Re­le­ga dis­cor­des y lu­ce más IN­TER­CO­NEC­TA­DA

Ha­ce so­lo tres años era im­pen­sa­ble, pe­ro el Go­bierno y la Al­cal­día de La Paz lo­gra­ron su­pe­rar sus di­fe­ren­cias pa­ra cons­truir un sis­te­ma in­te­gra­do de trans­por­te. Los si­guien­tes ob­je­ti­vos son el pa­go úni­co e in­cluir a los cho­fe­res pri­va­dos

El Deber - Especial - - PORTADA - Mar­ce­lo Te­des­qui V. mar­ce­lo.te­des­qui@el­de­ber.com.bo

Pro­ce­so. Las au­to­ri­da­des de­ja­ron de la­do las di­fe­ren­cias po­lí­ti­cas y se en­fo­ca­ron en cons­truir un sis­te­ma de trans­por­te in­te­gra­do que ya co­mien­za a ver­se.

Fu­tu­ro. La ciu­dad del Illi­ma­ni abre pa­so a la mo­der­ni­dad y sus jó­ve­nes son los más be­ne­fi­cia­dos. Se­ño­ri­ta La Paz 2017, Ma­ría Eu­ge­nia Ca­ba, lo mues­tra en es­ta por­ta­da.

No fue un ca­mino sen­ci­llo, pe­ro al me­nos las au­to­ri­da­des de los go­bier­nos cen­tral y mu­ni­ci­pal, en La Paz, han lo­gra­do po­ner a un la­do sus di­fe­ren­cias po­lí­ti­cas y téc­ni­cas, que en de­ter­mi­na­do mo­men­to lle­ga­ron in­clu­so a los tri­bu­na­les, a fin de lle­var a La Paz rum­bo a un sis­te­ma in­te­gra­do de trans­por­te que im­pli­ca in­ter­co­ne­xión y desa­rro­llo, y lo prin­ci­pal: be­ne­fi­cio pa­ra los ciu­da­da­nos. La asig­na­tu­ra pen­dien­te es que se una a es­te ob­je­ti­vo el trans­por­te pú­bli­co, que se man­tie­ne al mar­gen. Unir el te­le­fé­ri­co con la red del bus PumaKatari fue, en de­ter­mi­na­do mo­men­to, una ta­rea que pa­re­cía im­po­si­ble. En 2015, la Al­cal­día y la em­pre­sa Mi Te­le­fé­ri­co sos­tu­vie­ron un aca­lo­ra­do de­ba­te por la ru­ta que ha­bía di­se­ña­do la em­pre­sa es­ta­tal de trans­por­te por ca­ble pa­ra el te­le­fé­ri­co blan­co, que atra­ve­sa­ba por la ave­ni­da Busch. La co­mu­na apos­ta­ba pa­ra que el sis­te­ma de­bía lle­gar con prio­ri­dad a las la­de­ras y no atra­ve­sar por una ar­te­ria tron­cal en Mi­ra­flo­res. El al­cal­de Luis Re­vi­lla re­cor­dó que es­ta dis­cu­sión in­clu­so lle­gó “a un juz­ga­do, en ba­se a las ob­ser­va­cio­nes que te­nía­mos. Pe­ro des­pués de las de­ci­sio­nes ju­di­cia­les que sa­lie­ron des­fa­vo­ra­bles pa­ra el go­bierno mu­ni­ci­pal, de­ci­di­mos que lo me­jor era ser res­pon­sa­bles con la ciu­dad”, di­jo el al­cal­de. El ge­ren­te eje­cu­ti­vo de Mi Te­le­fé­ri­co, César Dock­wei­ler, co­men­tó que la pri­me­ra ob­ser­va­ción que for­mó par­te del de­ba­te de 2015 fue que los bu­ses PumaKatari es­tán sub­ven­cio­na­dos. “El te­le­fé­ri­co es ab­so­lu­ta­men­te sus­ten­ta­ble, por eso de­be­mos man­te­ner nues­tras ta­ri­fas pa­ra cu­brir con to­dos los cos­tos de ope­ra­ción, man­te­ni­mien­to y cos­tos ope­ra­ti­vos. Es­te es un ele­men­to que di­fie­re del mo­de­lo del go­bierno mu­ni­ci­pal, que sí man­tie­ne una sub­ven­ción”. An­te eso, el al­cal­de Re­vi­lla ad­vir­tió que los sis­te­mas de trans­por­te de to­das las ca­pi­ta­les de la re­gión tam­bién lo son. El bur­go­maes­tre re­cor­dó que la sen­ten­cia de­fi­nió que el te­le­fé­ri­co blan­co iba a pa­sar por don­de el Go­bierno ha­bía de­fi­ni­do y no por don­de la