MER­CA­DO DE EX­POR­TA­CIÓN

Re­ve­la que Watt’s Ca­sal ha cre­ci­do un 14% es­te año por la ma­du­rez en el mer­ca­do de cho­co­la­tes. Atri­bu­ye que el in­gre­so de go­lo­si­nas de Bra­sil y los cos­tos la­bo­ra­les por el do­ble agui­nal­do opa­can el ne­go­cio

El Deber - Dinero (Bolivia) - - PORTADA - FER­NAN­DO RO­JAS MO­RENO fer­nan­do.ro­jas@el­de­ber.com.bo

La Fá­bri­ca de Mer­me­la­das y Ca­ra­me­los Watt’s Ca­sal ha­ce fo­co en Ar­gen­ti­na pa­ra ex­pan­dir ope­ra­cio­nes de co­mer­cio ex­te­rior. Lle­va 12 años de pre­sen­cia en Pe­rú y 10 en Pa­ra­guay, sin in­te­rrup­ción. Ha­blan que la in­dus­tria cre­ció un 14% es­te año.

Li­de­ra el co­mer­cio ex­te­rior en Fá­bri­ca de Mer­me­la­das y Ca­ra­me­los Watt’s Ca­sal SRL. Ha­bla de re­pun­te cor­po­ra­ti­vo alen­ta­do por las ope­ra­cio­nes al­can­za­das en el mer­ca­do de cho­co­la­tes e in­di­ca que ape­lan a pro­mo­cio­nes pa­ra fi­de­li­zar al con­su­mi­dor y así ca­pear la cri­sis y re­sis­tir la ava­lan­cha de go­lo­si­nas que in­gre­san, prin­ci­pal­men­te, de Bra­sil a Bo­li­via por el ti­po de cam­bio.

— ¿ Cuál es el desem­pe­ño de la de­man­da de go­lo­si­nas en el mer­ca­do na­cio­nal?

Co­mo in­dus­tria de ca­ra­me­los Watt’s Ca­sal he­mos cre­ci­do un 14% es­te año. Es­te re­pun­te vie­ne, prin­ci­pal­men­te, por la ma­du­rez al­can­za­da en el mer­ca­do de cho­co­la­tes con la pues­ta en mar­cha de la plan­ta de cho­co­la­tes y ba­rras de ce­rea­les inau­gu­ra­da en 2016. Sin em­bar­go, el cre­ci­mien­to no es uni­for­me. En la lí­nea ca­ra­me­los du­ros o blan­dos evo­lu­cio­na­mos ape­nas un 2% y en go­mas de mas­car dis­mi­nui­mos un 3%. Hay en una orien­ta­ción de con­su­mir me- nos chi­cle en el mer­ca­do. Co­mo ca­te­go­ría com­ple­ta, la lí­nea go­ma de mas­car es­tá de­cre­cien­do por la fuer­te com­pe­ten­cia de pro­duc­tos chi­nos, con sub­va­lua­cio­nes tre­men­das en sus im­por­ta­cio­nes.

—¿El con­su­mi­dor na­cio­nal tie­ne pre­fe­ren­cia por las go­lo­si­nas pro­du­ci­das en el país o por las que in­gre­san del ex­te­rior?

Hay dos ti­pos de con­su­mi­do­res. Uno que pre­fie­re el pro­duc­to ex­tran­je­ro, ya sea por un ni­vel de es­ta­tus, y es­tá el otro ra­cio­nal e in­te­li­gen­te que bus­ca la me­jor re­la­ción ca­li­dad-pre­cio. No­so­tros en Watt’s Ca­sal nos abo­ca­mos a es­te úl­ti­mo con­su­mi­dor ha­cien­do pro­duc­tos de ma­yor ca­li­dad, al me­nor pre­cio po­si­ble, pa­ra lle­gar a más con­su­mi­do­res y te­ner ma­yor par­ti­ci­pa­ción del mer­ca­do.

—¿Cuál es la par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do de Ca­ra­me­los Watt’s Ca­sal? ¿Su prin­ci­pal com­pe­ti­dor es na­cio­nal o ex­tran­je­ro?

Si qui­ta­mos ga­lle­tas y snacks, Watt’s Ca­sal os­ten­ta un 12% del mer­ca­do na­cio­nal. El prin­ci­pal com­pe­ti­dor es fo­rá­neo. Hay un ju­ga­dor gran­de de Ar­gen­ti­na y mu­chos im­por­ta­do­res na­cio­na­les pe­que­ños.

—¿Cuál es la prin­ci­pal pla­za co­mer­cial pa­ra Ca­ra­me­los Watt´s Ca­sal en el mer­ca­do na­cio­nal?

In­du­da­ble­men­te, en nues­tro por­ta­fo­lio de ne­go­cios, el de­par­ta­men­to de San­ta Cruz re­pre­sen­ta un 60% de nues­tras ven­tas. El 40% se dis­tri­bu­ye en el res­to del país.

—¿Qué paí­ses del ex­te­rior in­clu­yen en su por­ta­fo­lio de clien­tes?

