La gran­de­za de ser un hu­mil­de mesero

El Deber - Extra (Bolivia) - - Sumario - Gi­na Jus­ti­niano

Pa­ra ser hu­mil­de se ne­ce­si­ta gran­de­za, di­jo Sá­ba­to. Y la gran­de­za de Luis Ga­ma­rra da ga­nas de que se vuel­va vi­ral y se pro­pa­gue en­tre tan­to jo­ven afa­na­do en ser gran­de en di­ne­ro y en ob­je­tos.

Efec­ti­va­men­te se pue­de de­cir que Luis es gran­de por­que ga­nó una be­ca que le ha per­mi­ti­do es­tu­diar en una de las me­jo­res es­cue­las de mú­si­ca (Ber­klee Co­lle­ge of Mu­sic), o por­que su nom­bre se es­cu­chó afue­ra de nues­tras fron­te­ras cuan­do par­ti­ci­pó en dos im­por­tan­tes realitys ( La Ban­da y Ame­ri­can Idol) o tam­bién por­que des­de su fun­da­ción, So­ni­dos Bo­li

via­nos, pro­mue­ve a otros ta­len­tos jó­ve­nes de com­pa­trio­tas pa­ra que con­si­gan una be­ca co­mo lo hi­zo él. Por si fue­ra po­co, el año pa­sa­do su cor­ta, pe­ro in­quie­ta tra­yec­to­ria, le va­lió el pre­mio al Per­so­na­je

del Año que otor­ga el Dia­rio Ma­yor.

Sus bue­nas nue­vas fue­ron ce­le­bra­das en su mo­men­to, pe­ro lo que po­cos sa­ben es que Luis tam­bién sir­ve me­sas en un res­tau­ran­te en Bos­ton. Y lo me­jor de to­do: es­tá or­gu­llo­so de ello por­que es el tra­ba­jo que le per­mi­te co­lo­car los pel­da­ños de la es­ca­le­ra que lo lle­va­rá cues­ta arri­ba. Ser­vir a otros es al­go muy bo­ni­to y Luis, en un ejer­ci­cio de hu­mil­dad, ha sa­bi­do sa­car­le pro­ve­cho, co­no­cien­do a otras per­so­nas y ga­nán­do­se el sus­ten­to con el su­dor de su fren­te, con una son­ri­sa en el ros­tro mien­tras sos­tie­ne una ban­de­ja en la mano y pre­gun­ta afa­ble: ¿En qué lo pue­do ser­vir?

EN UN EJER­CI­CIO DE HU­MIL­DAD, SE GA­NA EL SUS­TEN­TO CON UNA SON­RI­SA EN EL ROS­TRO Y UNA BAN­DE­JA EN LA MANO Y PRE­GUN­TA ¿EN QUÉ LO PUE­DO SER­VIR?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.