En la vi­da real

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja -

Re­co­no­cer los pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos e iden­ti­fi­car qué real­men­te que­re­mos en la vi­da es un buen pun­to de par­ti­da pa­ra ha­cer fren­te al ‘au­to­sa­bo­ta­je’, coin­ci­den las dos si­có­lo­gas con­sul­ta­das.

“Si nos es­ta­mos ‘sa­bo­tean­do’ es por­que real­men­te no que­re­mos lo­grar eso que de­ci­mos. Por ejem­plo, si quie­ro ob­te­ner un em­pleo y man­do mi cu­rrí­cu­lum pe­ro al fi­nal no lle­go a tiem­po a la en­tre­vis­ta, tal vez lo que real­men­te quie­ro es no sen­tir­me re­cha­za­do”, afir­ma Schul­me­yer.

Otros ejem­plos que da la sicóloga Sil­via Rus­sek en su por­tal web ( Cre­ci­mien­to- y- bie­nes­ta­re­mo­cio­nal. com) en­ca­jan muy bien con esa fría reali­dad. En­tre ellos es­tá el de aquel que tie­ne que ha­cer un tra­ba­jo im­por­tan­te que lo pue­de lle­var al éxi­to y de re­pen­te em­pie­za a de­di­car­se a otras co­sas en su ca­sa y no se da tiem­po pa­ra cum­plir bien la ta­rea en­co­men­da­da. Tam­bién pue­de ser el ca­so de aque­lla per­so­na que se ins­cri­be a un cur­so y siem­pre “se le ha­ce tar­de” o no pue­de ir a mu­chas de las cla­ses.

Pa­sa al­go si­mi­lar con quien de­be se­guir un tra­ta­mien­to mé­di­co y fre­cuen­te­men­te se le ol­vi­da to­mar sus me­di­ci­nas; aque­lla per­so­na que se pro­po­ne ha­cer die­ta pe­ro la rom­pe a me­nu­do o bien ese hom­bre o mu­jer que pa­ra re­con­ci­liar­se con su pa­re­ja, tras una pe­lea, le com­pra un re­ga­lo pe­ro se le ol­vi­da en su ca­sa o la ofi­ci­na. Hay quie­nes les preo­cu­pa tan­to que­dar bien con los de­más o evi­tar ser cri­ti­ca­dos que nun­ca ha­cen lo que tan­to desean

“Qui­zá pien­ses que un ol­vi­do o lle­gar tar­de, pue­de ser nor­mal en es­ta épo­ca de trá­fi­co y es­trés y que no ne­ce­sa­ria­men­te sig­ni­fi­ca, ‘au­to­sa­bo­ta­je’. Eso pue­de ser cier­to si su­ce­de de vez en cuan­do y si ca­si siem­pre lo­gras tus me­tas. Pe­ro si pa­sa con fre­cuen­cia o si por al­gún mo­ti­vo quie­res ha­cer co­sas y no pue­des o te es­fuer­zas en lo­grar­lo y no las ob­tie­nes, es pro­ba­ble que te es­tés ‘au­to­sa­bo­tean­do’”, aler­ta Rus­sek.

Un ‘sí’ en vez de un ‘no’ Los pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos pue­den qui­tar­nos ca­li­dad de vi­da. Si per­ci­bi­mos to­do mal po­nos mos­tra­mos irri­ta­bles y de­mos afec­tar nues­tra fa­mi­lia, tra­ba­jo y vi­da so­cial, di­ce la sicóloga Ma­rion Schul­me­yer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.