Apor­tes y desafíos de la eco­no­mía cru­ce­ña

El Deber - Dinero (Bolivia) - - CLAVES - RÓGER ALE­JAN­DRO BANEGAS ECO­NO­MIS­TA

Tres de­par­ta­men­tos ge­ne­ran más del 70% del in­gre­so por or­den je­rár­qui­co en Bo­li­via: San­ta Cruz, La Paz y Co­cha­bam­ba. En tal sen­ti­do, la eco­no­mía cru­ce­ña es el pri­mer de­par­ta­men­to que con­tri­bu­ye a la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca del país, apor­tan­do cer­ca de un ter­cio al PIB na­cio­nal; por tan­to, se en­cuen­tra más sin­cro­ni­za­da al ci­clo eco­nó­mi­co de Bo­li­via en com­pa­ra­ción con el res­to de los de­par­ta­men­tos.

La se­gun­da ma­yor eco­no­mía en el país co­rres­pon­de a La Paz, con un apor­te del 25% de la pro­duc­ción o in­gre­so y lue­go Co­cha­bam­ba con cer­ca al 15% res­pec­ti­va­men­te.

De for­ma his­tó­ri­ca, Ta­ri­ja se cons­ti­tu­ye en el de­par­ta­men­to con ma­yor va­ria­bi­li­dad o ries­go en épo­cas de re­ce­sio­nes eco­nó­mi­cas; de he­cho, pre­sen­ta ta­sas ne­ga­ti­vas de con­trac­ción eco­nó­mi­ca pa­ra el pe­rio­do 2015-2017, en­tre el -3 y -6% res­pec­ti­va­men­te, ex­pli­ca­do por el desem­pe­ño ne­ga­ti­vo de los hi­dro­car­bu­ros.

De for­ma se­gui­da, la eco­no­mía cru­ce­ña es el se­gun­do de­par­ta­men­to con el ma­yor ries­go del país du­ran­te pe­rio­dos de re­ce­sio­nes eco­nó­mi­cas in­ter­nas y cho­ques ex­ter­nos; la se­ve­ri­dad es ma­yor en la re­gión que a es­ca­la na­cio­nal y en com­pa­ra­ción con otros de­par­ta­men­tos.

Así, por ejem­plo, al apre­ciar las úl­ti­mas des­ace­le­ra­cio­nes eco­nó­mi­cas, en 1999 el cre­ci­mien­to del PIB real na­cio­nal fue cer­cano al 0% mien­tras que pa­ra San­ta Cruz exis­tió una con­trac­ción eco­nó­mi­ca de al­re­de­dor del -4%; en tan­to, con la cri­sis fi­nan­cie­ra in­ter­na­cio­nal del 2009, la eco­no­mía bo­li­via­na ob­tu­vo un mo­des­to cre­ci­mien­to del 3,4%, mien­tras que la eco­no­mía cru­ce­ña cre­ció al 2,8%.

¿Por qué es­te fe­nó­meno? Ma­yor aper­tu­ra eco­nó­mi­ca sig­ni­fi­ca más cre­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, pe­ro a la vez ma­yor vul­ne­ra­bi­li­dad fren­te a la pre­sen­cia de per­tur­ba­cio­nes ne­ga­ti­vas ex­ter­nas.

Un desafío a co­rre­gir en la eco­no­mía cru­ce­ña es que no exis­ten cam­bios es­truc­tu­ra­les en la par­ti­ci­pa­ción de sus sec­to­res, cer­ca del 50% de su pro­duc­to de­pen­de de dos sec­to­res (in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra y sec­tor agro­pe­cua­rio); por lo cual exis­te una len­ta tran­si­ción ha­cia las fa­ses de desa­rro­llo, mis­mas que de­be­rían pre­sen­tar­se en las si­guien­tes eta­pas: 1) re­duc­ción de la par­ti­ci­pa­ción del sec­tor agro­pe­cua­rio (fa­se ini­cial), 2) in­cre­men­to del sec­tor in­dus­trial o ma­nu­fac­tu­re­ro (fa­se in­ter­me­dia), 3) con­so­li­da­ción ha­cia el sec­tor ter­cia­rio y fi­nan­cie­ro (fa­se fi­nal).

La me­ta fi­nal rum­bo al me­diano pla­zo (2025) de­be en­mar­car­se ha­cia la eco­no­mía di­gi­tal, de los ser­vi­cios y es­ta­ble­ci­mien­tos fi­nan­cie­ros, en com­po­nen­te con la in­no­va­ción y el desa­rro­llo ba­sa­do en el as­pec­to vir­tual y en el mun­do de la to­ma de de­ci­sio­nes ba­sa­do en mi­llo­nes de da­tos (la era del Big Da­ta).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.