PRE­PA­RA TU JOR­NA­DA

LA NO­CHE AN­TE­RIOR

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja - Juan Do­min­go Fab­bri Si­có­lo­go or­ga­ni­za­cio­nal

Si nos pre­pa­ra­mos pa­ra nues­tro día la no­che an­te­rior, ten­dre­mos una gran ven­ta­ja y dis­fru­ta­re­mos de una jor­na­da más pro­duc­ti­va. Al ade­lan­tar­nos y te­ner un ma­pa men­tal cla­ro de los ob­je­ti­vos y ta­reas que que­re­mos eje­cu­tar, nos aho­rra­re­mos tiem­po y po­dre­mos cal­cu­lar y pro­yec­tar me­jor el re­sul­ta­do fi­nal de nues­tro dia­rio vi­vir.

Eso im­pli­ca ne­ce­sa­ria­men­te cui­dar nues­tras ho­ras de sue­ño y des­can­so. Si uno di­ce, ma­ña­na quie­ro ha­cer tal co­sa, pe­ro se acues­ta de ma­dru­ga­da, des­per­ta­rá tar­de y su plan fa­lla­rá des­de el ini­cio. Tam­bién es im­por­tan­te te­ner cla­ras nues­tras me­tas y de­fi­nir qué há­bi­tos de­be­mos cul­ti­var o me­jo­rar pa­ra ir cum­plien­do fiel­men­te ca­da uno de nues­tros ob­je­ti­vos.

Los es­pe­cia­lis­tas en la ad­mi­nis­tra­ción del tiem­po re­co­mien­dan fi­jar­se prio­ri­da­des. Hay quie­nes in­clu­so pre­fie­ren de­jar lis­ta la no­che an­te­rior la ro­pa que usa­rán en el día, pe­ro eso de­pen­de de cuan or­de­na­da es la per­so­na. No se pue­den dar re­ce­tas. Asi­mis­mo, hay quie­nes son ca­pa­ces de rea­li­zar sin pro­ble­ma va­rias ta­reas al mis­mo tiem­po, pe­ro otras pue­den cum­plir so­lo una la­bor a la vez. Es im­por­tan­te co­no­cer­se y me­dir has­ta dón­de uno pue­de lle­gar. En ese sen­ti­do, tam­bién pue­de iden­ti­fi­car si uno rin­de me­jor en pe­rio­dos diur­nos o noc­tur­nos. Si lo­gra­mos iden­ti­fi­car nues­tras ho­ras de ma­yor lu­ci­dez men­tal y ener­gía, les po­de­mos sa­car más pro­ve­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.