“TEN LA CER­TE­ZA DE QUE VAS A CUM­PLIR CON­TI­GO MIS­MO Y QUE LO­GRA­RÁS MÁS DE LO QUE SOÑASTE”

El Deber - Extra (Bolivia) - - Historias - WAL­TER NO­SI­GLIA

El lau­rea­do co­rre­dor de mo­tos na­ció en Su­cre, el 4 de enero de 1962. Es hi­jo de Ma­rio No­si­glia y de Te­re­sa Na­va­rro. Es­tá ca­sa­do con Ve­ró­ni­ca Ja­ger y es pa­dre de dos va­ro­nes, Wal­ter y Da­niel, que le es­tán si­guien­do los pa­sos y ya sa­ben de mu­chas vic­to­rias y cam­peo­na­tos. Que­ri­do Wál­ter, tu fi­ja­ción ab­so­lu­ta, tu pa­sión por las mo­tos y el an­he­lo de lle­gar a ser cam­peón te ha­rán su­bir has­ta lo más al­to del po­dio, aun­que qui­zá eso nun­ca se te pa­só por la men­te. Por eso si­gue ju­gan­do a las ca­rre­ras con las mo­tos, con­ti­núa com­pi­tien­do en las com­pe­ten­cias de bi­ci­cle­tas o en los cam­peo­na­tos de na­ta­ción, si­gue con tu men­ta­li­dad ga­na­do­ra y siem­pre com­pe­ti­ti­va, por­que eso se­rá lo que te lle­va­rá a lu­ga­res que ni si­quie­ra en sue­ños hu­bie­ses ima­gi­na­do es­tar

o im­por­ta que tus pa­dres no quie­ran apo­yar­te aho­ra. No te preo­cu­pes y si­gue lu­chan­do por lo que amas ha­cer, que cuan­do vean que es lo que te apa­sio­na, lo en­ten­de­rán y lle­ga­rá el día en que a tus 15 años, muy a pe­sar su­yo y sin la au­to­ri­za­ción de tu ma­má, tu pa­pá te com­pra­rá tu pri­me­ra mo­to y con esa co­men­za­rás a com­pe­tir y a ga­nar tus pri­me­ras me­da­llas.

No se­rás un alumno ex­ce­len­te, pe­ro es­ta­rás en­tre los re­gu­la­res y la dic­ta­du­ra de los 80 trun­ca­rá uno de tus pro­yec­tos de pro­fe­sio­na­li­za­ción, ya que ce­rra­rán la uni­ver­si­dad y no po­drás con­ti­nuar con tu ca­rre­ra de In­ge­nie­ría In­dus­trial, pe­ro eso no se­rá un obs­tácu­lo pa­ra vos, por­que más ade­lan­te po­drás es­tu­diar me­cá­ni­ca, que es con lo que com­ple­men­ta­rás lo que ha si­do, es y se­rá tu ma­yor pa­sión.

A los 23 años el amor to­ca­rá tu puer­ta y cin­co años des­pués pa­sa­rás al equi­po de los ca­sa­dos, y con tu ama­da, Ve­ró­ni­ca, su­pe­rarás to­das las ba­rre­ras. Se apo­ya­rán en to­do sen­ti­do y esa unión, con la ben­di­ción de Dios, se­rá pa­ra to­da la vi­da. Lo que aho­ra pien­sas que no quie­res te­ner hi­jos, que­da­rá en el pa­sa- do, por­que aun­que pri­me­ro te asus­ta­rás an­te la no­ti­cia, des­pués del na­ci­mien­to de tu pri­mer hi­jo, Wal­ter (24), tu vi­da se­rá trans­for­ma­da por com­ple­to, por­que per­mi­ti­rá que, co­mo fa­mi­lia, se acer­quen más a Dios.

Lue­go, con la lle­ga­da de Da­niel (22) apren­de­rás a amar más a los ni­ños, a ju­gar con ellos, a en­ten­der­los y, so­bre to­do, a dis­fru­tar­los. Se­rás un pa­dre muy cer­cano y com­par­ti­rás con tus hi­jos tu pa­sión por las mo­tos, ya que ape­nas apren­dan a ca­mi­nar ju­ga­rán a ser co­rre­do­res y des­de sus tres añi­tos ya .es­ta­rán com­pi­tien­do. ¡Apo­ya­los siem­pre en to­do y da­le los ins­tru­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra que se pro­fe­sio­na­li­cen, com­pi­tan en el ex­tran­je­ro y lle­guen tan le­jos o más le­jos que tú!

¿Al­gu­na vez soñaste con lle­gar a par­ti­ci­par en un Da­kar? Pues dé­ja­me de­cir­te que lo que es­tás vi­vien­do y to­do lo que ven­drá te pre­pa­ra­rá no so­lo pa­ra lle­gar a ser 21 ve­ces cam­peón na­cio­nal de motociclismo, sino tam­bién pa­ra que­dar en­tre los tres me­jo­res de un rally y lue­go ga­na­rás dos eta­pas en la com­pe­ten­cia más im­por­tan­te del mun­do. Cuan­do ten­gas pro­ble­mas téc­ni­cos y de­bas aban­do­nar una eta­pa, aún es­tan­do arri­ba, que no sea una frus­tra­ción, sim­ple­men­te agra­de­ce a Dios por to­do lo que has lo­gra­do, por­que no to­dos los días es­tás arri­ba en una eta­pa del Da­kar.

De­bes te­ner la cer­te­za de que vas a cum­plir con­ti­go mis­mo y de que lo­gra­rás más de lo que has so­ña­do, por­que lle­ga­rás a ser uno de los co­rre­do­res más im­por­tan­tes, pe­ro pa­ra ello de­be­rás tra­ba­jar muy du­ro. Ga­nar es tu sue­ño, pe­ro si no se da no im­por­ta, por­que el so­lo he­cho de com­pe­tir siem­pre te ha­rá fe­liz. Con to­do mi ca­ri­ño a Wal­ti­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.