His­tó­ri­ca Jaén. Ma­gia y mu­seos en una tra­di­cio­nal ca­lle de La Paz

RE­PLE­TA DE MA­GIA Y MU­SEOS ASÍ ES UNA DE LAS CA­LLES MÁS TRA­DI­CIO­NA­LES DE LA PAZ

El Deber - Extra (Bolivia) - - Sumario -

El abu­rri­do jo­ven cru­za­ba la ca­lle Apo­li­nar Jaén cuan­do un gra­ve caballero subía. El jo­ven lo vio ex­tra­ña­men­te ves­ti­do y pen­só que sa­lía de una fies­ta de dis­fra­ces. Le pi­dió fue­go y el hom­bre, enoja­do, le res­pon­dió que no te­nía y que ha­ble me­jor. “Es el col­mo có­mo ha­blan hoy”, pro­tes­tó. “Qué cla­se de pa­dres te ha­brán cria­do”. El jo­ven se mo- les­tó y am­bos ter­mi­na­ron desafián­do­se a los pu­ños. An­te el pri­mer pu­ñe­ta­zo, el jo­ven se dio cuen­ta de que su mano atra­ve­sa­ba la ima­gen. Cuan­do se dio cuen­ta que pe­lea­ba con un fan­tas­ma, le di­jo que no iba a ha­cer­le da­ño y se pu­sie­ron a char­lar. El gra­ve caballero co­men­zó a con­tar có­mo lo ha­bían ahor­ca­do y pro­tes­ta­ba por­que la es­ta­tua de la pla­za en reali­dad no re­fle­ja­ba su as­pec­to fí­si­co. Es una de las le­yen­das de la ca­lle Apo­li­nar Jaén, que lle­va el nom­bre de un lu­cha­dor por la in­de­pen­den­cia que, co­mo Pe­dro Do­min­go Mu­ri­llo, el fan­tas­ma que se apa­re­ció al jo­ven, fue eje­cu­ta­do.

En esa ca­lle es­tá la ca­sa en la que vi­vió el pró­cer, con­ver­ti­da en un mu­seo. En­tre las ha­bi­ta­cio­nes de la plan­ta al­ta des­ta­ca la Sa­la de Ora­to­rio, con una re­cons­truc­ción de un re­ta­blo del si­glo XVIII. En la Sa­la de la Cons­pi­ra­ción hay una gran me­sa y si­llas de dis­tin­to es­ti­lo que re­crean el am­bien­te de las reunio­nes que en esos días de ju­lio de 1809 lle­va­ron a la for­ma­ción de la Jun­ta Tui­ti­va, cu­ya Pro­cla­ma ex­pre­sa­ba el de­seo de li­be­rar al Al­to Pe­rú del im­pe­rio es­pa­ñol.

Mu­seo Cos­tum­bris­ta

El Mu­seo Cos­tum­bris­ta Juan de Var­gas lle­va el nom­bre del pri­mer al­cal­de de La Paz. Se pue­den apre­ciar pin­tu­ras de La Paz de an­ta­ño co­mo el an­ti­guo tran­vía y de la vi­ta­li­dad de los tam­bos pre­co­lom­bi­nos. Hay una re­pro­duc­ción de la ves­ti­men­ta del chu­cu­ta, atuen­do in­dí­ge­na de me­dia­dos del si­glo pa­sa­do. Lla­ma la aten-

ES LA CA­LLE FA­VO­RI­TA DE VA­RIOS VIA­JE­ROS QUE PU­BLI­CAN RE­SE­ÑAS EN IN­TER­NET

ción una ar­ma­du­ra es­pa­ño­la de la épo­ca de la con­quis­ta.

Mu­seo del Li­to­ral

Ex­hi­be las vi­das de hé­roes de la Gue­rra del Pa­cí­fi­co, co­mo La­dis­lao Ca­bre­ra y Eduar­do Aba­roa. Tam­bién des­ta­ca la fi­gu­ra de Ig­na­cia Ze­ba­llos, que par­ti­ci­pó en la Ba­ta­lla del Al­to de la Alian­za y en la Gue­rra del Pa­cí­fi­co. Fue la crea­do­ra de la Cruz Ro­ja Bo­li­via­na. Sus res­tos re­po­san en una ro­ton­da de War­nes.

