AS­PEC­TOS PA­RA TO­MAR EN CUEN­TA

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja -

No res­tar im­por­tan­cia.

No im­por­ta si el me­nor ve la pe­lí­cu­la con los pa­dres. Hay que ha­cer ca­so de las res­tric­cio­nes en cuan­to a la edad que apa­re­cen con ca­da cin­ta. Esas res­tric­cio­nes no las ha­ce el di­rec­tor de la pe­lí­cu­la, es una co­mi­sión la que la va­lo­ra y eva­lúa, por­que hay con­te­ni­dos que pue­den pa­re­cer gra­cio­sos o po­co im­por­tan­tes pa­ra un adul­to, pe­ro que a un ni­ño se le que­dan. En los con­sul­to­rios de los si­có­lo­gos es co­mún es­cu­char re­la­tos que em­pie­zan por ‘cuan­do era ni­ño vi tal co­sa o nunca pu­de ol­vi­dar­lo, o a par­tir de ese día’... es­tas son ex­pre­sio­nes muy fre­cuen­tes y quie­re de­cir que hay co­sas que a par­tir del len­gua­je icó­ni­co se en­tran en la si­quis por­que pe­ne­tran a tra­vés de la emo­ción.

Lo que se ve, pe­ne­tra más en la si­quis.

To­do lo que en­tra por el la­do de las emo­cio­nes se que­da fi­jo en el ce­re­bro y nos afec­ta más, mien­tras que lo que en­tra por la ra­zón pa­sa an­tes por el fil­tro del ra­zo­na­mien­to y es­te de­ci­de si dar­le crédito a al­go o no. No es lo mis­mo ex­po­ner­se a una his­to­ria en un li­bro y leer que se ase­si­nó a al­guien, que ver có­mo su­ce­dió el ase­si­na­to en el ci­ne o en la te­le­vi­sión. El len­gua­je icó­ni­co pe­ne­tra en la per­so­na a par­tir de la emo­ción y se fi­ja más.

Las amis­ta­des in­flu­yen.

Mu­chas ve­ces los ni­ños ter­mi­nan vien­do cin­tas de te­rror por­que sus ami­gos lo ha­cen y ellos quie­ren ser acep­ta­dos, en­trar en ese círcu­lo y ser uno de ellos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.