Al­cal­día pro­pu­so, “así que nos di­mos a la ta­rea de ha­cer que las co­sas fun­cio­nen y que los mil mi­llo­nes de dó­la­res in­ver­ti­dos, mon­to que es cua­tro ve­ces el pre­su­pues­to de la ciu­dad, pue­dan ser úti­les pa­ra brin­dar un ser­vi­cio ade­cua­do al con­jun­to de los pa­ce­ños y pa­ce­ñas in­ter­co­nec­tán­do­se con los bu­ses y el sis­te­ma tra­di­cio­nal de trans­por­te. Es­ta­mos tra­ba­jan­do en ese te­ma”, com­ple­men­tó el al­cal­de. En la mis­ma lí­nea, el mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas, Mil­ton Cla­ros, ad­mi­tió que cuan­do un pro­yec­to sur­ge “tie­ne in­con­ve­nien­tes al prin­ci­pio, y eso ocu­rrió con la Al­cal­día, pe­ro aho­ra creo que es­tá per­fec­ta­men­te su­pe­ra­do y ar­ti­cu­la­do. Se hi­cie­ron tra­ba­jos, por ejem­plo, en la es­ta­ción del par­que Trian­gu­lar; es­ta­mos coor­di­nan­do los dis­tri­bui­do­res que el al­cal­de anun­ció pa­ra la zo­na. Hay una bue­na di­ná­mi­ca y un buen tra­ba­jo que desa­rro­lla­mos, por­que to­do es­to es en be­ne­fi­cio del pue­blo pa­ce­ño, no pa­ra la ges­tión de Go­bierno ni del mu­ni­ci­pio, re­pre­sen­ta un be­ne­fi­cio pa­ra la ciu­da­da­nía”. Dock­wei­ler ma­ni­fes­tó que el sis­te­ma de trans­por­te por ca­ble na­ció con la idea de con­ver­tir­se en un sis­te­ma in­te­gra­do, por­que “ni el te­le­fé­ri­co, ni bu­ses ni tre­nes por sí so­los lo lo­gra­rían. He­mos avan­za­do mu­cho con los go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les de La Paz y El Al­to, ocu­rre con el Huay­na Bus y el Pu­ma Ka­ta­ri”. La coor­di­na­ción has­ta aho­ra lle­gó a di­se­ños de via­li­dad, a fin de que los bu­ses ten­gan los ra­dios de gi­ro y es­pa­cios es­pe­cí­fi­cos de pa­ra­da en las es­ta­cio­nes del te­le­fé­ri­co, lo que con­so­li­da la in­ter­co­nec­ti­vi­dad. El bus pa­ce­ño tie­ne sie­te ru­tas: a Ir­pa­vi II, Chas­qui­pam­pa, en la zo­na sur; In­ca Llo­je­ta, Vi­lla Sa­lo­mé, Ca­ja Fe­rro­via­ria, Ka­la­jahui­ra y la nue­va, ha­cia la ave­ni­da Pe­ri­fé­ri­ca, la que tie­ne el re­co­rri­do más lar­go. El te­le­fé­ri­co ha com­ple­ta­do las lí­neas ver­de, que va a la zo­na sur; dos que lle­gan has­ta El Al­to: la ro­ja y la ama­ri­lla; la ce­les­te, que es la pri­me­ra que va al cen­tro de la ciu­dad; la blan­ca y la na­ran­ja, que con­du­cen al usua­rio des­de la ave­ni­da de El Poe­ta has­ta la pla­za Vi­lla­rroel, al nor­te de la ciu­dad. En la ur­be al­te­ña es­tá con­clui­da la azul, que va des­de la es­ta­ción de la av. 16 de Ju­lio has­ta Río Se­co. Aún es­tán en cons­truc­ción la mo­ra­da, que irá des­de la ave­ni­da 6 de Mar­zo, en El Al­to, has­ta el Obe­lis­co, en el cen­tro pa­ce­ño, y la ca­fé, que va des­de la ave­ni­da Busch has­ta el cru­ce de vi­llas. Mien­tras que en el sur, la do­ra­da lle­ga­rá a Achu­ma­ni y a Co­ta Co­ta. De he­cho, la ru­ta de bu­ses que va a la Ca­ja Fe­rro­via­ria co­mo a la zo­na Pe­ri­fé­ri­ca tie­ne un pues­to de pa­ra­da en la es­ta­ción cen­tral del te­le­fé­ri­co, pa­ra co­nec­tar con las lí­neas na­ran­ja y ro­ja. La ru­ta que lle­ga a Ir­pa­vi tie­ne pa­ra­das en la lí­nea ver­de,