Te­ne­mos 12 años de pre­sen­cia en Pe­rú y 10 en Pa­ra­guay, sin in­te­rrup­ción. Es­tu­vi­mos cin­co años en Ve­ne­zue­la e igual tiem­po en Ecua­dor. En el pri­me­ro ce­rra­mos la ope­ra­ción por una cri­sis del dó­lar, mien­tras que en Ecua­dor de­ja­mos de ser com­pe­ti­ti­vos por el au­men­to de los cos­tos la­bo­ra­les acá (Bo­li­via). Te­nía­mos que su­bir los pre­cios y un con­te­ne­dor de San­ta Cruz a Gua­ya­quil sa­le $us 3.500 y de Li­ma a Gua­ya­quil, $ us 400. Te­nía que ven­der mi pro­duc­to $us 3.100 más ba­ra­to, to­do el con­te­ne­dor, pa­ra lle­gar igual que el pe­ruano. Eso se po­día ha­cer cuan­do la mano de obra de Bo­li­via es­ta­ba más ba­ra­ta que la de Pe­rú, pe­ro aho­ra el suel­do mí­ni­mo en el país es más al­to que el de Pe­rú. En­ton­ces, no ten­go có­mo des­con­tar el cos­to de lo­gís­ti­ca pa­ra lle­gar a Ecua­dor y com­pe­tir de igual a igual. Eso me sa­có del mer­ca­do ecua­to­riano ha­ce dos años. La po­lí­ti­ca de au­men­to sa­la­rial y los cos­tos la­bo­ra­les en Bo­li­via no nos per­mi­tie­ron ser com­pe­ti­ti­vos en ese mer­ca­do, tu­vi­mos que sa­lir.

— Apar­te de es­tos paí­ses ¿tie­nen pro­yec­tos de ex­pan­sión a otros?

Es­ta­mos ter­mi­nan­do la ho­mo­lo­ga­ción sa­ni­ta­ria con Ar­gen­ti­na, nos lle­vó ocho me­ses, y as­pi­ra­mos a ex­por­tar, des­de 2019, a es­te país. Bue­nos Ai­res se­rá el pun­to de des­tino de nues­tra ofer­ta, es- pe­cí­fi­ca­men­te, ba­rras de ce­real X-6. En Ar­gen­ti­na, la go­lo­si­na se ven­de ca­ra. Es más ba­ra­to pa­ra ellos ex­por­tar por el in­cen­ti­vo de sa­car su pro­duc­ción fue­ra de su país. Pa­ra ellos, tam­bién es buen ne­go­cio im­por­tar, so­lo que se de­be sor­tear una se­rie de tra­bas, me­di­das pa­ra­aran­ce­la­rias que im­po­ne el Go­bierno ar­gen­tino pa­ra re­tra­sar o im­pe­dir el in­gre­so de pro­duc­tos ex­tran­je­ros.

—In­dus­tria­les ha­blan de ava­lan­cha de pro­duc­tos de paí­ses ve­ci­nos por el ti­po cam­bia­rio ¿Sien­ten us­te­des un im­pac­to?

Cla­ro. Y muy fuer­te. El pro­duc­to bra­si­le­ño en el área de ca­ra­me­le­ría du­ra y chu­pe­tes ha ba­ja­do en­tre un 30 y un 40% su pre­cio en dó­la­res. Esa ava­lan­cha de pro­duc­tos nos han es­tan­ca­do en los úl­ti­mos tres me­ses, es de­cir, que las ven­tas se han des­plo­ma­do tres ve­ces con­ti­nuas es­te año en es­te seg­men­to. La ava­lan­cha de go­lo­si­nas vie­ne de Bra­sil, no de Ar­gen­ti­na. Es­ta­mos ha­cien­do pro­mo­cio­nes, fidelizando al clien­te con in­cen­ti­vos pa­ra ca­pear la cri­sis, ya que sa­be­mos que es­to es cí­cli­co, que te­ne­mos que aguan­tar seis me­ses o un año pa­ra sa­lir de pie. Co­mo qui­sié­ra­mos que el Go­bierno apli­que me­di­das pa­ra­aran­ce­la­rias, co­mo nos ha­cen a no­so­tros fue­ra del país. No ve­mos re­ci­pro­ci­dad.

—¿Qué ti­po de pro­yec­tos pre­ten­den desa­rro­llar a cor­to, me­diano y lar­go pla­zo?

Nues­tras in­ver­sio­nes, a me­diano y a lar­go pla­zo, es­ta­rán en­fo­ca­das en la lí­nea de cho­co­la­tes. Es lo que de­man­da Bo­li­via y don­de hay ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas fren­te a pro­duc­tos im­por­ta­dos. Las in­ver­sio­nes es­tán abo­ca­das a au­men­tar la di­ver­si­dad y can­ti­dad de pro­duc­tos en la lí­nea de cho­co­la­te, no ca­ra­me­lo, no chi­cles. Tra­ba­ja­mos 50 años en ca­ra­me­los y chi­cles, no lo va­mos a de­jar de ha­cer, pe­ro el po­co di­ne­ro que ga­na­mos se di­ri­gi­rá a lo más ren­ta­ble, que es pro­du­cir y ven­der cho­co­la­tes.

—¿Có­mo ve la de­ci­sión asu­mi­da del pa­go de do­ble agui­nal­do?

Sa­bía­mos que se iba a dar por­que es­ta­mos al fi­lo de un año elec­to­ral. Lo que nos preo­cu­pa es que es­te ti­po de po­lí­ti­cas po­pu­lis­tas in­cre­men­ten los cos­tos la­bo­ra­les. Sa­lí de Ecua­dor por es­te mo­ti­vo y en Pe­rú es­ta­mos al bor­de de la com­pe­ti­ti­vi­dad, que si au­men­ta un cen­ta­vo más de­jo de ex­por­tar.

Lo que nos preo­cu­pa es que es­te ti­po de po­lí­ti­cas po­pu­lis­tas (do­ble agui­nal­do) in­cre­men­tan los cos­tos la­bo­ra­les.

JOR­GE UECHI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.