¿Ama­zon y Goo­gle de­ben pa­gar por nues­tros da­tos?

Se es­ti­ma que los da­tos que re­co­lec­ta Fa­ce­book va­len $us 240 por ca­da adul­to de EEUU

El Deber - Dinero (Bolivia) - - ANÁLISIS -

Es­te mes, la po­de­ro­sa Re­ser­va Fe­de­ral de Cle­ve­land ha enviado un flu­jo cons­tan­te de tuits so­bre una de sus he­rra­mien­tas edu­ca­ti­vas, un jue­go gra­tui­to en lí­nea lla­ma­do Es­ca­pe from the Bar­ter Is­lands.

( Es­ca­pe de las is­las de true­que).

Es­tá di­se­ña­do pa­ra en­se­ñar­les a los ni­ños (y a los adul­tos) có­mo fun­cio­na la eco­no­mía, uti­li­zan­do is­las fic­ti­cias con na­ran­jas, ba­na­nas, uvas, cocos, etc.

El men­sa­je im­plí­ci­to es que las so­cie­da­des pri­mi­ti­vas se ven obli­ga­das a usar el true­que, ya que aún no han des­cu­bier­to los pla­ce­res del efec­ti­vo, de las no­tas, de las tar­je­tas de cré­di­to y otras for­mas de pa­go; sin em­bar­go, una vez que es­tas eco­no­mías ‘cre­cen’, re­cu­rren al di­ne­ro (y a los ban­cos cen­tra­les), vol­vién­do­se más efi­cien­tes.

El true­que si­gue sien­do par­te de nues­tra mo­der­na eco­no­mía ci­ber­né­ti­ca. Tan­to es así, de he­cho, que no se pue­de es­pe­rar te­ner una con­ver­sa­ción in­te­li­gen­te so­bre có­mo re­for­mar a los ti­ta­nes tec­no­ló­gi­cos, o ‘Big Tech’, a me­nos que se em­pie­ce por re­co­no­cer su exis­ten­cia. Pa­ra re­ca­pi­tu­lar: mu­chas de las transac­cio­nes que se lle­van a ca­bo en lí­nea in­vo­lu­cran di­ne­ro. Por ejem­plo, si se des­car­ga mú­si­ca de iTu­nes o se pa­ga la fac­tu­ra de te­lé­fono, ha­brá di­ne­ro in­vo­lu­cra­do. Pe­ro si se in­ter­cam­bian men­sa­jes con ami­gos, se na­ve­ga por el In­ter­net, se uti­li­za un ser­vi­cio de ma­pas o se exa­mi­na un si­tio de com­pras, no exis­te un “pa­go” mo­ne­ta­rio.

Los con­su­mi­do­res pu­die­ran, y de­bie­ran, ob­te­ner una ver­da­de­ra po­si­bi­li­dad de ele­gir con quién ha­cen true­ques. Es­to sig­ni­fi­ca que los re­gu­la­do­res de­ben to­mar me­di­das pa­ra ga­ran­ti­zar que las gran­des com­pa­ñías no sean mo­no­po­lios. Los re­gu­la­do­res eu­ro­peos ya es­tán pro­fun­da­men­te cons­cien­tes de es­to: en ju­lio, Goo­gle re­ci­bió una mul­ta de 4.300 mi­llo­nes de eu­ros por im­po­ner con­di­cio­nes an­ti­com­pe­ti­ti­vas a las em­pre­sas que usa­ban el sis­te­ma ope­ra­ti­vo mó­vil An­droid. La se­ma­na pa­sa­da, la Co­mi­sión Eu­ro­pea (CE) anun­ció que es­ta­ba in­ves­ti­gan­do a Ama­zon en re­la­ción con la ma­ne­ra en que usa los da­tos de sus co­mer­cian­tes. Has­ta aho­ra, los re­gu­la­do­res es­ta­dou­ni­den­ses se han mos­tra­do más rea­cios a in­ter­ve­nir.

Si se qui­sie­ra ser real­men­te ra­di­cal, pu­die­ra ser po­si­ble idear un sis­te­ma en el que los con­su­mi­do­res pu­die­ran “po­seer” sus da­tos y ven­der­los por un pre­cio. De he­cho, al­gu­nos em­pre­sa­rios en Si­li­con Va­lley es­tán tra­tan­do de idear in­no­va­cio­nes que lo­gra­rían eso exac­ta­men­te, crean­do una nue­va for­ma de de­re­chos de pro­pie­dad di­gi­tal. Si es­to ocu­rrie­ra, le brin­da­ría más trans­pa­ren­cia al va­lor de la eco­no­mía di­gi­tal. Wib­son, un mer­ca­do des­cen­tra­li­za­do de da­tos, es­ti­ma que los da­tos que Fa­ce­book re­co­lec­ta ca­da año va­len, en pro­me­dio, $us 240 por ca­da adul­to es­ta­dou­ni­den­se; otros han he­cho es­ti­ma­cio­nes más al­tas y más ba­jas.

La lo­gís­ti­ca téc­ni­ca in­vo­lu­cra­da en la crea­ción de de­re­chos de pro­pie­dad di­gi­tal si­gue sien­do ex­tre­ma­da­men­te com­ple­ja. Y si las com­pa­ñías tec­no­ló­gi­cas em­pe­za­ran a pa­gar en efec­ti­vo por los da­tos, inevi­ta­ble­men­te da­rían un pa­so más: tam­bién co­brar­nos por los ser­vi­cios “gra­tui­tos”. ¿A los con­su­mi­do­res les gus­ta­ría más es­to? ¿O real­men­te pre­fie­ren el ac­tual co­mer­cio de true­que? Na­die lo sa­be con cer­te­za. Pe­ro me arries­ga­ría a apos­tar que es­te nue­vo ci­ber­true­que per­ma­ne­ce­rá vi­gen­te du­ran­te mu­cho tiem­po. Tal vez la Re­ser­va Fe­de­ral de Cle­ve­land de­bie­ra ac­tua­li­zar su he­rra­mien­ta edu­ca­ti­va y usar da­tos en lu­gar de cocos.

La Co­mi­sión Eu­ro­pea anun­ció que es­ta­ba in­ves­ti­gan­do a Ama­zon en re­la­ción con la ma­ne­ra en que usa los da­tos de sus co­mer­cian­tes

GI­LLIAN TETT PE­RIO­DIS­TA BRI­TÁ­NI­CA DE FI­NAN­CIAL TI­MES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.