MOTIVARSE PA­RA ESTAR FE­LIZ

100% ADRE­NA­LI­NA EN UN SO­LO SI­TIO EL DES­TINO IGUA­ZÚ TIE­NE EL DON DE SOR­PREN­DER Y EX­CI­TAR AL VI­SI­TAN­TE

El Deber - Extra (Bolivia) - - Portada -

Ves­ti­do con una cam­pe­ra co­lor ne­gra, pan­ta­lón jean azul, za­pa­tos de­por­ti­vos, lis­to pa­ra la ac­ción, así aguar­da Re­na­to Klei­ne Ri­bei­ro en el re­ci­bi­dor del ho­tel Na­dai, en Foz de Igua­zú.

Re­na­to es guía tu­rís­ti­co, lle­va 17 años de­di­cán­do­se a es­ta ac­ti­vi­dad. Él nos mos­tra­rá los lu­ga­res que tie­ne Foz do Igua­zú.

Es delgado, mi­de ca­si dos me­tros, una ra­la bar­ba en el ros­tro lo di­fe­ren­cia a la fo­to­gra­fía que lu­ce su cre­den­cial de guía tu­rís­ti­co. Su por­tu­ñol es en­ten­di­ble, per­fec­to pa­ra el gru­po de bo­li­via­nos que lle­gó a co­no­cer es­te rin­cón bra­si­le­ño.

Foz do Igua­zú se en­cuen­tra en el es­ta­do de Pa­ra­ná. Es el sép­ti­mo más po­bla­do con 263.782 ha­bi­tan­tes, de acuer­do con el Ins­ti­tu­to Bra­si­le­ño de Geo­gra­fía y Es­ta­dís­ti­ca (IBGE). Su su­per­fi­cie es de 617.701 ki­ló­me­tros cua­dra­dos, de los cua­les 61.200 km es­tán en zo­na ur­ba­na.

Re­na­to y el gru­po de con­na­cio­na­les sa­len ha­cia un bus que aguar­da fue­ra del ho­tel. El GPS del vehícu­lo mar­ca el pri­mer des­tino a vi­si­tar, el Par­que de Las Aves, dis­tan­te a 15 ki­ló­me­tros de la ciudad de Foz.

El Par­que de Las Aves es un pre­dio pri­va­do de 2.000 hec­tá­reas, con­cen­tra a más de 1.000 aves de 100 es­pe­cies dis­tin­tas. La mayoría fue­ron res­ca­ta­das de tra­fi­can­tes de ani­ma­les.

La de­le­ga­ción de bo­li­via­nos lle­ga al Par­que de las Aves. To­dos en­tran y una ban­da­da de fla­men­cos les dan la bien­ve­ni­da. El bu­lli­cio­so par­lo­teo de lo­ros los ha­ce sen­tir co­mo si es­tu­vie­ran den­tro de un pa­raí­so.

El año pa­sa­do el Par­que de las Aves re­ci­bió a 1.580.000 per­so­nas de di­fe­ren­tes na­cio­na­li­da­des, es­te año se aguar­da un cre­ci­mien­to su­pe­rior al 10%.

El cos­to pa­ra las vi­si­tas ex­tran­je­ras es de 30 reales (Bs 62).

Un sen­de­ro con­du­ce a los bo­li­via­nos por di­ver­sos vi­ve­ros, y en mu­chos de ellos el vi­si­tan­te man­tie­ne un con­tac­to di­rec­to con tu­ca­nes, lo­ros y mu­chas otras aves, ya acos­tum­bra­das a la pre­sen­cia de se­res hu­ma­nos.

Ro­nald Te­lle­ría, es uno de los bo­li­via­nos que vi­si­ta el san­tua­rio. Por­ta una cá­ma­ra fo­to­grá­fi­ca y di­ri­ge el len­te ha­cia un tu­cán que po­sa co­mo una es­tre­lla fa­mo­sa del si­tio.

Sin em­bar­go, la es­tre­lla del si­tio es un ca­sua­rius. El pa­re­ci­do a un ñan­dú, lo di­fe­ren­cia por la ca­be­za de co­lor azul, por­que po­see lar­gas y fuer­tes ga­rras y una cresta pa­re­ci­da a un cuerno. La de­le­ga­ción que­da fas­ci­na­da y di­cen que tie­ne un pa­re­ci­do a uno de los di­no­sau­rios ex­tin­gui­dos.

El pa­seo por el par­que ter­mi­na y re­tor­nan al bus. Re­na­to anun­cia el si­guien­te des­tino: la Hi­dro­eléc­tri­ca de Itai­pú. Cons­trui­da en 1974 por Bra­sil y Pa­ra­guay, el si­tio se ha con­ver­ti­do en un ícono tu­rís­ti­co de Foz.

Has­ta 2014, 20 mi­llo­nes de per­so­nas de to­das las na­cio­na­li­da­des la vi­si­ta­ron. En la lis­ta no fi­gu­ra­ban bo­li­via­nos.

Itai­pú se eri­ge co­mo la se­gun­da más gran­de del mun­do ( de­trás de la pre­sa de las Tres Gar­gan­tas, Chi­na). En 1995 fue se­lec­cio­na­da co­mo una de las Sie­te ma­ra­vi­llas del mun­do mo­derno.

