La deu­da ex­ter­na au­men­ta un 20%

El sal­do de la deu­da ex­ter­na del TGN pa­só de $us 6.328 en di­ciem­bre de 2016 a $us 7.575 mi­llo­nes al 31 de ma­yo de es­te año. En el mis­mo pe­rio­do del año pa­sa­do cre­ció un 3,1%

El Deber - Dinero (Bolivia) - - Portada - MAU­RI­CIO VASQUEZ mau­ri­cio.vasquez@el­de­ber.com.bo

El sal­do de la deu­da ex­ter­na del Te­so­ro Ge­ne­ral de la Na­ción ( TGN) cre­ció un 20% en cin­co me­ses, pa­san­do de $ us 6.328 con los que ce­rró en di­ciem­bre de 2016, a $ us 7.575 mi­llo­nes has­ta el 31 de ma­yo de es­te año, se­gún un re­por­te del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Fi­nan­zas Pú­bli­cas con da­tos del Sis­te­ma de Ges­tión y Aná­li­sis de Deu­da del Ban­co Cen­tral de Bolivia (BCB).

El por­cen­ta­je es ca­si un 17% ma­yor al 3,1% que cre­ció la deu­da ex­ter­na to­tal de Bolivia en­tre di­ciem­bre de 2015 ($ us 6.341 mi­llo­nes) y ma­yo de 2016 ($us 6.540 mi­llo­nes), se­gún el BCB.

La ci­fra au­men­tó en $us 1.247 mi­llo­nes de­bi­do principalmente a la co­lo­ca­ción en mar­zo de bo­nos so­be­ra­nos amor­ti­za­bles por $us 1.000 mi­llo­nes, a un pla­zo pro­me­dio de 10 años, con un cu­pón de 4,5% anual en mer­ca­dos de ca­pi­tal in­ter­na­cio­nal.

La ma­yor par­te de la deu­da ex­ter­na ($us 4.934 mi­llo­nes) fue con­traí­da con acree­do­res mul­ti­la­te­ra­les, sien­do la CAF la que con­cen­tra un 27,2% del pa­si­vo del país. En cuan­to a paí­ses a los que Bolivia adeu­da más re­cur­sos, Chi­na con $us 521,1 mi­llo­nes es el pri­me­ro.

Por su par­te, los bo­nos so­be­ra­nos re­pre­sen­tan el 26,4% del sal­do de la deu­da ex­ter­na.

Si a la ci­fra re­por­ta­da has­ta ma­yo de 2017 se le su­man los $us 242 mi­llo­nes de los cré­di­tos ad­qui­ri­dos por el país de la CAF- Ban­co de Desa­rro­llo de Amé­ri­ca La­ti­na y el Fon­do Fi- nan­cie­ro pa­ra el Desa­rro­llo de los Paí­ses de la Cuen­ca del Pla­ta ( Fonplata) la se­ma­na pa­sa­da pa­ra fi­nan­ciar pro­yec­tos de desa­rro­llo e in­te­gra­ción caminera, la deu­da ex­ter­na de Bolivia as­cen­de­ría mí­ni­ma­men­te a $ us 7.817 mi­llo­nes.

“La ci­fra del re­por­te re­fle­ja la deu­da ex­ter­na del TGE, que re­pre­sen­ta apro­xi­ma­da­men­te el 90% de la deu­da ex­ter­na to­tal. En ese sen­ti­do, se cal­cu­la que la deu­da ex­ter­na pú­bli­ca to­tal es­ta­ría en al­re­de­dor de $us 8.300 mi­llo­nes”, in­di­có Pa­tri­cia Mi­ran­da, es­pe­cia­lis­ta en deu­da ex­ter­na de la Fun­da­ción Ju­bi­leo.

Pa­ra Jo­sé Luis Pa­ra­da, ex­se­cre­ta­rio de Eco­no­mía y Ha­cien­da de la Go­ber­na­ción de San­ta Cruz, la deu­da en me­ga­pro­yec­tos de­be­ría ser pa­ra sec­to­res es­tra­té­gi­cos con al­ta ren­ta­bi­li­dad y efi­cien­cia con el fin de ge­ne­rar los su­fi­cien­tes re­cur­sos pa­ra que pue­dan pa­gar el ca­pi­tal más in­tere­ses y ex­ce­den­tes.

“En la si­tua­ción de crisis ac­tual de­ben pro­du­cir bie­nes y ser­vi­cios pa­ra cu­brir la de­man­da cre­cien­te de mer­ca­dos in­ter­nos, ex­pan­dir ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va de ma­yo­res ex­por­ta­cio­nes y tam­bién cu­brir o re­du­cir vo­lú­me­nes de im­por­ta­ción”, sos­tu­vo Pa­ra­da.

De es­ta ma­ne­ra se bus­ca­rá una ma­yor re­cau­da­ción in­ter­na, ge­ne­ra­ción de di­vi­sas y re­du­cir el ac­tual dé­fi­cit co­mer­cial y dé­fi­cit del sec­tor pú­bli­co.

“Lo que no sa­be­mos es qué es­tán ha­cien­do con esa deu­da. Van a cu­brir el dé­fi­cit o se la van a tras­pa­sar a sus em­pre­sas de­fi­ci­ta­rias”, ma­ni­fes­tó a su vez el economista Teó­fi­lo Ca­ba­lle­ro.

Di­ne­ro le en­vió una so­li­ci­tud al Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía pa­ra co­no­cer a qué pro­yec­tos se des­ti­na­rán esos re­cur­sos y có­mo se va a pa­gar en el fu­tu­ro la nue­va deu­da. La ins­ti­tu­ción res­pon­dió que se tra­te el te­ma con el BCB.

