Aven­tu­ra. Rafting y ca­non­ying en Yungas

AVEN­TU­RA EN­TRE RÍOS Y CA­ÑO­NES ES LA ME­JOR ÉPO­CA PA­RA HA­CER RAFTING Y CANYONING... CO­NOZ­CA LAS OP­CIO­NES

El Deber - Extra (Bolivia) - - Sumario - EL RAFTING ES EL DES­CEN­SO POR UN RÍO DE MON­TA­ÑA A BORDO DE UN RAFT O BO­TE NEU­MÁ­TI­CO PA­RA ES­TOS DEPORTES EXTREMOS Y DE AVEN­TU­RA, NO ES IN­DIS­PEN­SA­BLE SA­BER NA­DAR

La­ven­tu­ra se ini­cia en Co­roi­co, el mu­ni­ci­pio tu­rís­ti­co que se en­cuen­tra en Los Yungas, a tan so­lo tres ho­ras de la Ciu­dad Ma­ra­vi­lla de La Paz, don­de se pue­de prac­ti­car tu­ris­mo de aven­tu­ra co­mo el canyoning ba­rran­quis­mo) y el rafting ca­no­ta­je), dos deportes extremos que pro­vo­can que las emo­cio­nes y la adre­na­li­na se mul­ti­pli­que por mil.

El río Co­roi­co y Cho­ro Cho­na, pa­ra el rafting, y el ca­ñón de San Pe­dri­to y Ca­jo­nes, en Ca­ra­na­vi, y San­ta Ro­sa de Va­gan­tes, en Co­roi­co, pa­ra el canyoning, son los lu­ga­res idea­les don­de los tu­ris­tas pue­den dis­fru­tar no so­lo de la adre­na­li­na del ca­no­ta­je y del ba­rran­quis­mo, sino tam­bién de los her­mo­sos pa­ra­jes que se en­cuen­tran en sus al­re­de­do­res, co­mo las cas­ca­das yun­gue­ñas con cau­da­les y caí­das de agua im­pre­sio­nan­tes, las po­zas na­tu­ra­les y pro­fun­das y la exuberante flo­ra y fau­na de la zo­na.

El cli­ma en es­tos lu­ga­res es cá­li­do y el ter­mó­me­tro es­tá siem­pre en­tre los 20 y 30 gra­dos cen­tí­gra­dos, mien­tras que el agua tie­ne una tem­pe­ra­tu­ra de 14 a 16 gra­dos.

Los tours

Du­ran­te to­do el año las agen­cias ar­man pa­que­tes tu­rís­ti­cos que in­clu­yen una o am­bas ac­ti- vi­da­des. La Em­pre­sa Es­ta­tal Bo­li­via­na de Tu­ris­mo ( Bol­tur) cuen­ta con tours de un día com­ple­to a Los Yungas pa­ra prac­ti­car am­bos deportes.

Las sa­li­das, des­de La Paz, se ha­cen en gru­po de cin­co per­so­nas y el costo de los pa­que­tes es Bs 450 pa­ra los tu­ris­tas nacionales y Bs 480 pa­ra los ex­tran­je­ros, que in­clu­ye el trans­por­te, los equi­pos pa­ra rea­li­zar las ac­ti­vi­da­des, un guía es­pe­cia­li­za­do en deportes acuá­ti­cos, trek­king (ex­cur­sio­nis­mo) ha­cia el río San Pe­dri­to, ali­men­ta­ción (al­muer­zo y re­fri­ge­rios), cur­sos bá­si­cos obli­ga­to­rios de rafting y canyoning y se­gu­ro de via­je, As­sist Card, di­ce Henry Ri­be­ra, de la Uni­dad de Co­mu­ni­ca­ción de Bol­tur. Rafting o ca­no­ta­je El rafting es un de­por­te en equi­po, don­de to­dos los tri­pu­lan­tes re­man al mis­mo tiem­po y de for­ma coor­di­na­da pa­ra des­cen­der por los ríos. Se tra­ta de una ac­ti­vi­dad de­por­ti­va y re­crea­ti­va que con­sis­te en re­co­rrer el cau­ce de los ríos en di­rec­ción de la co­rrien­te, so­bre una em­bar­ca­ción, sean bal­sas o ca­noas.

