Re­fle­xio­nes pa­ra to­mar en cuen­ta

El Deber - Extra (Bolivia) - - VIDA & PAREJA -

Atien­de las se­ña­les de tu cuer­po. Si no es ham­bre, no comas. Si es ham­bre, come, pe­ro elige lo que te con­vie­ne. Y en cuan­to sien­tas que es­tás sa­tis­fe­cho, pa­ra.

No de­jes que co­man tus emo­cio­nes. Apren­de a es­cu­char qué te di­cen tus emo­cio­nes, ¿es pe­na, mie­do, frus­tra­ción, de­cep­ción? Pon nom­bre a la emo­ción y lue­go iden­ti­fi­cá qué o quién la es­tá ge­ne­ran­do. ¿Tie­ne so­lu­ción? Es­cri­be qué pue­des ha­cer por sen­tir­te me­jor con esa per­so­na o si­tua­ción que te an­gus­tia. Si tie­ne so­lu­ción, ade­lan­te. Si no la tie­ne, tra­ba­ja al­gu­na téc­ni­ca de acep­ta­ción. Pe­ro la so­lu­ción no es­tá en co­mer.

Or­ga­ni­za tu des­pen­sa. Pla­ni­fi­ca los me­nús de la se­ma­na y haz una com­pra se­ma­nal con lo que ne­ce­si­tas. Es di­fí­cil se­guir un plan si no tie­nes ali­men­tos en ca­sa.

Es­pe­ra tu ho­ra, con paciencia. No tie­nes que sa­ciar a ca­da ho­ra de la ma­ña­na o de la tar­de tu ne­ce­si­dad de co­mer. Los ten­tem­piés que te en­cuen­tras en el tra­ba­jo o en ca­sa sue­len ser ca­ló­ri­cos, co­mo los cho­co­la­tes, las ga­lle­tas o los sa­la­di­tos. Es­pe­ra a que sea la ho­ra de sen­tar­te a la me­sa o lle­va siem­pre en­ci­ma al­gún pu­ña­do de fru­tos se­cos o una fru­ta fá­cil de co­mer.

Apren­de a co­mer des­pa­cio. No ha­ce fal­ta que mas­ti­ques mu­chas ve­ces, so­lo que apo­yes los cu­bier­tos en el pla­to ca­da vez que lle­ves al­go a la bo­ca. Sa­bo­rea el ali­men­to, crea un am­bien­te tran­qui­lo. Come sen­ta­do. Me­re­ces dis­fru­tar del mo­men­to. No ne­ce­si­tas una ho­ra, lo pue­des ha­cer en me­dia ho­ra o in­clu­so 20 mi­nu­tos. *Fuen­te:Pa­tri­ciaRa­mí­rez(Si­có­lo­ga).www.el­país.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.