LO QUE QUE­DÓ EN EL TIN­TE­RO

El Deber - Extra (Bolivia) - - Lectores -

No san­ti­fi­ca a sus hi­jos

Siem­pre se es­cu­cha de­cir que los hi­jos con ca­pa­ci­da­des di­fe­ren­tes son ángeles que Dios man­da a la tie­rra o que son más es­pe­cia­les. Pa­ra Elia­na Tar­dío, no es así. “No creo que sean ángeles que Dios nos man­da. Es­toy en con­tra de san­ti­fi­car a las per- so­nas por­que tie­nen una dis­ca­pa­ci­dad. Creo que cuan­do le po­ne­mos alas an­ge­li­ca­les les qui­ta­mos las su­yas pro­pias. Tam­po­co va con­mi­go eso de pa­dres es­pe­cia­les pa­ra hi­jos es­pe­cia­les, no so­mos pa­ra na­da de otro mun­do”, re­sal­ta.

Acon­se­ja a la gen­te que si tie­nen hi­jos con una con­di­ción es­pe­cial, los re­co­noz­can co­mo per­so­nas, ob­vio que co­mo pa­dres sien­ten que son sus an­ge­li­tos, sus be­bés eter­nos y su to­do, pe­ro co­mo pa­dres de­ben lu­char pa­ra dar­les to­do lo que ne­ce­si­tan, por opor­tu­ni­da­des equi­ta­ti­va y por la in­clu­sión real. “Es­to lo lo­gra­re­mos tra­tán­do­los co­mo cual­quier ser hu­mano, ellos no se me­re­cen más que na­die, sino lo mis­mo. He lu­cha­do pa­ra que sean cria­dos con es­truc­tu­ras, con va­lo­res y nun­ca usé su dis­ca­pa­ci­dad pa­ra lo­grar al­go o co­mo ex­cu­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.