LAS 100 ME­JO­RES POE­SÍAS DE

GUS­TA­VO ADOL­FO BACA

El Deber - Extra (Bolivia) - - HUMOR -

RO­BO DE CHIRIMOYAS II

Prin­ga­dos has­ta las ce­jas co­mía­mos las ri­cas fru­tas con des­ver­güen­za ab­so­lu­ta hu­yen­do de las abe­jas. De pron­to dos de no­so­tros, -no son pre­ci­sos los nom­bres­gri­ta­mos ¡vie­ne un hom­bre gran­de y fuer­te co­mo un po­tro! Ve­nía el lle­ga­do, al tro­te y pa­ra col­mo del asom­bro re­vo­lea­ba so­bre hom­bros un re­lu­cien­te ga­rro­te. Por el mie­do, sa­cu­di­dos em­pren­di­mos ve­loz fuga nun­ca a pa­so de tor­tu­ga y más bien cual si es­cu­pi­dos. Era el due­ño de las plan­tas quien con al ris­tre el ga­rro­te ha­bla­ba de apre­tar co­go­tes, su in­ten­ción no era san­ta. ¡Ata­jen a los pi­llos!, ex­cla­ma­ba y con tal fuer­za lo ha­cía que por co­rrer se caía, pe­ro al ti­ro se pa­ra­ba. Por lo me­nos una le­gua se ex­ten­dió la ma­ra­tón de chi­qui­llos, un mon­tón que que­rían una ye­gua. Apa­re­ció una la­gu­na en la fuga, a la dis­tan­cia, se sin­tió fres­ca fra­gan­cia y fue de ve­raz, for­tu­na. Allí caí­mos los pi­llos, pue­de de­cir­se fe­li­ces con lo­do has­ta en las na­ri­ces pe­ro ile­sos los dia­bli­llos. De esa vez, la chi­ri­mo­ya, ni des­pués de lar­go ayuno, no nos ten­tó a nin­guno y de­jó de ser una jo­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.