Sin em­bar­go, en no­viem­bre de 2016 (cuan­do la deu­da ex­ter­na pú­bli­ca al­can­zó el 20% del PIB), el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía pre­ci­só que en los úl­ti­mos 11 años la deu­da pú­bli­ca ex­ter­na ha se­gui­do una tra­yec­to­ria sos­te­ni­ble, gra­cias a la im­ple­men­ta­ción del Mo­de­lo Eco­nó­mi­co

“Con la caí­da de los in­gre­sos de las ma­te­rias pri­mas, es más di­fí­cil pa­gar la deu­da ex­ter­na” Jo­sé Luis Pa­ra­da Ex se­cre­ta­rio dptal. de Eco­no­mía

So­cial Co­mu­ni­ta­rio Pro­duc­ti­vo, que orien­tó el nue­vo fi­nan­cia­mien­to ex­terno ha­cia pro­yec­tos de in­ver­sión e in­fra­es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va, con el pro­pó­si­to de ob­te­ner un re­torno eco­nó­mi­co y so­cial po­si­ti­vo, y es­ti­mu­lar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

Den­tro de los lí­mi­tes

El Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía afir­ma que el sal­do de la deu­da ex­ter­na pú­bli­ca de me­diano y lar­go pla­zo es el ade­cua­do, ya que se en­cuen­tra por de­ba­jo de los lí­mi­tes fi­ja­dos por or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­nes, co­mo el cri­te­rio de la Co­mu­ni­dad An­di­na del 50% en por­cen­ta­je de PIB.

Has­ta no­viem­bre de 2016 la deu­da ex­ter­na re­pre­sen­ta­ba so­lo el 20% del PIB, se­gún un re­por­te del BCB.

Mi­ran­da ex­pre­só que si bien al­gu­nos pa­rá­me­tros ha­blan del 50% co­mo un lí­mi­te; sin em­bar­go, se de­be to­mar en cuen­ta en los aná­li­sis de sos­te­ni­bi­li­dad de la deu­da otros ries­gos, co­mo por ejem­plo los adeu­dos de em­pre­sas es­ta­ta­les.

Se es­ti­ma que la deu­da ex­ter­na al­can­za apro­xi­ma­da­men­te el 22,4% del PIB y la deu­da in­ter­na del sec­tor pú­bli­co no fi­nan­cie­ro con el sec­tor pri­va­do el 7,7%, lo que sig­ni­fi­ca­ría una deu­da pú­bli­ca apro­xi­ma­da del 30,1% del PIB, in­di­có Mi­ran­da.

Pa­ra Li­dia Re­que­na, economista de Po­pu­li, to­do ti­po de deu­da es ma­ne­ja­ble siem­pre que se ha­ga un aná­li­sis de fac­ti­bi­li­dad y es­te de­mues­tre que sí se la pue­de ad­qui­rir, lue­go si se tie­nen las he­rra­mien­tas pa­ra po­der asu­mir­la.

Se­gún Re­que­na, son dos los vér­ti­ces importantes pa­ra ana­li­zar si real­men­te una deu­da es ma­ne­ja­ble. El pri­me­ro es que el vo­lu­men de la Po­bla­ción Eco­nó­mi­ca­men­te Ac­ti­va (PEA) que apor­ta fis­cal­men­te al Go­bierno es re­pre­sen­ta­ti­vo. El se­gun­do es que la in­ver­sión que se es­tá ha­cien­do no so­lo tie­ne que res­pon­der a las ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción, sino tam­bién de­be ser cohe­ren­te con res­pec­to a la po­si­bi­li­dad de que la po­bla­ción de­je de de­pen­der de la deu­da.

“Van a se­guir fir­man­do prés­ta­mos. Lo pue­den ha­cer has­ta en un 40% del PIB. Pue­den en­deu­dar a Bolivia has­ta los $ us 10.000 mi­llo­nes. Aho­ra ya es­tán por el 23%”, se­ña­ló Ca­ba­lle­ro.

Po­si­bles efec­tos

A de­cir de Mi­ran­da, un in­cre­men­to de la deu­da sig­ni­fi­ca un ma­yor com­pro­mi­so de pa­go a fu­tu­ro, por tan­to, el prin­ci­pal ries­go es el pe­so del ser­vi­cio de la deu­da en los pró­xi­mos años, más to­da­vía an­te una re­duc­ción de in­gre­sos fis­ca­les y an­te el contexto ac­tual de ex­por­ta­ción de hi­dro­car­bu­ros y del ni­vel de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les.

Pa­ra Re­que­na po­dría re­pe­tir­se al­go si­mi­lar a lo que ocu­rrió cuan­do ADN asu­mió el po­der: al­to des­em­pleo, al­ta deu­da ex­ter­na y pobreza ex­tre­ma. “El Go­bierno no apo­ya ni fa­ci­li­ta la crea­ción o for­ta­le­ci­mien­to de em­pre­sas fue­ra de los sec­to­res tra­di­cio­na­les y mien­tras más gran­de sea el sec­tor in­for­mal, me­nos re­cur­sos po­drá re­cau­dar”, sos­tu­vo.

La pro­fe­sio­nal agre­gó que se de­be ana­li­zar qué tan sen­si­ble es­tá el ti­po de cam­bio, ya que el Go­bierno ase­gu­ra que to­da­vía pue­de man­te­ner­lo fi­jo, por­que si lle­ga a de­va­luar­se la mo­ne­da, pro­vo­ca­rá una in­cer­ti­dum­bre en el sec­tor pri­va­do que acre­cen­ta­rá el des­em­pleo.

GA­BRIEL VASQUEZ

Fonplata. Pres­tó $us 100 mi­llo­nes pa­ra un pro­gra­ma de puen­tes ve­ci­na­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.