DE LOS VE­CI­NOS IV

El Deber - Extra (Bolivia) - - Humor -

De­lan­te de su ca­sa ha­bía un vie­jo y su­cio fa­rol, allí vi­vía el Rey Cha­rol ¡Y quién no lo co­no­cía!

Des­de lue­go lo de Rey él se lo ha­bía apro­pia­do y lo te­nía sin cui­da­do es­tar fue­ra de la ley.

Ha­bla­ba de sus ha­za­ñas el su­pues­to so­be­rano para quien eran ena­nos o ti­pe­jos de mil ma­ñas

Los po­bre­to­nes ve­ci­nos que ni lle­ga­ban a gentes ni mi­rán­do­los con len­tes, ne­gros to­dos y co­chi­nos.

Bueno pues, el Rey Cha­rol ves­tía siem­pre de ver­de, co­lor que nun­ca se pier­de ni en la som­bra ni en el sol.

Re­ma­tan­do el tal atuen­do con un par de al­par­ga­tas que olían a sucias pa­tas que te ha­cían sa­lir co­rrien­do.

Se glo­ria­ba de sol­te­ro y de­cía que de una mu­jer que lo qui­so so­me­ter se es­con­dió en su ro­pe­ro.

A tí­tu­los y otras ar­tes nues­tro Rey se ape­ga­ba y con au­da­cia afir­ma­ba ser pri­mo de Bo­na­par­te.

Y ten­go ade­más as­ti­lla, al­guno lo oyó afir­mar, sin si­quie­ra pes­ta­ñear, con los re­yes de Cas­ti­lla.

Tam­bién so­lía afir­mar Que en su lar­go ca­mino, Apren­dió a ha­blar en chino y en japonés a can­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.