SE­MA­NA SAN­TA EN LAS MI­SIO­NES

EN LOS PUE­BLOS MISIONALES UN RE­CO­RRI­DO PA­RA VI­VIR Y RE­COR­DAR LA MUER­TE Y RE­SU­RREC­CIÓN DE JE­SÚS

El Deber - Extra (Bolivia) - - Portada -

Con­me­mo­rar la vi­da, pa­sión y muer­te de Je­sús, co­mo tra­di­cio­nal­men­te lo hi­cie­ron los sa­cer­do­tes de la Com­pa­ñía de Je­sús, que lle­ga­ron a es­tas tie­rras a evan­ge­li­zar a los na­ti­vos chi­qui­ta­nos, ha­ce más de 300 años, es el mo­ti­vo fun­da­men­tal por el que no so­lo cru­ce­ños, sino tam­bién bo­li­via­nos y ex­tran­je­ros vi­si­tan las po­bla­cio­nes misionales pa­ra ce­le­brar la Se­ma­na San­ta de una ma­ne­ra más vi­ven­cial.

Re­co­rrer las ca­lles por don­de ca­mi­nan los pe­ni­ten­tes y fe­li­gre­ses, lle­van­do en an­das las di­fe­ren­tes imá­ge­nes que re­pre­sen­tan la pa­sión y muer­te de Je­su­cris­to, vi­si­tar los tem­plos je­suí­ti­cos y ce­le­brar los ri­tua­les li­túr­gi­cos, se con­vier­te en una de las prin­ci­pa­les atrac­cio­nes del tu­ris­mo religioso que ofre­cen Con­cep­ción, San Ja­vier, San Ig­na­cio, San­ta Ana, San Mi­guel, San Ra­fael, San Jo­sé y San­tia­go de Chi­qui­tos, así co­mo tam­bién San Ig­na­cio de Mo­xos, en Be­ni, en es­ta épo­ca.

Ma­ría Lourdes Zam­bra­na, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Or­ga­ni­za­ción y Ges­tión del Des­tino tu­rís­ti­co San­ta Cruz, se­ña­la que las mi­sio­nes, de­cla­ra­das Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Hu­ma­ni­dad, son un des­tino lleno de con­tras­tes, re­li- gio­si­dad, his­to­ria, cul­tu­ra, be­lle­za na­tu­ral, hos­pi­ta­li­dad y mu­chos otros atri­bu­tos que es­ta ex­tra­or­di­na­ria geo­gra­fía ofre­ce al vi­si­tan­te pa­ra re­vi­vir una de las ex­pe­rien­cias re­li­gio­sas más im­por­tan­tes de Su­da­mé­ri­ca y del mun­do.

Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas prin­ci­pa­les de los pue­blos misionales es man­te­ner has­ta hoy, ca­si inal­te­ra­ble la he­ren­cia cul­tu­ral de sus an­te­pa­sa­dos. Ade­más son los úni­cos tem­plos de las Mi­sio­nes Je­suí­ti­cas de Amé­ri­ca que se con­ser­van co­mo ver­da­de­ras jo­yas ar­qui­tec­tó­ni­cas del ba­rro­co mes­ti­zo, por sus pin­tu­ras, ta­lla­dos, ob­je­tos sa­cros y ele­men­tos en ca­da lu­gar que se des­ta­can por su ori­gi­na­li­dad. San Fran­cis­co Xa­vier Si­tua­da a 221 km de San­ta Cruz, es­tá la mi­sión más an­ti­gua que es la de San Ja­vier. Allí se ini­cia la Se­ma­na San­ta con la en­tra­da triun­fal de Je­su­cris­to a Je­ru­sa­lén, la pro­ce­sión de Je­sús de Na­za­ret, misa y la­va­to­rio de los pies al Ca­bil­do In­dí­ge­na.

El vier­nes san­to se rea­li­za la re­pre­sen­ta­ción del Vía Cru­cis Vi­vien­te, ce­le­bra­ción de la pa­sión y muer­te de Cris­to, me­di­ta­ción de las sie­te pa­la­bras, el des­cla­ve y se­pul­tu­ra del Se­ñor. El domingo de ra­mos se rea­li­za la pro­ce­sión del en­cuen­tro de Ma­ría y Jo­sé.

