LAS 10 CO­SAS QUE DEBÉS SA­BER DE MA­RIA­NA DUPLEICH

El Deber - Extra (Bolivia) - - TELEVISIÓN Y FARÁNDULA - POR ALI­CIA BRESS PERROGÓN. FO­TOS ANDRÉS HERBAS

El me­jor via­je de mi vi­da fue...

Con mis com­pa­ñe­ros de pro­mo­ción a Pun­ta Ca­na. Fue mi pri­mer via­je so­la.Tam­bién tu­ve un via­je inol­vi­da­ble a Es­ta­dos Uni­dos. Me gus­ta­ría co­no­cer Ita­lia, pe­ro de­fi­ni­ti­va­men­te el me­jor lu­gar pa­ra vi­vir es don­de ten­ga a to­da mi fa­mi­lia a mi la­do.

No soy partícipe de las die­tas, co­mo de to­do...

Aun­que du­ran­te la se­ma­na tra­to de evi­tar la co­mi­da cha­ta­rra. Aho­ra no voy al gim­na­sio, pe­ro hi­ce de­por­tes to­da mi vi­da; ju­gué bás­quet 10 años y ocho prac­ti­qué atle­tis­mo. Me hi­ce dos ci­ru­gías es­té­ti­cas en la na­riz y pró­te­sis ma­ma­rias.

Mi per­fu­me fa­vo­ri­to es...

Chan­ce, de Cha­nel, lo uso des­de ha­ce años y no lo cam­bio por nin­guno, por­que me en­can­ta su fra­gan­cia que es muy pe­ne­tran­te, tan­to que to­dos me pre­gun­tan qué per­fu­me es por­que se que­dan con mi olor.

Me con­quis­tan...

Preo­cu­pán­do­se por mí, te­nien­do de­ta­lles sor­pre­si­vos. Que no sea el tí­pi­co hom­bre que tie­ne de­ta­lles con­ti­go cuan­do tie­ne que ha­cer­lo, sino cuan­do le naz­ca. Mi hom­bre so­ña­do es el que po­ne a su fa­mi­lia co­mo la prio­ri­dad de su vi­da.

No soy muy dies­tra pa­ra la co­ci­na...

Pe­ro sé pre­pa­rar al­gu­nos pla­tos sim­ples co­mo pas­tas, car­nes con arroz, pa­pas fri­tas y hue­vos, al­gu­nos gui­sos y una que otra tor­ta. Mis co­mi­das fa­vo­ri­tas son el pi­que ma­cho y los ca­ma­ro­nes y pa­ra to­mar, el ju­go de ma­ra­cu­yá.

El me­jor día de la se­ma­na pa­ra mí es...

El vier­nes por­que lle­ga el fin de se­ma­na, que son los días que ten­go más tiem­po pa­ra mi fa­mi­lia. No ten­go un peor día, pe­ro cuan­do más me cues­ta des­per­tar­me es el lu­nes.

No soy fa­ná­ti­ca pe­ro mis equi­pos fa­vo­ri­tos...

Son Wils­ter­mann (na­cio­nal) y el Bar­ce­lo­na (in­ter­na­cio­nal). Ad­mi­ro a Mes­si, por­que me pa­re­ce que es un lu­cha­dor de la vi­da. A pe­sar de los obs­tácu­los que tu­vo en su ni­ñez lu­chó por lo que ama­ba ha­cer y aho­ra es el me­jor ju­ga­dor del mun­do.

Mi fa­mi­lia es lo más im­por­tan­te de mi vi­da...

El mo­tor que me ha­ce des­per­tar ca­da día y la ra­zón por la que quie­ro ser ca­da vez una me­jor per­so­na. Mi ma­yor ins­pi­ra­ción es mi hi­ja Ma­til­de Re­vo­llo.

Me en­can­ta la mú­si­ca...

Pa­ra bailar ba­cha­tas y sal­sa, pa­ra es­cu­char ba­la­das y pa­ra can­tar de to­do, pe­ro pre­fie­ro las can­cio­nes ro­mán­ti­cas. Mi can­ción fa­vo­ri­ta es Vi­vo­po­re­lla, de An­drea Bo­ce­lli y Mart­ha Sán­chez. Mis can­tan­tes fa­vo­ri­tos son: En­ri­que igle­sias, Jor­ge Ro­jas y el gru­po Los Huay­ra.

Ten­go mu­chas tra­ve­su­ras, pe­ro...

Tal vez una de las ma­yo­res fue en mi épo­ca de co­le­gio cuan­do con mi me­jor ami­ga es­cu­pi­mos en el va­so de una ami­ga que era de lo más me­lin­dro­sa. Los me­jo­res re­cuer­dos de mi ni­ñez los ten­go en Yo­ta­la, un pue­blo de Su­cre, don­de mis abue­los te­nían una fin­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.