LAS 100 ME­JO­RES POESÍAS DE GUS­TA­VO ADOL­FO BA­CA

DE LOS VE­CI­NOS V

El Deber - Extra (Bolivia) - - Humor -

Ha­bla­ba diz­que el in­glés Y aun­que nun­ca le dio uso, Tam­bién mas­cu­lla­ba el ruso Lo mis­mo que el ‘al re­vés’.

El al re­vés era idio­ma, -lo lla­ma­ba él así­que lo apren­dió por ahí en se­rio e igual en bro­ma.

Con las len­guas a la car­ga Siem­pre es­ta­ba el per­so­na­je No por­que ha­cía mil via­jes Si­guien­do sen­das no lar­gas

Pues eran cor­tos des­ti­nos, Al­gu­na vez en dos días Has­ta vie­jas pul­pe­rías O a la ca­sa de ve­ci­nos.

Via­je­ro de bue­na ley, Soy yo, el va­rón de­cía Y re­ma­tan­do aña­día En voz al­ta un “okey”.

De ser bra­vo ha­cía alar­de, Lo mis­mo que de no­ble­za Pe­ro era ma­la pie­za Pues siem­pre lle­ga­ba tar­de

Has­ta a se­rios com­pro­mi­sos Con la so­la ex­pli­ca­ción: -Yo no les pi­do per­dón por­que Dios así me hi­zo-.

Mas lu­cía li­ge­re­za En ser siem­pre el pri­me­ro En de­cir “lo que yo quie­ro Es bien fría la cer­ve­za”.

Des­pués ar­ma­ba el embrollo Mo­vien­do asaz la ca­be­za Y exi­gir con su voz grue­sa Y que es­té bien tierno el po­llo.

Con los postres ha­cía líos Al pe­dir con voz po­ten­te: -Yo lo quie­ro más ca­lien­te o lo co­mo so­lo frío.

Si uno el bra­zo tor­cía Y de ha­cer su gus­to tra­ta­ba, Al me­nos ago­ni­za­ba Y por po­co no mo­ría

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.