“NUN­CA PIER­DAS LA ILU­SIÓN NI LA ESEN­CIA DE NI­ÑO QUE LLE­VAS DEN­TRO”

El Deber - Extra (Bolivia) - - Historias - VÍC­TOR HUGO ‘TU­CHO’ AN­TE­LO

Es el ma­yor go­lea­dor en la his­to­ria de la Pri­me­ra Di­vi­sión de Bo­li­via, con 350 go­les mar­ca­dos en 18 tem­po­ra­das. Na­ció en San­ta Cruz el 2 de no­viem­bre de 1962 en el ho­gar de los es­po­sos Eli­sa Bar­ba y Al­ci­des An­te­lo Mi pe­que­ño Tu­cho: Tu sue­ño de ni­ño siem­pre fue con­ver­tir­te en un ju­ga­dor de fút­bol de re­nom­bre, pe­ro tus mie­dos e in­se­gu­ri­da­des por no te­ner un buen fí­si­co y no cre­cer lo su­fi­cien­te te cau­san im­po­ten­cia y ra­bia, por­que no es­tás en­tre los me­jo­res. Qui­zás te re­pro­ches que de­bie­ras ha­cer más ejer­ci­cios y dar más del 100%, aun­que en es­ta épo­ca aún no hay mu­chas op­cio­nes. De to­das for­mas, no ten­gas te­mor por­que sé que tus ga­nas y tu pa­sión por el fút­bol te lle­va­rán muy le­jos, tan le­jos que te con­ver­ti­rás en el me­jor go­lea­dor del mun­do.

Lue­go te pre­pa­ra­rás y te con­ver­ti­rás en di­rec­tor téc­ni­co, por­que te­nés vo­ca­ción pa­ra enseñar to­do lo que apren­de­rás a lo lar­go de tu ca­rre­ra. Ha­ce­lo con pa­cien­cia y de­di­ca­ción, aun­que tam­bién con ca­ri­ño ha­cia los ju­ga­do­res, a los que de­bes tra­tar co­mo a hi­jos, dán­do­les un po­co de amor, pe­ro tam­bién im­po­nien­do dis­ci­pli­na.

Es­tu­dia, no te que­des a me­dio ca­mino, sé que no eres el me­jor de los alum­nos y que lo tu­yo es y siem­pre se­rá el fút­bol, pe­ro si­gue ade­lan­te, y dis­fru­ta tam­bién de esa y de ca­da eta­pa de tu vi­da. Nun­ca pier­das la ilu­sión ni la esen­cia de ni­ño que lle­vas den­tro, si­gue con­tan­do chis­tes, que es al­go que te en­can­ta, no de­jes de ju­gar ni de mo­les­tar a tus ami­gos de ba­rrio, co­mo lo ha­ces aho­ra, por­que eso siem­pre los man­ten­drá uni­dos.

La muer­te de tu ma­dre cuan­do ape­nas es­tás co­men­zan­do a ju­gar fút­bol pro­fe­sio­nal­men­te te do­le­rá de­ma­sia­do y mar­ca­rá tu vi­da, por­que ella es la je­fa de la ca­sa, la que cum­ple tus de­seos, gus­tos y ca­pri­chos de ser el su­rra-pi­to de la fa­mi­lia, pe­ro no te de­ten­gas, si­gue ha­cia la me­ta, así co­mo tam­po­co te de­ten­ga la muer­te de tu pa­pá unos años des­pués, Que es­tos gol­pes, más bien te den la fuer­za pa­ra lo­grar tus me­tas y ob­je­ti­vos. Si­gue so­ñan­do y lu­cha siem­pre por al­can­zar tus más gran­des an­he­los.

A tus 18 años co­men­za­rá una her­mo­sa eta­pa en tu vi­da. Aque­lla ni­ña con la que cre­cis­te en tu ba­rrio, se­rá la mu­jer de tu vi­da y se con­ver­ti­rá en la Rei­na de tu ca­sa. Ella te apo­ya­rá en to­do y lu­cha­rá co­do a co­do a tu la­do por sa­car ade­lan­te a tu fa­mi­lia. Se­rás un buen es­po­so, da­rás to­do por tu fa­mi­lia, nun­ca per­mi­ti­rás que les fal­te na­da. Dis­fru­ta de la vi­da, di­viér­te­te, pe­ro siem­pre sin ex­ce­sos. Qui­zá el ro­man­ce y los de­ta­lles no sean lo tu­yo y siem­pre te ol­vi­des de las fe­chas im­por­tan­tes, pe­ro com­pén­sa­lo con mu­cho amor.

El na­ci­mien­to de tu hi­ja ma­yor, Pau­la, que lle­ga­rá a ser una re­co­no­ci­da abo­ga­da, te asus­ta­rá un po­co, por­que asu­mi­rás una nue­va res­pon­sa­bi­li­dad y tu vi­da ya pa­sa­rá a un se­gun­do plano. Lue­go ven­drán Víc­tor Hugo, que te da­rá la ilu­sión de ser tu su­ce­sor y la pro­lon­ga­ción de sus sue­ños en el fút­bol, pe­ro la vi­da le tie­ne de­pa­ra­do otro des­tino, di­fe­ren­te al que qui­zás hu­bie­ses desea­do, pe­ro se con­ver­ti­rá en un ex­ce­len­te ad­mi­nis­tra­dor de em­pre­sas; así co­mo tam­bién Na­ta­lia, lle­ga­rá a ser una bue­na ar­qui­tec­ta. Tu su­rra­pi­ta, Vic­to­ria Eli­sa, se­rá la com­pa­ñe­ra de tu es­po­sa y la luz de tus ojos. Qui­zá no es­tés pre­sen­te en mu­chos mo­men­tos im­por­tan­tes en la vi­da de ellos, pe­ro com­pen­sa­los con amor y da­les ca­li­dad de tiem­po. Dis­fru­tá con ellos, ama­los al pun­to de dar la vi­da por tus re­to­ños, tra­ta­los co­mo ami­gos, pe­ro so­lo en cier­tos mo­men­tos, por­que lo que más ne­ce­si­tan es a su pa­pá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.