UN VIA­JE SIN PER­CAN­CES

Y CON ME­NOS ES­TRÉS

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vida & Pareja - Pau­la Be­ne­dict Si­có­lo­ga cli­ni­ca

Las preo­cu­pa­cio­nes ex­ce­si­vas, la de­pre­sión, los es­ta­dos exal­ta­dos de áni­mo, las pe­leas con los acom­pa­ñan­tes mien­tras se con­du­ce, las dis­trac­cio­nes o la fal­ta de con­cen­tra­ción pue­den pro­vo­car con fre­cuen­cia que los ni­ve­les de ries­go de ac­ci­den­tes en la ca­rre­te­ra se ele­ven ex­po­nen­cial­men­te. El con­duc­tor re­quie­re es­tar tran­qui­lo y con­cen­tra­do to­do el tiem­po pa­ra arri­bar sin con­tra­tiem­pos a su des­tino y, por su­pues­to, con un me­nor ran­go de es­trés.

Pa­ra lo­grar­lo, ur­ge evi­tar los plei­tos y no tra­tar de re­sol­ver pro­ble­mas jus­to an­tes de su­bir a la mo­vi­li­dad. Tam­bién hay que es­tar aten­to a los pro­ce­sos de­pre­si­vos que pue­dan cau­sar des­aten­ción o tem­pe­ra­men­to iras­ci­ble. Y se de­be evi­tar a to­da cos­ta con­du­cir ba­jo emo­cio­nes po­ten­cia­das por el con­su­mo de al­cohol.

Pa­ra vi­vir una ex­pe­rien­cia pla­cen­te­ra a bor­do de un mo­to­ri­za­do es im­por­tan­te: des­can­sar lo su­fi­cien­te la no­che pre­via al via­je y no con­su­mir al­cohol. Tam­bién es ne­ce­sa­rio pla­ni­fi­car con an­ti­ci­pa­ción una sa­li­da. Al dis­ci­pli­nar­se y con­tar siem­pre con tiem­po ex­tra, uno evi­ta el ago­ta­mien­to y po­drá con­du­cir sin pre­sio­nes ni apu­ros.

Son una bue­na idea el in­cluir pa­ra­das de des­can­so en el tra­yec­to, lle­var el equi­po y en­se­res ne­ce­sa­rios pa­ra un via­je confortable o al me­nos se­gu­ro, nor­mar a los acom­pa­ñan­tes pa­ra no tra­tar te­mas con­flic­ti­vos ni ini­ciar dis­cu­sio­nes en el ca­mino, ade­más de sen­tir y de­no­tar se­gu­ri­dad pa­ra en­ca­rar el tra­yec­to (obe­de­cien­do un plan pre­vio). Con esas pre­vi­sio­nes se dis­fru­ta­rá al má­xi­mo de la sen­sa­ción de au­to­no­mía y de apro­pia­ción del es­pa­cio ur­bano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.