LO QUE QUE­DÓ EN EL TIN­TE­RO

El Deber - Extra (Bolivia) - - Lectores -

La ni­ñez de la Chir­lo­bir­lo

La ac­triz co­lom­bia­na Ca­ro­li­na Gai­tán, que pro­ta­go­ni­za a Ca­ta­li­na, en la no­ve­la Sin se­nos sí hay pa­raí­so, re­cuer­da que tu­vo una ni­ñez muy her­mo­sa en una fa­mi­lia amo­ro­sa y nu­me­ro­sa de cua­tro her­ma­nas mu­je­res y un va­rón, que la­men­ta­ble­men­te fa­lle­ció muy jo­ven en un ac­ci­den­te de avia­ción.

La Gai­ta, co­mo se la co­no­ce en el mun­do ar­tís­ti­co, era una ni­ña amo­ro­sa, in­quie­ta y ale­gre, pe­ro no tra­vie­sa, acla­ra, por­que si se por­ta­ba mal le ja­la­ban las ore­jas. “Si mi pa­pá me de­cía Ca­ro­li­na, era gra­ve, por­que él de ca­ri­ño me lla­ma­ba Chir­lo­bir­lo, que es un pa­ja­ri­to de pier­nas fla­qui­tas y yo siem­pre las tu­ve así, has­ta hoy”, di­ce. Co­mo ella era la me­nor de las ni­ñas, fue bas­tan­te adu­la­da, afir­ma su her­ma­na ma­yor, Ale­xan­dra, que fue un pi­lar muy im­por­tan­te en la vi­da de la ac­triz, pues­to que, des­pués de su ma­dre, era la que la cui­da­ba.

“Mi pa­pá, Jai­ro Gai­tán, que es pi­lo­to de avión siem­pre me lle­va­ba a vo­lar con él, un hom­bre muy so­ña­dor, tan­to o más que yo. En su épo­ca te­ner esa ca­rre­ra era to­do un desafío”, re­mar­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.