LE­VAN­TE LA MANO QUIEN

NO SE SIN­TIÓ DESGANADO

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja - Por Li­lia­na Za­ba­la /Si­có­lo­ga

La au­to­mo­ti­va­ción es un ac­to si­co­ló­gi­co y fi­sio­ló­gi­co. Es la ha­bi­li­dad de po­ner en­tu­sias­mo y op­ti­mis­mo en las ac­cio­nes del diario vi­vir, co­mo el tra­ba­jo, ho­gar, pa­re­ja, fa­mi­lia, o sea, dar­se uno mis­mo el im­pul­so enér­gi­co pa­ra rea­li­zar sus ac­cio­nes. Es ver el la­do po­si­ti­vo y de­jar lo ne­ga­ti­vo de la­do. La per­so­na que se in­cen­ti­va le po­ne én­fa­sis a sus la­bo­res dia­rias y es una ac­ti­tud que es­tá re­la­cio­na­da con la in­te­li­gen­cia emo­cio­nal. Al­gu­na vez nos he­mos sen­ti­do des­mo­ti­va­dos, de­pen­de de no­so­tros que use­mos la ener­gía in­na­ta en nues­tro be­ne­fi­cio.

Pa­ra sen­tir­se ani­ma­do es ne­ce­sa­rio un equi­li­brio si­co­ló­gi­co y fi­sio­ló­gi­co, una per­so­na gra­ve­men­te en­fer­ma o con pro­ble­mas pro­fun­dos, no tie­ne au­to­mo­ti­va­ción dia­ria. Es pru­den­te pre­gun­tar­se, cuál es la mo­ti­va­ción dia­ria y cuál es la des­mo­ti­va­ción y tra­ba­jar men­tal­men­te en am­bas.

Pa­ra au­to­mo­ti­var­te duer­me bien, le­ván­ta­te y da­te un ba­ño reparador y ma­ra­ví­lla­te de lo her­mo­so de la na­tu­ra­le­za y la vi­da. Da gra­cias a Dios por ca­da día que res­pi­ras y es­tás fe­liz de te­ner un tra­ba­jo.

To­ma con­cien­cia de que so­mos ma­ra­vi­llo­sa­men­te di­fe­ren­tes. Res­pe­ta a los de­más en cuan­to a sus ideo­lo­gías y an­he­los y no los cri­ti­ques.

Hay que acep­tar­se y va­lo­rar­se con de­fec­tos y vir­tu­des. Cam­bia de há­bi­tos que no te be­ne­fi­cian en na­da. Se cons­cien­te de lo bueno y lo ma­lo de tu for­ma de pen­sar. Fí­ja­te me­tas al­can­za­bles ca­da día y llé­va­las a ca­bo. Rea­li­za me­di­ta­cio­nes so­bre tu vi­da, bus­ca lo po­si­ti­vo y desecha lo ne­ga­ti­vo. Ca­da día puede ser al­go me­jor si cam­bias de ac­ti­tud. No le des oí­do a chis­mes, sigue tus ob­je­ti­vos. Asu­me los fra­ca­sos y no te­mas a los pro­ble­mas, son par­te de nues­tro co­ti­diano vi­vir.

Ro­déa­te de gen­te mo­ti­va­do­ra y ale­gre que de­no­ta fe­li­ci­dad. Lee li­bros de au­to­ayu­da; prac­ti­ca de­por­tes, ca­mi­na­tas, ejer­ci­cios y cam­bia de há­bi­tos ali­men­ti­cios. No de­jes pa­ra ma­ña­na ac­ti­vi­da­des que quie­res rea­li­zar, pue­des arre­pen­tir­te. Res­pe­ta a tus se­me­jan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.