Mar­ca per­so­nal, la nue­va lla­ve del mer­ca­do di­gi­tal

Di­rec­ción. Nue­vos ca­na­les de mercados re­sal­tan la ne­ce­si­dad de tra­ba­jar fortalezas in­di­vi­dua­les pa­ra so­bre­sa­lir en la red

El Deber - Dinero (Bolivia) - - Dinero | Marketing - ÁL­VA­RO RO­SA­LES MEL­GAR al­va­ro.ro­sa­les@el­de­ber.com.bo

Dis­tin­tas fi­gu­ras pú­bli­cas, con in­de­pen­den­cia del sec­tor, co­no­cen la im­por­tan­cia de ma­ne­jar su ima­gen co­mo si fue­ran mar­cas, lle­gan­do a mos­trar­se en los nue­vos ca­na­les de in­for­ma­ción co­mo un pro­duc­to o ser­vi­cio. Es­ta ma­ne­ra de trans­mi­tir se co­no­ce co­mo ‘per­so­nal brand’ o mar­ca per­so­nal, una es­tra­te­gia la­ten­te en el ám­bi­to di­gi­tal.

Pa­ra ello, ex­per­tos coin­ci­den en tra­ba­jar es­ta es­tra­te­gia por me­dio del cam­po de las ex­pe­rien­cias y co­no­ci­mien­tos, con un es­ti­lo que re­sal­te las ha­bi­li­da­des in­di­vi­dua­les y pro­fe­sio­na­les y que dé li­ber­tad pa­ra ex­po­ner­la en los ca­na­les tec­no­ló­gi­cos.

Lin­ke­dIn es cons­cien­te del avan­ce de es­ta prác­ti­ca, por eso creó una pla­ta­for­ma, si­mi­lar a un blog, don­de los usua­rios pue­den pu­bli­car so­bre la ma­te­ria que do­mi­nan. Mis­mo ca­mino es el que si­gue Goo­gle, que pre­ten­de es­tre­nar un pro­duc­to si­mi­lar.

Bo­li­via, pre­sen­te

Ex­per­tos lo­ca­les del per­so­nal brand con­ver­gen en que tra­ba­jar en una mar­ca per­so­nal per­mi­te di­fe­ren­ciar­se de otros com­pe­ti- do­res y ser la hue­lla que que­da en la men­te de los de­más. “Es­te fe­nó­meno es otra se­ñal que con­cre­ta el cam­bio por el que atra­vie­san los em­pren­de­do­res y quien no se pon­ga en ac­ción po­dría ver­se cas­ti­ga­do por la reali­dad di­gi­tal”, se­ña­la Edmundo Zog­bi, es­pe­cia­lis­ta en mar­ke­ting y co­mu­ni­ca­ción.

Asi­mis­mo, Zog­bi sub­ra­ya que el per­so­nal brand per­mi­te un buen po­si­cio­na­mien­to, don­de las oportunidades se mul­ti­pli­can y eso, a su vez, me­jo­ra aún más la repu­tación on­li­ne en asun­tos la­bo­ra­les.

Por su par­te, Ma­riano Ca­bre­ra, ex­per­to en so­cial me­dia, re­sal­ta las ven­ta­jas de una mar­ca per­so­nal, ya que pue­de tra­ba­jar­se des­de cual­quier ám­bi­to la­bo­ral, per­mi­te, en un prin­ci­pio, “glo­ba­li­zar­se y ac­tua­li­zar­se a un ba­jo cos­to, al igual que sa­car pro­ve­cho de ca­na­les tra­di­cio­na­les pa­ra ob­te­ner be­ne­fi­cios y nue­vos con­tac­tos”.

Si bien el con­tex­to bo­li­viano es­tá des­per­tan­do en el asun­to, los co­no­ce­do­res ex­pli­can que cual­quier mo­men­to es ade­cua­do pa­ra in­cur­sio­nar en el per­so­nal brand; so­lo hay que sa­ber sa­car partido a la pro­fe­sión.

IN­TER­NET

Grant Car­do­ne. El mag­na­te in­mo­bi­lia­rio es muy po­pu­lar en las re­des

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.