PA­RA TO­MAR EN CUEN­TA

El Deber - Especial - - Mi Mascota -

• Se de­be va­cu­nar a to­das las mas­co­tas des­de el pri­mer mes de na­ci­das. La ma­yo­ría de los pe­rros tie­nen una car­ga pa­ra­si­ta­ria al­ta y desnutrición, pe­ro de igual for­ma hay que va­cu­nar­los.

• La va­cu­na Ra­bi­sin tie­ne una bue­na res­pues­ta in­mu­no­ló­gi­ca des­de los sie­te días, se­gún el pros­pec­to, pe­ro el Se­des se­ña­la que a los 21 días los ani­ma­les al­can­zan los ni­ve­les óp­ti­mos de an­ti­cuer­pos con­tra la ra­bia.

• La va­cu­na sir­ve pa­ra los ma­mí­fe­ros de san­gre ca­lien­te, que su­dan, ma­man y tie­nen pe­lo. No cau­sa efec­to en los lo­ros, por­que es­tos no trans­mi­ten la ra­bia. Pa­ra los mo­nos po­dría ser­vir, pe­ro hay va­cu­nas es­pe­cí­fi­cas pa­ra es­tos ani­ma­les.

• Las pe­rras y ga­tas pre­ña­das pue­den ser va­cu­na­das, pues no se ha de­mos­tra­do nin­gu­na reac­ción ad­ver­sa. So­lo de­ben ser ma­ni­pu­la­das ade­cua­da­men­te pa­ra no pre­ci­pi­tar­les el par­to. • Los pe­rros re­cién va­cu­na­dos de­ben per­ma­ne­cer den­tro de la ca­sa al me­nos por sie­te días por­que aún no han desa­rro­lla­do los an­ti­cuer­pos ne­ce­sa­rios pa­ra lu­char con­tra el vi­rus de la ra­bia.

• No hay que ba­ñar a las mas­co­tas des­pués de la va­cu­na has­ta des­pués de cua­tro días, pues el bio­ló­gi­co pue­de cau­sar fie­bre y, al ba­ñar­las, les hu­me­de­ce el cuer­po, se de­pri­men, no co­men y pue­den mo­rir.

• Si un pe­rro in­mu­ni­za­do se pe­lea con otro que ten­ga sos­pe­cha de ra­bia, no con­trae­rá el mal, se­gún el mé­di­co ve­te­ri­na­rio Fer­nan­do Seas. Pe­ro al animal de con­tac­to (en­fer­mo) se le apli­ca la eu­ta­na­sia, con­for­me a la ley na­cio­nal de pro­fi­la­xis de 2012.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.