ABSOLUT RAIN­BOW

CELEBRACIÓN DE LA DI­VER­SI­DAD

El Deber - Extra (Bolivia) - - Gourmet -

Es­te año, Absolut re­cu­bre su piel con los seis co­lo­res in­fi­ni­tos de los que en el fon­do es­tá he­cho su es­pí­ri­tu. La his­to­ria de amor en­tre Absolut y la co­mu­ni­dad LGBT dio co­mien­zo en los años 80. Cua­tro dé­ca­das de apoyo a la di­ver­si­dad y el de­re­cho a ce­le­brar. La mar­ca con­me­mo­ra así la di­ver­si­dad. El arte de la van­guar­dia Fue tam­bién en los años 80 cuan­do Absolut se con­vir­tió en un ícono gra­cias a la co­la­bo­ra­ción con crea­do­res de la es­ce­na ar­tís­ti­ca neo­yor­qui­na, de la que sur­gie­ron pie­zas icó­ni­cas de Andy War­hol, Keith Ha­ring o Bas­quiat, que con­vir­tie­ron a la bo­te­lla de es­te vod­ka en un ícono de la cul­tu­ra po­pu­lar y has­ta en pie­za de co­lec­ción. Por fue­ra y por den­tro Si la pi­pa que pin­tó Ma­grit­te no era una pi­pa, Absolut ha de­mos­tra­do que su bo­te­lla no so­lo es una bo­te­lla. A lo lar­go de más de 30 años ha si­do un ícono pa­ra la crea­ción ar­tís­ti­ca, con­vir­tién­do­se en una pie­za de arte en sí mis­ma, pe­ro man­te­nién­do­se in­tac­ta des­de 1979. Fon­do y for­ma en la be­bi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.