SA TA

ELIA­NA PA­CO AL­ZA VUE­LO CAM­BIÓ LOS PA­PE­LES Y LA OFI­CI­NA POR EL DI­SE­ÑO Y LAS MÁ­QUI­NAS DE COS­TU­RA

El Deber - Extra (Bolivia) - - Personaje -

Elia­na Pa­co Pa­re­des (34) cre­ció en­tre po­lle­ras. To­das las mu­je­res ma­yo­res de su fa­mi­lia lu­cen con or­gu­llo la ves­ti­men­ta de la tí­pi­ca cho­la pa­ce­ña. Su ma­má, Ce­ci­lia Pa­re­des, nun­ca qui­so que las usa­ra por­que has­ta ha­ce po­co las mu­je­res que se ves­tían así eran ob­je­to de bur­las y de dis­cri­mi­na­ción, aun­que ella se sien­te muy có­mo­da con es­te ti­po de atuen­do.

Su gus­to por las po­lle­ras la lle­vó, ha­ce 11 años, a de­jar su tra­ba­jo co­mo se­cre­ta­ria eje­cu­ti­va en la So­cie­dad de Abo­ga­dos, y a de­di­car­se por com­ple­to al di­se­ño y con­fec­ción de ro­pa ele­gan­te pa­ra la tí­pi­ca mu­jer pa­ce­ña.

“Mi ma­má es cho­la, al igual que mis abue­las, tías, sue­gra y cu­ña­das. To­das ellas vis­ten de po­lle­ra y yo tam­bién me sien­to muy có­mo­da con es­ta ves­ti­men­ta. Me en­can­ta. Ya es­tá de­ci­di­do, en unos me­ses más ter­mi­na­ré sien­do cho­la. Siem­pre qui­se usar po­lle­ras, pe­ro mi ma­dre no me lo per­mi­tía por­que la gen­te nos tra­ta­ba mal. Aho­ra es­to ha cam­bia­do y hay un po­co más de res­pe­to y menos dis- cri­mi­na­ción, aun­que no ha des­apa­re­ci­do del to­do”, afir­ma.

Su pa­sión por la cos­tu­ra y el di­se­ño del ves­tua­rio de las cholas lo he­re­dó de su ma­dre que con su tra­ba­jo de con­fec­cio­nis­ta ayu­dó a su es­po­so, Ale­jan­dro Pa­co, con la crianza de sus seis hi­jos: Mar­le­ni ( 38), Elia­na ( 34) Es­me­ral­da (+), Juan (26), Ma­ria­na (25) y Ál­va­ro (22).

De to­dos, Elia­na fue la úni­ca que se de­di­có a es­te ru­bro. Des­de ni­ña ayu­da­ba a su ma­dre por­que le lla­ma­ba la aten­ción la cos­tu­ra, pe­ro su ma­dre siem­pre la im­pul­sa­ba a es­tu­diar una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria pa­ra bus­car un me­jor fu­tu­ro.

Pa­ra­le­la­men­te y mien­tras cur­sa­ba el ba­chi­lle­ra­to y se­guía con la cos­tu­ra, se for­mó co­mo se­cre­ta­ria eje­cu­ti­va. Lue­go de gra­duar­se in­gre­só a la uni­ver­si­dad a De­re­cho, pe­ro co­mo su pa­sión por el di­se­ño era más fuer­te, lue­go de tres años de­ci­dió con­ge­lar sus ma­te­rias y abo­car­se por com­ple­to a lo que siem­pre le gus­tó y con el que se ha he­cho co­no­cer no so­lo en Bo­li­via, sino tam­bién en Pe­rú, Chi­le, Ar­gen­ti­na, Ca­na­dá, Es­pa­ña y Francia.

Aho­ra ese apa­sio­na­mien­to, al que de­no­mi­na War­mi (mu­jer en ai­ma­ra), es el que le per­mi­te al­zar vue­lo pa­ra par­ti­ci­par, en sep­tiem­bre pró­xi­mo, en el Fashion Week de Nue­va York, don­de pre­sen­ta­rá sus mag­ní­fi­cas crea­cio­nes, aque­llas que lla­ma­ron la aten­ción y de­ja­ron ma­ra­vi­lla­da a la re­co­no­ci­da di­se­ña­do­ra es­pa­ño­la Agat­ha Ruiz de la Pra­da, en el Fashion Week que se reali­zó en Co­cha­bam­ba, en abril pa­sa­do.

La in­vi­ta­ción pa­ra la se­ma­na de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.