Ur­ge un plan pa­ra mi­ti­gar ‘gol­pes’ de cli­ma y mer­ca­dos

Ban­co Mun­dial ob­ser­va ame­na­zas am­bien­ta­les, con­flic­tos y vio­len­cia pue­den re­ver­tir desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial

El Deber - Dinero (Bolivia) - - PORTADA - ANA MA­RÍA CO­PA VÁS­QUEZ aco­pa@el­de­ber.com.bo

Bo­li­via en­fren­ta ame­na­zas la­ten­tes re­la­cio­na­das con el cli­ma y los pre­cios in­ter­na­cio­na­les

Bo­li­via, al igual que otros paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca tie­nen en fren­te ame­na­zas la­ten­tes, en par­ti­cu­lar re­la­cio­na­das con el cli­ma y la vio­len­cia, que re­quie­ren medidas pre­ven­ti­vas prio­ri­ta­rias pa­ra evi­tar ma­yo­res da­ños eco­nó­mi­cos.

Esa es la aler­ta que ha­ce el Ban­co Mun­dial en su informe ¿Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co Ines­ta­ble? Cho­ques agre­ga­dos en Amé­ri­ca La­ti­na y el Caribe. De acuer­do con ese es­tu­dio, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Amé­ri­ca La­ti­na y el Caribe del 3,2% en pro­me­dio, en­tre 2000 y 2014, se en­fren­ta a una se- rie de ries­gos que ha­cen pe­li­grar su avan­ce y el re­torno de su po­bla­ción a la po­bre­za.

El eco­no­mis­ta Ja­vier E. Báez, au­tor del informe, en­fa­ti­za que los paí­ses de­ben tra­ba­jar en un fren­te coor­di­na­do pa­ra desa­rro­llar re­si­lien­cia, an­tes de que los cho­ques ocu­rran. So­bre Bo­li­via ob­ser­va que tie­ne al­ta de­pen­den­cia del sec­tor de mi­ne­ría e hi­dro­car­bu­ros. En con­se­cuen­cia, con­si­de­ra que es­tá con­di­cio­na­da al com­por­ta­mien­to de mer­ca­dos ex­ter­nos (pre­cios de pe­tró­leo, gas, mi­ne­ra­les, etc).

Ade­más in­di­ca que otra ame­na­za es el cli­ma (al seguir de­pen­dien­do del sec­tor agrí­co­la es vul­ne­ra­ble a los cam­bios cli­má­ti­cos). “Los agri­cul­to­res de­pen­den de las llu­vias pa­ra que sus cul­ti­vos crez­can. Bo­li­via ya ex­pe­ri­men­tó una fuer­te se­quía lo cual se tra­du­jo en me­nor pro­duc­ti­vi­dad y ba­jos in­gre­sos”, re­cor­dó.

Co­mo desafíos, el in­ves­ti­ga­dor del Ban­co Mun­dial con­si­de­ra que Bo­li­via de­be di­ver­si­fi­car y ex­plo­tar sus for­ta­le­zas en otros sec­to­res pro­duc­ti­vos pa­ra au­men­tar su re­sis­ten­cia an­te esos cho­ques ex­ter­nos la­ten­tes. “Es im­por­tan­te man­te­ner la aten­ción a in­di­ca­do­res ma­cro­eco­nó­mi­cos, ni­vel de en­deu­da­mien­to y sen­tar ba­ses de di­ver­si­fi­ca­ción de la eco­no­mía bo­li­via­na”, en­fa­ti­zó Báez.

Medidas prio­ri­ta­rias

El eco­no­mis­ta del Cen­tro de Es­tu­dios Pú­bli­cos Po­pu­li, Wil­boor Brun, ase­gu­ra que es im­por­tan­te tra­ba­jar en la iden­ti­fi­ca­ción y cuan­ti­fi­ca­ción de ries­gos. En su opi­nión, el tra­ba­jo se­rio y téc­ni­co de po­lí­ti­cas pú­bli­cas en in­fraes­truc­tu­ra de co­mu­ni­ca­cio­nes y pla­nes de edu­ca­ción puede ayu­dar a mi­ti­gar­los. Tam­bién con­si­de­ra que hay que to­mar en cuen­ta sis­te­mas de pre­cios, per­fec­cio­nar el mer­ca­do de se­gu­ros, el fi­nan­cie­ro, etc.

El ge­ren­te de la Cá­ma­ra Agro­pe­cua­ria del Orien­te, Edil­ber­to Osi­na­ga, se­ña­la que ur­gen los pla­nes de con­tin­gen­cia fren­te a llu­vias o se­quía, tec­ni­fi­car la pro­duc­ción y me­jo­rar la lo­gís­ti­ca y medidas de aler­ta tem­pra­na. Des­ta­có avan­ces en paí­ses co­mo Bra­sil y Ar­gen­ti­na que desa­rro­llan va­rie­da­des re­sis­ten­tes a se­quía, pla­gas y otros ma­les. “Es­te año hu­bo protestas del trans­por­te pe­sa­do por la es­ca­sa car­ga de­bi­do a que la se­quía ba­jó el ren­di­mien­to de al­gu­nos cul­ti­vos”, in­di­có.

EL DE­BER

Sec­tor. La se­quía, inun­da­cio­nes y pla­gas son te­mas de preo­cu­pa­ción del agro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.