Co­mo des­tino tu­rís­ti­co ofre­ce ocho pa­seos guia­dos. Uno es la vi­si­ta pa­no­rá­mi­ca a la pre­sa des­de un bus. La se­gun­da es la vi­si­ta téc­ni­ca a la usi­na. El pa­seo de ca­ta­ma­rán es la ter­ce­ra al­ter­na­ti­va, es­ta ex­cur­sión se rea­li­za a bor­do de una em­bar­ca­ción por el río Pa­ra­ná.

La cuar­ta es una ex­cur­sión noc­tur­na por la pre­sa, don­de se puede ob­ser­var la ilu­mi­na­ción de la co­lo­sal in­fraes­truc­tu­ra.

El po­lo as­tro­nó­mi­co Casimiro Mon­te­ne­gro, cu­ya mi­sión es di­fun­dir los co­no­ci­mien­tos re­la­cio­na­dos con la as­tro­no­mía es otra al­ter­na­ti­va.

El re­fu­gio bio­ló­gi­co, que es una zo­na pro­te­gi­da de la fau­na y flo­ra lo­cal; el mu­seo de Itai­pú, y el test de vehícu­los eléc­tri­cos com­ple­tan es­te pa­que­te.

Ivon­ne Juá­rez, es de la ciudad de La Paz, lle­gó a Foz do Igua­zú y op­tó por el pa­seo por el río Pa- ra­ná. A bor­do del ca­ta­ma­rán, es­tá dis­fru­tan­do de una vis­ta del atar­de­cer. Di­ce que no hay pa­la­bras pa­ra des­cri­bir es­te si­tio, mien­tras se fro­ta las ma­nos por el frío que ha­ce.

Son ca­si las 20:00, el pa­seo por la re­pre­sa, que ini­ció el gru­po a las 15:30, es­tá por con­cluir.

Al día si­guien­te la de­le­ga­ción vuel­ve a ser reuni­da por Re­na­to, que en es­ta opor­tu­ni­dad se apres­ta pa­ra lle­var­los a co­no­cer el mu­seo de ce­ra Dream Land.

Luis Mo­rei­ra, ge­ren­te ge­ne­ral del mu­seo ex­pli­ca que el si­tio reúne a fi­gu­ras del ci­ne, mú­si­ca y de­por­te. Ré­pli­cas de Lionel Mes­si, Ba­rack Oba­ma, Jus­tin Bie­ber, Bob Mar­ley, en­tre otros, son los pro­ta­go­nis­tas.

El cos­to de la en­tra­da a es­ta atrac­ción es 40 reales ( Bs 80). Es­tá prohi­bi­do to­car las es­cul­tu­ras; el gru­po so­lo puede ob­ser­var­los y to­mar­se fo­to­gra­fías a una con­si­de­ra­ble dis­tan­cia.

Tras la vi­si­ta al mu­seo de ce­ra, los bo­li­via­nos sa­len y se di­ri­gen al Va­lle de los Di­no­sau­rios, otro si­tio que ha co­bra­do im­por­tan­cia en el tu­ris­mo de Foz.

El si­tio es­tá acon­di­cio­na­do con ré­pli­cas de ce­ra de 20 di­no­sau­rios que pa­re­cen co­brar vi­da cuan­do se mue­ven. Un ti­ra­no­sau­rio rex de 12 me­tros, un pe­li­gro­so ve­lo­ci­rap­tor, o un her­bí­vo­ro ste­go­sau­rus, en­tre otros, son las atrac­cio­nes de es­te si­tio. El pa­seo pa­ra ver es­tos di­no­sau­rios cues­ta 40 reales (Bs 80). Re­na­to afir­ma que en los pró­xi­mos me­ses lle­ga­rán otras ré­pli­cas

EN 2015 LA CIUDAD DE FOZ DO IGUA­ZÚ RE­CI­BIÓ LA VI­SI­TA DE CA­SI 3 MI­LLO­NES DE TU­RIS­TAS EX­TRAN­JE­ROS DE ACUER­DO CON AU­TO­RI­DA­DES, EL GAS­TO PRO­ME­DIO EN TU­RIS­MO EN FOZ DO IGUA­ZÚ ES DE $US 120 POR DÍA

Desafío al mie­do a las al­tu­ras Des­pués de co­no­cer los atrac­ti­vos de Foz do Igua­zú, la em­pre­sa Sky­di­ve ofre­ce ser­vi­cios pa­ra apre­ciar un pai­sa­je a 3 mil me­tros de al­tu­ra. Los sal­tos son acom­pa­ña­dos por un ins­truc­tor pro­fe­sio­nal y el cos­to os­ci­la en­tre los $us 220 y 380.

La mayoría de los guías en Foz son po­lí­glo­tas Hay más de 150 pro­fe­sio­na­les de di­fe­ren­tes na­cio­na­li­da­des que se de­di­can a la ac­ti­vi­dad tu­rís­ti­ca. Ellos se en­car­gan de mos­trar la ciudad de Foz al mun­do.

A dis­fru­tar del oca­so en el río Pa­ra­ná Den­tro de la vi­si­ta a la Hi­dro­eléc­tri­ca Bi­na­cio­nal de Itai­pú es­tá la al­ter­na­ti­va del pa­seo en Kat­ta­ma­rán. Em­pie­za a las 18:00 pa­ra dis­fru­tar del atar­de­cer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.