Mu­seo de Metales Preciosos

Res­guar­da el Te­so­ro de San Se­bas­tián, la co­li­na de Co­cha­bam­ba que fue de­fen­di­da por las cé­le­bres He­roí­nas de La Co­ro­ni­lla el 27 de ma­yo de 1812. Los te­so­ros de un en­te­rra­mien­to fú­ne­bre ti­wa­na­ko­ta en esa co­li­na fue­ron res­ca­ta­dos en 1916 por el geó­lo­go Fe­de­ri­co Ar­mes­te­gui. Años des­pués, es­te y otros te­so­ros die­ron ori­gen al mu­seo, hoy uno de los más vi­si­ta­dos. Des­de 1976, año de crea­ción del mu­seo, el te­so­ro es la atrac­ción prin­ci­pal.

Ins­tru­men­tos musicales

Las le­yen­das cuen­tan que en la es­qui­na don­de es­tá el Mu­seo de Ins­tru­men­tos Musicales de Bo­li­via se guar­da­ban los ca­ba­llos y ca­rrua­jes que has­ta ha­ce po­co al­gu­nos veían por la ca­lle. Tam­bién cru­za­ba una ca­rro­za de fue­go, has­ta que de­ci­die­ron po­ner una cruz ver­de, que hi­zo ce­sar las apa­ri­cio­nes.

Mu­chos de los ins­tru­men­tos que se pue­den ver han si­do crea­dos por el exi­mio cha­ran­guis­ta y com­po­si­tor Er­nes­to Ca­vour. Se pue­den ver ins­tru­men­tos pre­co­lom­bi­nos de to­do el país y tam­bién las adap­ta­cio­nes lo­ca­les de los ins­tru­men­tos de la pe­nín­su­la.

TE­SO­ROS, HÉ­ROES, MA­PAS, OB­JE­TOS QUE­RI­DOS Y MI­TOS SE JUN­TAN EN ES­TA CA­LLE

Am­bien­te co­lo­nial La ca­lle man­tie­ne su ai­re co­lo­nial y bu­lli­cio­so: cal­za­da em­pe­dra­da, fa­ro­las, puer­tas an­ti­guas y te­chos de te­ja

Ar­te­sa­nía y mú­si­ca Se pue­de ver cla­ra­men­te có­mo evo­lu­cio­nó la adap­ta­ción in­dí­ge­na de los ins­tru­men­tos traí­dos des­de Es­pa­ña

Ma­de­ra con­tra la­dri­llo Los bal­co­nes con ma­de­ra tor­nea­da y los din­te­les de pie­dra ta­lla­da con­tras­tan con el la­dri­llo vis­to de las ca­sas del fon­do

Pa­ra la eter­ni­dad Dos pla­cas re­cuer­dan que el pró­cer en­tre­gó su vi­da por la li­be­ra­ción del do­mi­nio es­pa­ñol en Chu­quia­go

En­tra­da a 1879 Do­cu­men­tos, ma­pas y ban­de­ras de la Gue­rra del Pa­cí­fi­co se guar­dan en el Mu­seo del Li­to­ral Bo­li­viano

El pa­tio Es­tá den­tro de la Ca­sa Mu­seo de Mu­ri­llo. En­tre las ha­bi­ta­cio­nes es­tá la Sa­la de la Cons­pi­ra­ción

Mu­seo Cos­tum­bris­ta Hay fotos an­ti­guas, in­du­men­ta­ria tí­pi­ca y pin­tu­ras de la vie­ja La Paz

Ra­ros y cu­rio­sos En­tre los ins­tru­men­tos hay va­rios que fue­ron crea­dos por el cha­ran­guis­ta y com­po­si­tor Er­nes­to Ca­vour

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.