni­ca­ción y al ‘story­te­lling’. Hoy he­mos pa­sa­do al ‘story­doing’, que im­pli­ca a las co­mu­ni­da­des den­tro de las cam­pa­ñas pa­ra que el con­su­mi­dor o la au­dien­cia las per­ci­ba co­mo au­tén­ti­cas. An­te una cri­sis repu­tacio­nal o si­tua­ción com­ple­ja la em­pre­sa ne­ce­si­ta ex­per­tos que le ayu­den con un plan de ac­ción in­me­dia­to. Se ne­ce­si­ta una co­mu­ni­ca­ción flui­da. Lo que más da­ño cau­sa a la repu­tación de una compañía es la in­cer­ti­dum­bre. Y eso se con­ta­gia a los em­plea­dos. Los ru­mo­res ha­cen que el ta­len­to bueno se va­ya. Y ahí la co­mu­ni­ca­ción in­ter­na tie­ne que ir muy ali­nea­da con la co­mu­ni­ca­ción ex­ter­na. Lo me­jor es ex­pli­car que es­tá ha­cien­do la em­pre­sa pa­ra su­pe­rar esa cri­sis y con­tar­lo de una ma­ne­ra di­rec­ta y sen­ci­lla. No­so­tros ase­so­ra­mos a go­bier­nos na­cio­na­les y lo­ca­les. Al­go que nos llama la aten­ción es có­mo se es­tá dan­do más im­por­tan­cia a la mar­ca-ciu­dad o mar­ca-país pa­ra atraer in­ver­sio­nes ex­tran­je­ras. Y ahí la co­mu­ni­ca­ción jue­ga un pa­pel fun­da­men­tal pa­ra ge­ne­rar con­fian­za y cre­di­bi­li­dad del país. El cam­bio cul­tu­ral ma­yor que se vie­ne es­tá re­la­cio­na­do con el uso de las re­des so­cia­les cor­po­ra­ti­va­men­te, pa­ra in­ter­ac­tuar con to­dos los gru­pos de in­te­rés. Hoy se las em­plea más pa­ra el mar­ke­ting di­gi­tal, co­mo una he­rra­mien­ta pa­ra in­cre­men­tar la fac­tu­ra­ción o pa­ra pro­mo­cio­nar un pro­duc­to o ser­vi­cio. Por otro la­do, la trans­for­ma­ción di­gi­tal es­tá eli­mi­nan­do to­dos los ca­na­les in­ter­me­dia­rios. El clien­te ya se co­nec­ta di­rec­ta­men­te con el con­su­mi­dor. So­mos cons­cien­tes de que un pe­rio­dis­ta hoy es­tá bom­bar­dea­do con in­for­ma­ción y que­re­mos con­ver­tir­nos en un me­dio de ayu­da con­fia­ble. Me­di­mos mu­cho ese fil­tro. La no­ta de pren­sa se es­tá usan­do me­nos. Hoy se prio­ri­za el con­tac­to di­rec­to y se usa mu­cho el ce­lu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.