ANÁ­LI­SIS Y ES­TU­DIOS SO­BRE EL IM­PAC­TO DE LA AC­TI­VI­DAD FÍ­SI­CA

‘Men­te sa­na en cuer­po sano’

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja -

Cla­si­fi­ca­ción. Los de­por­tes es­tán cla­si­fi­ca­dos en dos gran­des gru­pos: los de eje­cu­ción in­di­vi­dual y los de equi­po y ca­da uno de ellos ofre­ce, de acuer­do al per­fil de per­so­na­li­dad de ca­da ser hu­mano, ven­ta­jas pa­ra el for­ta­le­ci­mien­to de sus ac­ti­tu­des e in­cre­men­to de sus ap­ti­tu­des. “El pos­tu­la­do de ‘Men­te sa­na en cuer­po sano’ siem­pre de­be ser com­pren­di­do des­de la reali­dad de que es más fá­cil lo­grar com­por­ta­mien­tos aser­ti­vos a par­tir de pro­ce­sos de pen­sa­mien­to re­sul­tan­tes de la bue­na oxi­ge­na­ción del ce­re­bro y es­ta úl­ti­ma con­di­ción es pro­du­ci­da en gran me­di­da por la pro­pia ac­ti­vi­dad fí­si­ca”, ob­ser­va la neu­ro­si­có­lo­ga Ni­nos­ka Ocam­po-Bar­ba.

Mo­vi­mien­tos. La Si­co­lo­gía y la Neu­ro­si­co­lo­gía en­tien­den que el mo­vi­mien­to es la ba­se del desa­rro­llo de los pro­ce­sos cog­ni­ti­vos. Pro­ce­sos co­mo la aten­ción, el len­gua­je, el pen­sa­mien­to, la abs­trac­ción, etc. y ha­bi­li­da­des co­mo la lec­tu­ra, es­cri­tu­ra y el cálcu­lo son de­sa­rro­lla­dos en sus es­ta­dios ini­cia­les, a par­tir del pro­pio do­mi­nio cor­po­ral y el re­co­no­ci­mien­to de no­cio­nes co­mo arri­baa­ba­jo, iz­quier­da-de­re­cha y ca­mi­nar-de­te­ner­se.

Es­tu­dio. La ac­ti­vi­dad fí­si­ca tie­ne una in­fluen­cia di­rec­ta so­bre la con­cen­tra­ción y, por tan­to, so­bre el ren­di­mien­to aca­dé­mi­co de los ado­les­cen­tes. Esa es la con­clu­sión del es­tu­dio rea­li­za­do por la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ma­drid (UAM) y la Uni­ver­si­dad de Cá­diz (UCA) so­bre más de 2.000 ni­ños con eda­des com­pren­di­das en­tre 6 y 18 años. “La ac­ti­vi­dad fí­si­ca in­flu­ye so­bre la fuer­za mus­cu­lar, la ca­pa­ci­dad car­dio­rres­pi­ra­to­ria y la ha­bi­li­dad mo­to­ra, lo que in­ter­vie­ne en la trans­mi­sión cog­ni­ti­va, la me­mo­ria de tra­ba­jo y la fle­xi­bi­li­dad cog­ni­ti­va, me­jo­ran­do el ren­di­mien­to aca­dé­mi­co”, ex­pli­ca Ire­ne Esteban-Cor­ne­jo, coor­di­na­do­ra del De­par­ta­men­to de Edu­ca­ción Fí­si­ca de la UAM.

Ma­yor fle­xi­bi­li­dad. Den­tro de las pro­teí­nas en­dó­ge­nas ge­ne­ra­das por el ejer­ci­cio fí­si­co, el si­có­lo­go de­por­ti­vo Pa­blo del Río des­ta­ca las en­dor­fi­nas co­mo neurotransmisores “que son ca­pa­ces de ge­ne­rar una sen­sa­ción de re­la­ja­ción y fe­li­ci­dad”. Por tan­to, la me­jo­ra del equi­li­brio men­tal a par­tir de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca no es una sen­sa­ción sub­je­ti­va, sino un pro­ce­so fi­sio­ló­gi­co ob­je­ti­vo, se­gún ex­pli­ca ese pro­fe­sio­nal a la agen­cia EFE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.