So­bre del­fi­nes, edu­ca­ción y un lu­gar de La Paz

El Deber - Extra (Bolivia) - - Sumario - Car­los Orías B

El mo­vi­mien­to de la cor­te­za te­rres­tre no so­lo da for­ma a los con­ti­nen­tes, tam­bién con­di­cio­na el sur­gi­mien­to de es­pe­cies úni­cas. Es el

ca­so de Inia bo­li­vien­sis, una es­pe­cie de del­fín que evo­lu­cio­nó tras que­dar ais­la­do en los ríos de lo que hoy es Bo­li­via. Una jo­ya de la na­tu­ra­le­za com­pa­ra­ble con el ja­guar, no so­lo por su si­tial, en la ci­ma de la pi­rá­mi­de ali­men­ti­cia sub­acuá­ti­ca, si no por que es igual­men­te vul­ne­ra­ble a las ac­ti­vi­da­des hu­ma­nas.

Se­ma­nas atrás, cien­tí­fi­cos bo­li­via­nos y co­lom­bia­nos na­ve­ga­ron por el nor­te del Par­que Nacional Noel Kempff Mer­ca­do, fron­te­ra con Bra­sil, pa­ra ha­cer una es­ti­ma­ción de la po­bla­ción de bufeos. La ex­pe­di­ción cons­ta­tó que aun­que la es­pe­cie se be­ne­fi­cia de la pro­tec­ción del par­que en el la­do bo­li­viano, es vul­ne­ra­ble a las ac­ti­vi­da­des hu­ma­nas.

La edu­ca­ción desem­bo­ca en pre­ser­va­ción de la na­tu­ra­le­za, es de­cir, en bue­nos com­por­ta­mien­tos. Ca­da eta­pa del cre­ci­mien­to de los hi­jos re­quie­re de es­tra­te­gias es­pe­cí­fi­cas pa­ra edu­car­los.

Ju­gar o dar­les un mo­men­to pa­ra re­fle­xio­nar so­bre lo que han he­cho mal es una ma­ne­ra de que to­men con­cien­cia so­bre las ra­zo­nes de un cas­ti­go de que apren­dan a au­to­dis­ci­pli­nar­se. Es­ta edi­ción coin­ci­de con el aniver­sa­rio 208 del gri­to li­ber­ta­rio de La Paz. Co­mo ho­me­na­je, en­sa­ya­mos una vi­si­ta a los cin­co mu­seos de uno de los sec­to­res más tra­di­cio­na­les de La Paz: la ca­lle Jaén. Hay mu­cho pa­ra ver en esos cin­co re­po­si­to­rios de la his­to­ria, la ri­que­za y la mú­si­ca pa­ce­ña.

LA EDU­CA­CIÓN DESEM­BO­CA EN PRE­SER­VA­CIÓN DE LA NA­TU­RA­LE­ZA, ES DE­CIR EN BUE­NOS COM­POR­TA­MIEN­TOS, TAM­BIÉN AL FOR­MAR A LOS HI­JOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.