CA­TAR Y DE­GUS­TAR

El Deber - Extra (Bolivia) - - SUMARIO -

Ex­per­tos en ca­ta y de­gus­ta­ción de ca­fé, cer­ve­za, que­sos y cho­co­la­tes re­ve­lan la pa­sión con que rea­li­zan esos pe­cu­lia­res ofi­cios. Ellos ha­cen un al­to a su la­bor co­ti­dia­na para con­tar en qué con­sis­te su tra­ba­jo en la que de­ben te­ner afi­na­dos to­dos sus sen­ti­dos.

ES­PE­CIA­LIS­TAS EN CA­FÉ, QUE­SO, CHO­CO­LA­TES Y CER­VE­ZA HA­BLAN DE SU PE­CU­LIAR OFI­CIO EN BO­LI­VIA. SON TRA­BA­JOS QUE EXI­GEN PA­SIÓN, DIS­CI­PLI­NA Y CON­CEN­TRA­CIÓN

Su dia­rio vi­vir es­tá im­preg­na­do de aro­mas, sa­bo­res, co­lo­res y tex­tu­ras. Fá­cil­men­te pue­den pre­su­mir de te­ner bien afi­na­das la vis­ta, el ol­fa­to, el gus­to y el tac­to. Y es que su ofi­cio, co­mo catadores o ex­per­tos de­gus­ta­do­res de cier­tas be­bi­das o ali­men­tos ha for­ta­le­ci­do la des­tre­za de sus sen­ti­dos.

Ellos no lo to­man co­mo un tra­ba­jo, sino co­mo una ex­pe­rien­cia pla­cen­te­ra que rea­li­zan, mo­ti­va­dos por una pa­sión per­so­nal o por se­guir una tra­di­ción fa­mi­liar.

Eduar­do Byon, barista y catador in­ter­na­cio­nal de ca­fé (Ca­fé Pa­tri­mo­nio); Jhon Franz Res­to­vich Sa­li­nas, maes­tro cer­ve­ce­ro (de la cer­ve­za Po­to­si­na): Mar­kus Haf­ner y Pe­ter Wal­ter Stamp­fli, es­pe­cia­lis­tas en de­gus­ta­ción de que­sos (de Que­se­ría Sui­za), ade­más de un equi­po de de­gus­ta­do­res de cho­co­la­te (de la fá­bri­ca Cho­co­la­tes Para Ti) ha­cen un al­to en su la­bor para con­tar en qué con­sis­te su pe­cu­liar ofi­cio del que de­pen­de la ca­li­dad de los pro­duc­tos que lue­go se ofre­cen al pú­bli­co.

Su he­rra­mien­ta de tra­ba­jo

La ca­ta o de­gus­ta­ción tie­ne su pro­pio pro­ce­so y téc­ni­ca, que va­ría de­pen­dien­do de ca­da pro­duc­to. Quien la reali­ce ne­ce­si­ta una ca­pa­ci­ta­ción y prác­ti­ca pre­via. Y es que de­be ha­cer una ‘lec­tu­ra’ co­rrec­ta de un am­plio es­pec­tro de sa­bo­res, tex­tu­ras y olo­res, con la men­te lo más abier­ta po­si­ble. La cu­rio­si­dad e in­tui­ción con­tri­bu­yen mu­cho a esa ta­rea.

Los ór­ga­nos de los sen­ti­dos son la he­rra­mien­ta de tra­ba­jo de es­tas per­so­nas por lo que ne­ce­si­tan tam­bién cui­dar­los para ase­gu­rar su éxi­to. Mu­chas in­dus­trias tie­nen per­so­nal es­pe­cia­li­za­do en esa ta­rea para rea­li­zar un me­jor con­trol de ca­li­dad de su pro­duc­ción.

De­bi­do a la al­ta sen­si­bi­li­dad sen­so­rial que han desa­rro­lla­do, a al­gu­nas de ellas les es di­fí­cil con­tro­lar la in­quie­tud que sien­ten por de­gus­tar be­bi­das o ali­men­tos de su pre­di­lec­ción, in­clu­so es­tan­do ya fue­ra de ho­ra­rio de tra­ba­jo.

No ol­vi­dan de dar su apor­te: trans­mi­ten sus co­no­ci­mien­tos en fe­rias o de­gus­ta­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.