LA SAN­TA CRUZ DE

1998 Y LA AC­TUAL

El Deber - Extra (Bolivia) - - EXTRA PERSONAJE - ARQ. VÍCTOR HU­GO LIM­PIAS

Cuan­do San­ta Cruz al­can­zó el mi­llón de ha­bi­tan­tes, en mar­zo de 1998, la ciu­dad re­cién es­ta­ba por su­pe­rar la ba­rre­ra na­tu­ral del río Pi­raí ha­cia el no­roes­te, aún no se ha­bía ane­xa­do a El Car­men ha­cia el sud­es­te, y po­dían en­con­trar­se gran­des áreas ver­des ca­mino al ae­ro­puer­to Vi­ru Vi­ru o a Co­to­ca.

So­lo exis­tían po­co más de 30 edi­fi­cios con más de 10 pi­sos, y otra ci­fra si­mi­lar es­ta­ba en cons­truc­ción, to­dos aún muy dis­per­sos co­mo pa­ra que se no­te que la ciu­dad ha­bía ini­cia­do su despegue ver­ti­cal, mien­tras las pri­me­ras ur­ba­ni­za­cio­nes ce­rra­das se eri­gían en me­dio de la po­lé­mi­ca. Las ro­ton­das de­fi­nían las in­ter­sec­cio­nes de la ciu­dad de los ani­llos, que en­tre el cuar­to y oc­ta­vo ani­llo aún no te­nía ca­lles pa­vi­men­ta­das, y sus ave­ni­das prin­ci­pa­les eran sim­ples vías de dos sen­ti­dos.

El cas­co vie­jo se man­te­nía di­ná­mi­co con la ma­yor par­te de las ofi­ci­nas pú­bli­cas, lo­ca­les co­mer­cia­les y agencias ban­ca­rias ubi­ca­das cer­ca de la en­ton­ces de­ca­den­te pla­za 24 de Sep­tiem­bre. La ur­be no te­nía más de 20 pla­zas en buen es­ta­do y de­ce­nas de áreas ver­des aban­do­na­das que con­tri­buían a la in­se­gu­ri­dad. La pros­pe­ri­dad eco­nó­mi­ca no era co­rres­pon­di­da con la li­mi­ta­da in­fra­es­truc­tu­ra y el equi­pa­mien­to so­cial ur­bano.

La di­ver­sión era más sen­ci­lla y ba­ra­ta. Mien­tras los ci­nes que que­da­ban en la ciu­dad ce­rra­ban por la po­ca asis­ten­cia de pú­bli­co, las are­no­sas pla­yas del río Pi­raí aún atraían a de­ce­nas de mi­les de per­so­nas en los fi­nes de se­ma­na ve­ra­nie­gos. Era, sin du­da, un pue­blo gran­de, que cre­cía des­me­su­ra­da­men­te, que­rien­do con­ver­tir­se en ciu­dad.

Aun­que al­gu­nos pro­ble­mas se man­tie­nen, mu­cho ha cam­bia­do la ca­pi­tal cru­ce­ña, que hoy ya es una me­tró­po­li que abar­ca cin­co mu­ni­ci­pios y se apro­xi­ma a los dos mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. La gran me­tró­po­li, con sus lo­gros, desafíos y pro­ble­mas pen­dien­tes, ofre­ce hoy a la ge­ne­ra­ción de Juan Emi­lio Llam­pa Llusco gran­des opor­tu­ni­da­des, exi­gien­do tam­bién ma­yor com­pro­mi­so y es­fuer­zo, una vez que la es­ca­la ha cam­bia­do dra­má­ti­ca­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.