De­ci­sión El Go­bierno, Mi Te­le­fé­ri­co y la Al­cal­día ad­mi­ten que tu­vie­ron que ce­der

De­ba­te Ha­ce tres años, las pug­nas en­tre par­tes lle­ga­ron a los juz­ga­dos

en la es­ta­ción del mis­mo nom­bre co­mo en la de la cur­va de Holguín y Al­to Obra­jes. La lí­nea ce­les­te, que tie­ne una es­ta­ción en la ca­lle Bueno y se inau­gu­ró el sá­ba­do, se in­ter­co­nec­ta con la que va a Ir­pa­vi, Pe­ri­fé­ri­ca y Chas­qui­pam­pa. Dock­wei­ler des­ta­có que el tra­ba­jo con los go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les tu­vo “una com­ple­men­ta­ción muy in­tere­san­te en los úl­ti­mos me­ses, lo que mues­tra la for­ma en que se de­bió lle­var ade­lan­te el tra­ba­jo des­de siem­pre. In­te­grar­nos en ob­je­ti­vos y tra­ba­jar de for­ma com­ple­men­ta­ria en equi­pos”.

Co­bro in­te­gra­do

Las ne­go­cia­cio­nes y los de­ba­tes pa­ra me­jo­rar es­te sis­te­ma con­ti­núan. Por ejem­plo, en­tre los te­mas que es­tán en la me­sa se en­cuen­tra el co­bro in­te­gra­do. En la con­ver­sa­ción con es­te me­dio, el al­cal­de Re­vi­lla lo men­cio­nó. “Es­pe­re­mos que en es­te ca­mino, en un fu­tu­ro no muy le­jano, po­da­mos in­te­grar in­clu­so el pa­sa­je, lo cual sig­ni­fi­ca que una per­so­na pue­da su­bir­se al bus y que con ese mis­mo pa­go con­ti­núe en el te­le­fé­ri­co. Es­ta­mos ahí, en gran­des de­ba­tes téc­ni­cos so­bre el te­ma, y oja­lá que ha­cia ade­lan­te eso se ha­ga reali­dad”, re­ve­ló Re­vi­lla. Mi Te­le­fé­ri­co, se­gún su ge­ren­te, pro­pu­so a las al­cal­días de La Paz y El Al­to es­te sis­te­ma de bi­lle­ta­je, que pue­de ser uni­ver­sal. “Po­dría ser muy sen­ci­llo y dar co­mo­di­dad a to­dos los usua­rios con una so­la for­ma de pa­go”. Sin em­bar­go, su­gi­rió que la sub­ven­ción es un es­co­llo.

Pie­dra en el za­pa­to

El jue­ves, cuan­do la Al­cal­día anun­ció la nue­va ru­ta del PumaKatari a la av. Pe­ri­fé­ri­ca, los cho­fe­res del trans­por­te li­bre no tar­da­ron en de­cla­rar es­ta­do de emer­gen­cia y anun­ciar un even­tual pa­ro con blo­queos. Ese es un com­por­ta­mien­to re­cu­rren­te. El mi­nis­tro Cla­ros ad­vir­tió que “lo úni­co que nos fal­ta es in­te­grar el sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co. Es­ta­mos en ese de­ba­te, in­vi­ta­mos al sec­tor a que se su­me pa­ra que se com­ple­te es­ta mul­ti­mo­da­li­dad”. Dock­wei­ler coin­ci­dió y se­ña­ló que ese de­sa­fío per­sis­te. “Es­ta­mos tra­ba­jan­do con los trans­por­tis­tas pri­va­dos. El ob­je­ti­vo es unir­los a las so­lu­cio­nes que pen­sa­mos pa­ra La Paz y El Al­to, por el mo­men­to no hay re­sul­ta­dos, pe­ro es­pe­re­mos que pron­to po­da­mos ha­cer una pro­pues­ta con­jun­ta a la po­bla­ción”. El al­cal­de Re­vi­lla ad­vir­tió que “ni el bus ni el te­le­fé­ri­co pue­den lle­gar a to­das par­tes por la to­po­gra­fía, los trans­por­tis­tas que tie­nen mi­ni­bu­ses en­tran en ese ni­cho, pe­ro de­ben pres­tar un ser­vi­cio con ma­yo­res es­tán­da­res de ca­li­dad. Ese es un pro­ble­ma pen­dien­te”.

DA­NIEL MI­RAN­DA/APG NO­TI­CIAS

El ser­vi­cio de trans­por­te por ca­ble for­ma par­te de la co­ti­dia­ni­dad de quie­nes vi­ven en es­ta ciu­dad

En la es­ta­ción cen­tral con­flu­yen el PumaKatari y el te­le­fé­ri­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.