En su atrac­ti­va to­po­gra­fía on­du­la­da en­tre pal­mas y ro­cas gi­gan­tes, se pue­de dis­fru­tar del agro­tu­ris­mo en aco­ge­do­ras es­tan­cias ru­ra­les, eco re­sorts, Aguas Ti­bias y ex­tra­or­di­na­rios lu­ga­res. Co­mo es la ca­pi­tal del que­so, ese mis­mo fin de se­ma­na se rea­li­za el fes­ti­val del que­so. El mu­seo mi­sio­nal, las pie­dras de los apóstoles, Aguas ca­lien­tes y Aguas ti­bias, son otros lu­ga­res que no hay que perderse, re­sal­ta Pao­la Pa­ra­da, di­rec­to­ra de De­sa­rro­llo Hu­mano de la Go­ber­na­ción. San Ig­na­cio y San­ta Ana En las mi­sio­nes de San­ta Ana y San Ig­na­cio de Ve­las­co des­ta­can ac­ti­vi­da­des co­mo la ro­ba­da del ni­ño o del Se­ñor en su bu­rri­to a Be­ta­nia, el Domingo de Ra­mos, que lue­go es re­cu­pe­ra­do por el sa­cer­do­te y de­vuel­to a la igle­sia en pro­ce­sión. La cru­ci­fi­xión, el vía cru­cis es­ce­ni­fi­ca­do, el des­cla­ve del Se­ñor, ro­me­ría y ve­lo­rio, la pro­ce­sión go­zo­sa de Pas­cua del en­cuen­tro de Je­sús con la vir­gen Ma­ría y la misa de Pas­cua con el ser­món en chi­qui­tano, lla­man la aten­ción del vi­si­tan­te.

El mi­ra­dor del ce­rro de la cruz, la re­pre­sa de Gua­po­mó, la re­ser­va eco­ló­gi­ca Mary­lan­dia, las cue- vas de ye­so y el ca­fé eco­ló­gi­co Min­ga son otras atrac­cio­nes que los vi­si­tan­tes pue­den co­no­cer en San Ig­na­cio, si­tua­da a 468 km. Mien­tras que en San­ta Ana (508 km) se en­cuen­tran el mu­seo chi­qui­tano, el ce­rro de la an­te­na, la re­pre­sa de Tu­ca­va­ca y el San­tua­rio Ar­queo­ló­gi­co El Vi­bo­rón.

San Ig­na­cio es de im­pre­sio­nan­te be­lle­za y es­tá con­si­de­ra­da co­mo una de las re­gio­nes con ma­yor di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca del mun­do. En sus al­re­de­do­res es­tán los ta­lle­res ar­te­sa­na­les y la es­cue­la de mú­si­ca. San Mi­guel de Ve­las­co En es­ta mi­sión, si­tua­da a 515 km de San­ta Cruz, su tem­plo es la edi­fi­ca­ción más im­por­tan­te del pue­blo. Des­ta­ca su al­tar ta­lla­do en pan de oro, su cie­lo ra­so y sus ar­tís­ti­cos ta­lla­dos y gra­ba­dos don­de so­bre­sa­le la fi­gu­ra de San Mi­guel Ar­cán­gel.

Los ri­tua­les li­túr­gi­cos se ini­cian el domingo de ra­mos, si­guen el jue­ves con el la­va­do de los pies, el vier­nes con el vía cru­cis, y la ben­di­ción del agua y el fue­go, el sá­ba­do, y de las pal­mas, el domingo de Pas­cua. Un Mu­seo Et­no­fol­cló­ri­co, El Su­tó y la la­gu­na Co­to­ca son lu­ga­res que in­vi­tan a dis­fru­tar de la es­ta­día.

Uno de los me­jo­res lu­ga­res que los vi­si­tan­tes pue­den dis­fru­tar son las aguas ter­ma­les en es­te rin­cón del Sud­es­te Chi­qui­tano. Aguas ca­lien­tes

La fe y la de­vo­ción no so­lo los adul­tos las ma­ni­fies­tan, sino tam­bién los más pe­que­ños, que vi­ven o vi­si­tan las di­fe­ren­tes po­bla­cio­nes misionales. Los ni­ños ex­pre­san su de­vo­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.