EL MU­SEO GUARDARÁ TO­DA LA ME­MO­RIA

El Deber - Extra (Bolivia) - - Historia -

“Te­ne­mos de­ce­nas de mi­les de ele­men­tos sin cla­si­fi­car”, afir­ma la sub­di­rec­to­ra del Mu­seo Na­cio­nal de Chernobyl, Anna Ko­ro­levs­ka­yaDu­ran­te la en­tre­vis­ta ex­pli­ca que el per­so­nal del re­po­si­to­rio tra­ba­jó di­rec­ta­men­te con los li­qui­da­do­res pa­ra re­co­ger ma­te­rial.

“Mu­chos en­tien­den que son mor­ta­les. Han ido fa­lle­cien­do. En­tien­den que es aquí don­de su me­mo­ria per­ma­ne­ce­rá y nos en­vían ob­je­tos”, des­cri­be la fun­cio­na­ria.

Hu­bo una épo­ca en que la in­for­ma­ción so­bre Chernobyl lle­va­ba el se­llo de “se­cre­ta” y era guar­da­da por la axn­ti­gua agen­cia de es­pio­na­je so­vié­ti­co, la KGB. Con la di­so­lu­ción de la URSS, esa cla­si­fi­ca­ción fue re­ti­ra­da y mi­les de do­cu­men­tos so­bre el ma­ne­jo de la fu­ga ra­diac­ti­va fue­ron li­be­ra­dos.

Otra can­ti­dad de ma­te­rial pro­vie­ne del ar­chi­vo mu­ni­ci­pal de Prip­yat, con­tie­ne mi­les de car­tas que lle­ga­ron tras el desas­tre, de gen­te que se ofre­cía co­mo vo­lun­ta­rios pa­ra ayu­dar a des­con­ta­mi­nar la zo­na, o que­rían albergar ni­ños, o ayu­dar con el tra­ta­mien­to de las víc­ti­mas.

Al prin­ci­pio se cre­yó que ese ar­chi­vo es­ta­ba con­ta­mi­na­do y se pen­só en des­truir­lo, pe­ro el subal­cal­de de Prip­yat, Ale­xan­der Esau­lov guar­dó las bolsas en su ga­ra­je has­ta que de­ci­dió en­tre­gar­nos los pa­pe­les pa­ra que los ar­chi­ve­mos.

“En­tien­den que son mor­ta­les y nos en­vían sus ob­je­tos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.