Los ries­gos

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja -

Cuan­do uno re­co­no­ce que es­te ti­po de pen­sa­mien­tos, ac­ti­tu­des y sen­ti­mien­tos da­ñi­nos es­tán in­ter­fi­rien­do en su vi­da fa­mi­liar, so­cial y la­bo­ral, los ex­per­tos acon­se­jan bus­car ayu­da pro­fe­sio­nal (de un si­có­lo­go o te­ra­peu­ta) pa­ra lo­grar en­fo­car­se otra vez en los as­pec­tos de la vi­da que le dan sa­tis­fac­ción y re­co­no­cer­los co­mo tal.

Si no se ac­túa opor­tu­na­men­te los efec­tos pue­den ser más no­ci­vos. “Pue­de qui­tar­nos ca­li­dad de vi­da pe­ro tam­bién, qui­tár­se­la a los de­más. Si per­ci­bi­mos to­do mal, nos mos­tra­mos irri­ta­bles y po­de­mos afec­tar a nues­tros fa­mi­lia­res, co­le­gas o ami­gos. En ca­sos ex­tre­mos po­de­mos in­clu­so creer que la vi­da no tie­ne sen­ti­do y te­ner pen­sa­mien­tos fa­ta­les”, ad­vier­te Schul­me­yer. Otro ries­go es que se pue­de en­se­ñar - in­cons­cien­te­men­te- a los hi­jos a leer el mun­do de la mis­ma ma­ne­ra

Te­ner me­tas cla­ras en la vi­da Los pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos lo­gran ge­ne­rar lec­tu­ras au­to­má­ti­cas so­bre uno mis­mo (ha­cien­do que uno se vea co­mo lo peor), so­bre el fu­tu­ro (per­ci­bién­do­lo co­mo al­go frus­tran­te) y so­bre el mun­do (cre­yen­do que es­tá lleno de obs­tácu­los di­ri­gi­dos a en­tor­pe­cer nues­tra vi­da).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.