CIU­DAD CON AM­BIEN­TE

ATRAC­TI­VO Y ACO­GE­DOR

El Deber - Extra (Bolivia) - - Viajes -

Vi­si­tar Edim­bur­go es en­trar en una ciu­dad don­de la his­to­ria y la mo­der­ni­dad con­ver­gen ar­mo­nio­sa­men­te. Se pue­de pa­sear por sus ca­lles em­pe­dra­das, ad­mi­rar sus mo­nu­men­tos his­tó­ri­cos, apre­ciar las be­llas for­jas de hie­rro que ador­nan la ciu­dad o su­mer­gir­se en la ma­gia del tea­tro.

Si uno es­tá en Eu­ro­pa, la me­jor op­ción es ir en tren. Así se pue­de dis­fru­tar del pai­sa­je: pra­de­ras don­de pas­ta el ga­na­do va­cuno y ovino ade­más de pa­ra­jes con for­mas es­car­pa­das.

Hay que apro­ve­char de re­co­rrer la ciu­dad a pie ya que las dis­tan­cias son re­la­ti­va­men­te cor­tas y ca­da si­tio tie­ne su pro­pio en­can­to. En­tre los si­tios im­per­di­ble es­tán el Mu­seo Na­cio­nal de Es­co­cia que tie­ne di­ver­sas te­má­ti­cas y el Castillo de Edim­bur­go, im­pac­tan­te y con mu­chas co­sas in­tere­san­tes pa­ra ver.

Dis­fru­té de co­no­cer Holy­rood Park, un par­que don­de es­tá la ci­ma Art­hur’s Seat con una im­pre­sio­nan­te vis­ta pa­no­rá­mi­ca de la ciu­dad a la que se pue­de lle­gar en 40 mi­nu­tos. Al des­cen­der y pa­ra re­co­brar fuer­zas va­le la pe­na en­trar a Oink, un lo­cal don­de ven­den cer­do asa­do ser­vi­do en pan con sal­sa de man­za­na. Un be­llo y aco­ge­dor ca­fé se lla­ma Lo­ve­crumbs don­de se pue­de com­par­tir me­sa con otros co­men­sa­les o sen­tar­se en una ven­ta­na que sir­ve de es­ca­pa­ra­te. Y pa­ra pro­bar un buen whisky, un si­tio re­co­men­da­do es el pub Jolly Jud­ge don­de uno se sien­te co­mo un pa­rro­quiano más

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.