UNA PAU­SA AN­TES DE CON­TI­NUAR CA­MINO

Re­co­men­da­cio­nes bá­si­cas pa­ra cui­dar la sa­lud emo­cio­nal

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja -

¿Qué nos pro­du­ce la con­duc­ción? Ma­ne­jar un vehícu­lo des­pier­ta mu­chas emo­cio­nes. Nor­mal­men­te pro­vo­ca reac­cio­nes po­si­ti­vas. Di­ri­gir un vehícu­lo ha­ce que nos sin­ta­mos sa­tis­fe­chos y ca­pa­ces, nos di­vier­te, e in­clu­so ali­men­ta nues­tro ego. Hay per­so­nas que se re­la­jan con­du­cien­do, les cal­ma las emo­cio­nes ne­ga­ti­vas. Esa sen­sa­ción, sin em­bar­go, “es un ar­ma de do­ble filo” por­que pue­de con­ver­tir­se en un ac­to pa­ra desaho­gar to­dos los ma­les.

Im­pul­sos sin con­trol. Con la con­duc­ción “ex­pre­sa­mos nues­tro es­ta­do de áni­mo”. Al es­tar emo­cio­nal­men­te inestables pue­den sur­gir “im­pul­sos sin con­trol, to­mar una ac­ti­tud agre­si­va o in­sul­tar” por la con­fian­za que ge­ne­ra el es­tar al vo­lan­te.

Dar­se un tiem­po. El es­tar ‘emo­cio­nal­men­te bien’ es una de las co­sas más im­por­tan­tes pa­ra la sa­lud, por­que de las emo­cio­nes de­pen­de to­do. Por ello se acon­se­ja des­can­sar an­tes de ca­da via­je en au­to, dor­mir o ha­cer ejer­ci­cios ha­bi­tua­les que ayu­den a es­tar más re­la­ja­dos du­ran­te to­do el tra­yec­to.

Pre­pa­rar­se pa­ra ru­tas lar­gas. Hay que or­ga­ni­zar el via­je (sa­ber la ru­ta, lle­var he­rra­mien­tas y to­dos los im­ple­men­tos de au­xi­lio ne­ce­sa­rios) pa­ra no tro­pe­zar con im­pre­vis­tos que nos pue­dan al­te­rar. Si via­ja­mos con ni­ños, hay que te­ner en cuen­ta que ha­brá que pa­rar más, lle­var al­go de co­mi­da y be­bi­da, y al­gu­na dis­trac­ción pa­ra en­tre­te­ner­nos.

Fuente: www.efe­sa­lud.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.