LO QUE QUE­DÓ EN EL TIN­TE­RO

El Deber - Extra (Bolivia) - - LECTORES - So­bre Xi­me­na Ve­lez

La pri­me­ra vez que Xi­me­na vio un oso ju­cu­ma­ri fren­te a fren­te te­nía 23 años de edad, fue en el Par­que Ca­rras­co. “Era mi pri­mer día en el cam­po, mi com­pa­ñe­ra y yo ca­mi­na­mos ho­ras y ho­ras. Es­tá­ba­mos sen­ta­das en una co­li­na vien­do un pai- sa­je es­pec­ta­cu­lar y de pron­to, a 10 me­tros de no­so­tros apa­re­ció un oso sa­lien­do del bos­que. No sa­bía­mos qué ha­cer, si po­ner­nos a res­guar­do, si to­mar no­tas o sa­car fo­tos...” El enor­me ani­mal ha­bía sa­li­do del bos­que pa­ra ‘ir al ba­ño’. En la tie­rra de­jó sus ex­cre­men­tos y las jó­ve­nes bió­lo­gas to­ma­ron el ‘re­ga­lo’ lle­nas de jú­bi­lo, pues aho­ra po­dían es­tu­diar aque­llo y des­cu­brir cuál era la die­ta del oso.

Días des­pués cuan­do sa­lie­ron del par­que co­rrie­ron a lla­mar al único es­tu­dio­so del oso que ha­bía por esas épo­cas, un ex­tran­je­ro que lo ve­nía si­guien­do ha­cía cin­co años en el Am­bo­ró, pe­ro que nun­ca ha­bía po­di­do avis­tar un ju­cu­ma­ri en per­so­na. “Cuan­do le con­ta­mos que vi­mos uno y la suer­te que tu­vi­mos, lo pri­me­ro que nos di­jo fue: Las odio, las odio, las odio...”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.