LOS EFEC­TOS VA­RÍAN SE­GÚN LA EDAD

El Deber - Extra (Bolivia) - - Vi­da & Pa­re­ja - Patricia Ló­pez Zú­ñi­ga Lic. en Si­co­lo­gía. Te­ra­peu­ta fa­mi­liar

Los efec­tos de una se­pa­ra­ción o di­vor­cio va­rían se­gún la eta­pa de desa­rro­llo evo­lu­ti­vo en que se en­cuen­tre el ni­ño.

En ni­ños me­no­res de cin­co años se in­cre­men­ta el ma­les­tar an­te la pér­di­da a tra­vés de sus emo­cio­nes. Es­to, por­que aún se en­cuen­tran en vías de ex­plo­ra­ción, don­de el ape­go y des­ape­go se ve brus­ca­men­te al­te­ra­do.

Los pri­me­ros años son esen­cia­les, por­que se va cons­tru­yen­do la es­truc­tu­ra de la per­so­na­li­dad de to­do in­di­vi­duo (di­cha es­truc­tu­ra es­tá ba­sa­da en los pi­la­res pa­ter­nos o de tu­to­res). Por lo tan­to, al no con­tar con es­ta ba­se só­li­da y es­ta­ble, se im­pe­di­rá sub­sa­nar cual­quie­ra de las he­ri­das emo­cio­na­les ( aban­dono, re­cha­zo, trai­ción, hu­mi­lla­ción o in­jus­ti­cia), lo que per­ju­di­ca el desa­rro­llo si­co­ló­gi­co, so­cial y bio­ló­gi­co (en­fer­me­da­des psi­co­so­má­ti­cas). La ni­ña o el ni­ño bus­ca­rá re­fu­gios co­mo el re­torno a eta­pas más tem­pra- nas (con­duc­tas re­gre­si­vas), cen­trar­se en lo ima­gi­na­rio, llan­to des­con­so­la­do, pér­di­da de ape­ti­to, bús­que­da per­ma­nen­te de re­afir­ma­ción, in­to­le­ran­cia a la frus­tra­ción, en­tre otras. En los ma­yo­res de 6 años, rei­na el pen­sa­mien­to con­cre­to, don­de la ob­ser­va­ción, sen­tir y ma­ni­pu­la­ción de su reali­dad le per­mi­ti­rá cons­truir su apren­di­za­je y pro­se­guir con lo ini­cia­do en la primera in­fan­cia. En los ado­les­cen­tes, in­va­de el mie­do, de­pre­sión, sen­ti­mien­tos de cul­pa, pro­ble­mas de con­duc­ta, en­si­mis­mar­se en sus pen­sa­mien­tos, in­cer­ti­dum­bre so­bre el fu­tu­ro, di­fi­cul­ta­des so­cia­les en­tre otros as­pec­tos que va­rían de acuer­do a ca­da ca­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.