El río Co­roi­co tie­ne un gra­do de di­fi­cul­tad, de­pen­dien­do de la ve­lo­ci­dad de la co­rrien­te, la tur­bu­len­cia del agua, la pre­sen­cia y la fuer­za de re­mo­li­nos y la exis­ten­cia de ro­cas en el re­co­rri­do y eso lo vuel­ve más emo­cio­nan­te pa­ra la prác­ti­ca de es­te de­por­te ex­tre­mo.

No se ne­ce­si­ta te­ner ex­pe­rien­cia pa­ra la ru­ta, sim­ple­men­te la ga­nas de que­rer vi­vir una aven­tu­ra inol­vi­da­ble, di­ce Ariel Ca­sano, guía y pro­pie­ta­rio de la em­pre­sa Awa Rafting.

Ex­pli­ca que la me­jor épo­ca pa­ra prac­ti­car rafting es es­ta, ya que el ni­vel del río es al­to y las co­rrien­tes son fuer­tes, ha­cien­do la ac­ti­vi­dad más emo­cio­nan­te, pe­ro es ne­ce­sa­rio sa­ber na­dar. De ju­nio a no­viem­bre, aña­de, has­ta los ni­ños y las per­so­nas ma­yo­res que no sa­ben na­dar pue­den vi­vir es­ta ex­pe­rien­cia.

Canyoning o ba­rran­quis­mo

Es el des­cen­so por ca­ño­nes o cas­ca­das me­dian­te una cuer­da con la téc­ni­ca de ra­pel. Es el des­pla­za­mien­to so­bre un ca­ña­dón be­lla­men­te es­cul­pi­do por el río, con formaciones na­tu­ra­les en­tre que­bra­das, gar­gan­tas es­tre­chas, paredes be­lla­men­te es­cul­pi­das por el rio y es­pec­ta­cu­la­res cas­ca­das, idea­les pa­ra ha­cer full canyoning, ex­pli­ca Al­fre­do Can­dia, de Al Tour.

Pa­ra su­pe­rar el re­co­rri­do los tu­ris­tas de­ben va­ler­se de una va­rie­dad de téc­ni­cas que pue­den in­cluir otras ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre, ta­les co­mo ex­cur­sio­nis­mo, floa­ting, sal­tos de 6, 7 y 10 me­tros en po­zas pro­fun­das, ade­más de na­ta­ción.

Cris­tian Vill­ca, ope­ra­dor de ba­rran­quis­mo de El va­gan­te, ex­pli­ca que es­te de­por­te acuá­ti­co de aven­tu­ra es apa­sio­nan­te, te atra­pa y te po­ne en con­tac­to di­rec­to con la pro­pia fuer­za in­te­rior y, ade­más, per­mi­te vi­vir la na­tu­ra­le­za de una ma­ne­ra ac­ti­va y se­gu­ra, pe­ro que re­quie­re un es­ta­do fí­si­co óp­ti­mo

Mo­da­li­dad de­por­ti­va que com­bi­na aven­tu­ra y emo­ción A me­di­da que se va­ya ad­qui­rien­do más ex­pe­rien­cia, quie­nes prac­ti­can rafting po­drán aden­trar­se en aguas más bra­vas, don­de la ten­sión, la emo­ción y la sen­sa­ción de ries­go son con­ti­nuas. In­clu­so los ni­ños pue­den prac­ti­car es­te de­por­te de aven­tu­ra.

El ca­no­ta­je de­be ha­cer­se en los ríos rá­pi­dos Es una ac­ti­vi­dad de en­tre­te­ni­mien­to pa­ra re­co­rrer el cau­ce de los ríos en la di­rec­ción en la que ba­ja la co­rrien­te, cu­ya ca­rac­te­rís­ti­ca de­be ser la ra­pi­dez de sus aguas.

Go­ce de la na­tu­ra­le­za en un tra­ba­jo en equi­po El rafting es una al­ter­na­ti­va re­la­ti­va­men­te nueva, pe­ro que ya cuen­ta con mu­chos afi­cio­na­dos, no so­lo en Bolivia, sino en los le­chos de di­fe­ren­tes ríos del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.