SIM­BO­LO­GÍA Y DUA­LI­DAD DE LAS RA­NAS

El Deber - Extra (Bolivia) - - Hogar - PA­RA TO­MAR EN CUEN­TA abress@el­de­ber.com.bo

Las di­fe­ren­tes cul­tu­ras an­ces­tra­les con­si­de­ran a la ra­na un ani­mal de ca­rac­te­rís­ti­cas lu­na­res, y su cua­li­dad an­fi­bia le con­fie­re, al mis­mo tiem­po, con­no­ta­cio­nes sim­bó­li­cas di­ver­sas

LAS CREEN­CIAS

Pa­ra los sim­bo­lis­tas, la ra­na es­tá re­la­cio­na­da con sig­ni­fi­ca­cio­nes re­la­ti­vas a los pri­me­ros ele­men­tos, ta­les co­mo el agua y la tie­rra. La ci­vi­li­za­ción egip­cia con­si­de­ra­ba a la ra­na un atri­bu­to de sus dio­sas y la aso­cia­ba a los ri­tos de la re­su­rrec­ción del dios Osi­ris. El cris­tia­nis­mo de los pri­me­ros tiem­pos la veía co­mo un signo del ma­ligno. www.ocul­to.eu

SON IM­POR­TAN­TES Los

sa­pos son im­por­tan­tes en mu­chos eco­sis­te­mas. Su pre­sen­cia en una re­gión o fin­ca puede in­ter­pre­tar­se co­mo in­di­ca­do­res de una ba­ja con­ta­mi­na­ción am­bien­tal. No hay que ol­vi­dar­se, ade­más de que los an­fi­bios en su con­jun­to ofre­cen la po­si­bi­li­dad de sín­te­sis de bio­pro­duc­tos que pue­den lle­gar a con­tri­buir al bie­nes­tar hu­mano. www.abc.fin­ke­ros.com

PE­LU­CHE Y PANTUFLAS EN DA­RA RE­GA­LOS HAY ES­TE TI­PO DE PE­LU­CHES (BS 250) Y PANTUFLAS (BS 140) DE TO­DO TA­MA­ÑO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.